Miércoles 16.10.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
13 de septiembre de 2019 | Provincia

Graves acusaciones

Mientras Berra hace la vista gorda, se acumulan las irregularidades en Asuntos Internos

Cuestionado, el titular del organismo provincial cubriría a su esposa, María Rosario Sardiña, y al entorno de amigos que los acompaña a fin de cuidar sus propios intereses. En tanto, se desdibuja aún más el rol de la provincia, desde donde encontraron muchas dificultades para cumplir con las promesas para los efectivos policiales.

El titular de la Auditoría General de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense, Guillermo Berra, es denunciado de conducir el área por medio de la persecución y la condena anticipada de los miembros de la fuerza de seguridad provincial, sobrepasando los límites de la legalidad. Por otro lado, decidió seguir cubriendo al Auditor Sumarial Mariano Santana, sindicado como un gran operador judicial, armando un verdadero círculo lindante con la corrupción con sus amigos más íntimos.

Algunos de los amigos de Santana, pertenecientes al ámbito judicial, son Máximo Zitti, en la fiscalía de La Plata, y Gastón Rueda, en la fiscalía de Florencio Varela. Asimismo, en sus años como auditor Sumarial ha logrado incrementar su patrimonio considerablemente y ser propietario de un Mercedes Benz.

Sin embargo, ni Berra ni su mujer, la auditora Sumarial María Rosario Sardiña, estarían en condiciones de investigar a Santana, dado que la doctora sería amiga del cuestionado auditor. Otro dato que fue recabado por este medio es que todos los colaboradores del auditor Sumarial son empleados policiales, tal es el caso de, por ejemplo, la oficial Principal Aldana Ron, cuyo marido habría sido acusado de “ñoqui” de la tristemente célebre comisaría primera, y sobre quien nunca existió una medida administrativa o sanción.

En este sentido, vale decir que en la comisaría primera el dinero de las horas POLAD (horas adicionales) se guardaría en una caja fuerte y no en el despacho del comisario, como sucedía en la departamental de Darío Camerini. En este caso, la recaudación había sido depositada en una cuenta bancaria oficial a cargo de las entidades contratantes (el 90 por ciento de ellos son los ministerios provinciales).  La causa iniciada a partir de esa auditoría jamás prosperó, quizá para no ahondar en la pata política. Otro caso con iguales características se habría dado en la comisaría primera de Florencio Varela con las horas POLAD.

UN SISTEMA SUCIO

Otro caso que llegó a este medio es el del doctor Juan Manuel Aguirre, ex empleado de la Auditoria General de Asuntos Internos, quien sería amigo íntimo de Santana (incluso, lo habría invitado a su casamiento). Dicho letrado representaría casi el 70 por ciento de las defensas a policías que son investigados en la ciudad de La Plata, cobrando honorarios muy elevados y teniendo siempre éxito en sus cometidos, lo cual es atribuido a su vínculo con Santana.

Las acusaciones que vertió un testigo reservado a este medio señalan que Berra, Sardiña y sus amigos “se encargan de perseguir fantasmas”, realizando denuncias falsas para realizar investigaciones de todo tipo con la complicidad de la directora de Denuncias, Evelyn Sampayo, recientemente promovida a comisario Inspectora.

En medio de todo esto, las investigaciones iniciadas por irregularidades en el manejo de fondos de la Superintendencia de Servicios Sociales “no prosperan o son desestimadas”, lo cual es atribuido a que el marido de Sampayo y sus hermanas se encuentran trabajando en dicha área.

“Quizás ese sea el motivo por el que a Berra no le llame la atención que, en un momento de extrema crisis, la Superintendencia haya comprado un hotel en Mar del Plata, un complejo de cabañas en Tandil, se iniciaron gestiones para la compra de otro complejo en Mar de las Pampas y se adquirieron unos veinte Mercedes Benz en forma directa”, afirmó a REALPOLITIK una fuente reservada.

MÁS IRREGULARIDADES

El grupo de Sardiña también se compone de Demian Smoler, recientemente designado director dentro del área Auditoria Patrimonial. En dicho sector sería de público conocimiento que las investigaciones que afectan a Berra o a su entorno son cajoneadas o desestimadas, y que recibe indicaciones de su esposa sobre lo que tiene que hacer, especialmente con el personal femenino (dado que a muchas mujeres se las ha limitado o desplazado de sus funciones).

En el medio queda el cuestionado rol del gobierno de la provincia de Buenos Aires. La provincia insiste, con verguenza, en pedirles perdón a los efectivos por las deficiencias de su gestión para con el sector y por no haber podido equipar a la Policía Bonaerense con la Metropolitana, entre otros temas. Mientras tanto, el policía Jonathan Benítez era despedido por sus familiares tras morir producto de un balazo que recibió trabajando para Uber, buscando ganar algo de dinero extra.

EL CASO SCHALITZ

Para entender el entramado de corrupción vigente, vale conocer el caso del comisario inspector de Pergamino, Maximiliano Schalitz, casado con otra policía. Su suegro tiene un campo en Carmen de Areco, donde en mayo pasado Gendarmería encontró 2 mil kilos de marihuana.

La investigación apunta a que la droga era del comisario, de un secuestro tras el cual declaró menos de lo real y se habría quedado con el resto para ser reinsertada en el mercado nuevamente, dado que supuestamente iba a ser vendida a la Banda de Don Patricio. Al polémico agente lo sacaron de Pergamino, fue investigado por Asuntos Internos, y dos meses después lo premiaron con la división narcotráficos de Pilar.

Dicha designación se debería a la estrecha relación del comisario Schalitz con altos funcionarios de Cambiemos, quienes intercedieron llamando a las oficinas de La Plata. Cabe recordar que Pilar es un distrito muy cuestionado en lo que respecta a cuestiones de narcotráfico, ya que las estadísticas señalan que es el epicentro de la droga que se distribuye en zona norte. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
18 Sep | 11:13
Ami Mecuelga | hasta_lo[email protected]
Cara de Verga y sus secuaces abultando sus bolsillos. Desesperados por llevarse todo lo que puedan antes de que los saquen a patadas en las urnas. Evidentemente la Gobernadora no piensa hacer nada para sacar la corrupcion del organismo que debe controlar justamente la corrupcion de la fuerza de seguridad. Triste nuestra Argentina. El Cara de Verga destruyo el Organismo desde las bases.
17 Sep | 07:45
Nada nuevo, cara de verga no para de afanar
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.