Miércoles 16.10.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
29 de septiembre de 2019 | Nacionales

SIn estrategia

Desorientado, Juntos por el Cambio apuesta al “sálvese quien pueda"

El gobierno de Mauricio Macri sube un cambio y este sábado lanzó la primera parada de la caravana de la esperanza de Juntos por el Cambio en el coqueto barrio de Belgrano R. Pura cepa Cambiemos. 

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

Sólo algunos actores muy próximos al presidente expresan cierto optimismo en la reversión del resultado de las PASO. María Eugenia Vidal ya piensa en su futuro cuando deje la gobernación, y se limita a fortalecer los distritos en los que cree que sus candidatos tienen posibilidades de obtener una victoria. Hace algunas horas, Claudio Jaquelin, periodista de La Nación TV, comentó que “el fantasma de Cristina ya no asusta a nadie”, y agregó que, al fallar el diagnóstico, toda la campaña electoral estuvo mal implementada. Hasta que derrapó. 

Sergio Massa, primer candidato a diputado nacional de la provincia de Buenos Aires del Frente de Todos, se refirió al cronograma de las treinta ciudades que anunció el gobierno sin contemplaciones. Habló de un gobierno “sin rumbo” y no dudó al hablar de una “gira de despedida”. 

“El gobierno, que vivió un retroceso y que tiene claramente a la mayoría de la sociedad argentina dándole la espalda, lo que intenta es generar alrededor del candidato a presidente alguna mística para tratar de recuperar una elección”, aseguró.

Massa también se refirió a Miguel Pichetto y a su empecinada insistencia en alertar sobre la supuesta “revolución socialista” que entrañaría una victoria de la fórmula Fernández - Fernández.
“En la idea de seguir sosteniendo la grieta se construyen frases desafortunadas. Argentina lo que necesita es superar la grieta, Alberto ha sido claro. Vamos hacia un gobierno que trabaje primero respetando individualmente a cada argentino, su esfuerzo, su patrimonio. Esa frase tiene más que ver con la idea de sostener una grieta que el 11 de diciembre empieza a terminarse y se empieza a cerrar”.

“Es una gira despedida de Mauricio Macri”, disparó Massa sobre la caravana del líder Pro que el sábado comenzó en el coqueto barrio porteo de Belgrano R, lo que algunos leen como un intento del oficialismo por revalidar el escenario electoral en busca de un resultado que fuerce al ballotage y otros ven como la búsqueda de fidelizar su voto duro.

“Todos los días (el gobierno) va como cambiando la agenda tratando de ver si reencuentra un rumbo –aseguró Massa-, cuando en realidad el problema de fondo es que la sociedad le planteó el 11 de agosto que el camino que eligieron en estos cuatro años es una camino equivocado”. Y amplió: “Estamos frente a la peor inflación de los últimos treinta años, con un nivel de actividad caído en 11 puntos en los últimos cuatro años, un cierre de pymes y comercios sin precedentes en Argentina, con una caída del empleo sólo en el último año de más de 100 mil personas, con una deuda contra PBI que casi llega al 90 por ciento, claramente estamos en una situación mucho peor que hace cuatro años”.

Con Alberto Fernández, el desafío será “salir de la lógica de timba y especulación financiera como centro de la economía y pasar a la producción y el trabajo como centro de la construcción de las políticas públicas en Argentina”, concluyó.

En los últimos días, el gobierno ha dado reiteradas señales de que trata de fortalecer su núcleo duro de votantes para contar con una representación legislativa adecuada para presentarse como una oposición significativa después del 10 de diciembre. La insistencia del presidente Mauricio Macri en que “la elección (PASO) no existió”, la reunión entre Miguel Pichetto y Jair Bolsonaro y la entrega del complejo de Chapadmalal a la Gendarmería son algunos de los puntos más salientes de esta estrategia, que difícilmente aumentará los sufragios de Juntos por el Cambio en los comicios del 27 de octubre. 

Sobre todo, falta unidad de criterio en las campañas. Varios de los intendentes más caracterizados de Cambiemos hace rato que tratan de presentarse como candidatos municipalistas. No sólo se han despegado de Macri, sino también de Vidal, y hasta algunos promueven la candidatura de Alberto Fernández. Abandonaron hasta el amarillo de Cambiemos. Nicolás Ducoté optó por el color blanco, Diego Valenzuela por un tono azul - celeste que provoca confusión con el del Frente de Todos, Ramiro Tagliaferro por el rojo, Martiniano Molina por el verde, Néstor Grindetti enseña en afiches y videos a cortar boleta… Todo vale para tratar de sobrevivir. Aunque la calidez vecinal a la que apuestan se choque de bruces con los dichos de la fórmula presidencial de Juntos por el Cambio, y las fotos de Pichetto con Bolsonaro. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.