Miércoles 16.10.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de septiembre de 2019 | Municipales

Socios de Cristóbal López

Pilar: El candidato del Frente de Todos se cambió el nombre para no ser relacionado con su papá imputado

Se trata de Federico Achával, hijo del socio de Cristóbal López en varios bingos y casinos. Fue denunciado e investigado por desviar fondos a través de una cuenta offshore cuyos destinos serían, entre otros, los bolsillos del hijo de Lázaro Báez.

El concejal y candidato a intendente de Pilar por el Frente de Todos, Federico Achával, nació en 1980 con un nombre ligeramente distinto: Federico De Achával. Lo modificó recientemente con el objetivo de evitar ser asociado con su padre, el polémico socio de Cristóbal López en el negocio de las máquinas tragamonedas, acusado de desviar dinero a través de cuentas offshore e investigado en varios países.

A no confundirse, Federico rechazó la relación con su padre pero no con sus negocios. De otro modo, el humilde concejal no podría jamás comprar la costosa Volkswagen Tiguan que maneja, o la Honda CR-V que utiliza su mujer, Agustina Sañudo Freyre. Tampoco podría costear los casi 300 mil pesos mensuales que gasta por mes entre sus tarjetas de banco Galicia y el Columbia.

La política, sin embargo, es poco más que el hobbie de un “niño bien” para  Federico Achával, lo suyo son las empresas. En efecto, figura como integrante de La Quadriga SA, una empresa dedicada a “actividades de inversión en emprendimiento y sociedades de cualquier naturaleza, por cuenta propia o en representación de terceros”, lo que en otras palabras representa una carta blanca para invertir en lo que sea, del modo que sea. También figura en la Corporación de Emprendimientos Urbanos SA y en Binbaires SA, la empresa de su papá dedicada al juego. Hoy por hoy, Binbaires es uno de los aspirantes a manejar el juego online en toda la provincia de Buenos Aires. No obstante ello, la empresa matriz de la familia Achával pareciera ser una offshore llamada Val de Loire.

La sociedad offshore Val de Loire controló durante los últimos años una parte del hipódromo de Palermo. Radicada en Estados Unidos, recibió desde la Argentina millones de dólares del negocio del juego y es blanco de una investigación por lavado de dinero. Según el estudio que la creó, Mossack Fonseca, el “beneficiario final” de la compañía no es otro que Federico de Achával. Además, De Achával es socio mayoritario de HAPSA, la sociedad que explota el hipódromo de Palermo, asociado a Cristóbal López en el negocio de las maquinitas y que recibió investigaciones en Estados Unidos y Uruguay.

En los últimos meses, De Achával fue imputado por transferir 70 millones de dólares a una firma offshore vinculada a Leandro Báez, hijo del infame Lázaro.

En efecto, una investigación de la Unidad de Información Financiera (UIF) comprobó que parte de los 70 millones de dólares que Val de Loire sacó del país, pasaron a una cuenta offshore llamada Wheaton Corporation, ubicada en el paraíso fiscal de Curazao y de allí a la cuenta de Teegan del banco suizo Lombard Odier, y que administra Leándro Báez.

Federico Achával heredó de su padre el morboso placer de pasear por los juzgados. Hasta el momento, tuvo una causa en el juzgado comercial 6 iniciada por el Círculo de Inversores SA de Ahorro por una ejecución prendaria, otra en el juzgado comercial 14 iniciada por Raúl Antonio Vieyra y un pedido de quiebra del BBVA Banco Francés en el juzgado comercial 2.

Aunque pareciera ser una marca registrada de Juntos por el Cambio, esta vez el Frente de Todos de Pilar decidió reeditar la vieja estampa de Mauricio Macri: la historia del candidato “hijo de papá”, que maneja costosos vehículos, desvía fondos a cuentas offshore y pasea por los pasillos de los juzgados. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.