Sábado 08.08.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de septiembre de 2019 | Nacionales

Épocas de malaria

Endeudados, periodistas K esperan volver al ruedo

Cynthia García y su pareja, Leonardo Francisco Pérez Candreva, quedaron en el centro de la polémica por una práctica tan antigua como deleznable. Los salarios múltiples, acomodos y acuerdos, tanto económicos como políticos y universitarios, que el periodismo acólito recibe a cambio de sus opiniones.

En este sentido, la Universidad Nacional de La Plata pareciera ser la usina de donde emergen como una fuente inextinguible de dinero todos los contratos hacia periodistas y dirigentes políticos amigos. Hace apenas unos días, REALPOLITIK demostró que Fernando Luis Esteche, quien se encuentra preso en la cárcel de Ezeiza a raíz de la investigación por el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA a través del Pacto de Entendimiento con Irán, continúa engrosando la plana de docentes de la casa de estudios. Incluso tras las rejas, cobraba un jugoso sueldo como docente que superaba los 50 mil pesos mensuales.

Algo similar ocurre con la ex panelista de 678, quien en mayo de 2018, por ejemplo, cobró de la UNLP 41.852 pesos, un salario que deja muy atrás al promedio de sus colegas docentes. Hasta el día de hoy, mantiene su contrato con la universidad.

Cynthia también es propietaria del sitio web La García, en el que se jacta de ser la portavoz de la comunicación popular. Llamativamente, lo “popular” pareciera incluir numerosas pautas de organismos públicos y privados que, al menos en su opinión, difícilmente aseguren la independencia de sus opiniones. No sólo ello, sino que su socio en La Pérez García SRL y pareja no es otro que Leonardo Francisco Pérez Candreva, quien coincidentemente se desempeñaba como vocal en el Consejo Asesor de la Unidad de Información Financiera (UIF) en los años en los que el periodismo sacaba a la luz informes financieros de dirigentes políticos.

A pesar de los jugosos contratos y las pautas publicitarias, García pareciera negarse sistemáticamente a pagar sus deudas. Para la entidad FF Privado Frankel, los 47 mil pesos que Cynthia Garcia no pagó ya son irrecuperables. Mientras que para el HSBC, los 14 mil que le debe la periodista son “de alto riesgo de insolvencia/difícil recuperación”, para el Supervielle, los 34 mil que se llevó son de “cumplimiento deficiente”.

Su pareja Pérez Candreva no se queda atrás. Además de tener otro contrato por la Universidad Nacional de La Plata, tuvo un empleo en la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires. Aún así, y siguiendo la conducta de su novia, figura en la lista negra de ARBA como deudor categoría 3, un paso previo a la instancia judicial.

Pérez Candreva formó parte de un polémico equipo de asesores de la UIF, dado que la mayoría de ellos partieron del Instituto de Estudios Fiscales y Económicos (IEFE) fundado por Sbattella. En efecto, la mayoría fueron acusados de no tener ninguna preparación en el combate contra el lavado de dinero y de ser puestos a dedo como representantes de la Comisión Nacional de Valores. De hecho, se sugirió que Pérez Candreva fue incluso nombrado en la CNV de forma exprés para poder ser nombrado después en la UIF. El desmadre fue tan alevoso que la mayoría de los asesores en lavado de dinero, que es un delito internacional, ni siquiera sabían inglés. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.