Miércoles 16.10.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
5 de octubre de 2019 | Séptimo Arte

Cobertura REALPOLITIK

Mario Castañeda, la voz de Goku: "En los 90 México perdió el monopolio del doblaje por malas entregas"

El actor conocido mundialmente por ser la voz de Goku adulto en Dragon Ball habló del estado de la industria en un contexto donde Latinoamérica ramificó la producción y Argentina aparece entre las ofertas más competitivas.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

Con más de 35 años en la industria del doblaje, Mario Castañeda se convirtió en la voz de una generación gracias a interpretar a Goku, el protagonista de Dragon Ball, en su versión adulta. Aún así, también se lo pudo escuchar en diferentes producciones, pero por sobre todas las cosas gracias a ser el que casi siempre le pone la voz a Bruce Willis, Jim Carrey y Mark Ruffalo, por mencionar algunos, así como recientemente se popularizó con la versión doblada de Friends en donde interpretó a Ross Geller.

A pesar de que para muchos puede resultar extraño, la versiones en español latino muchas veces son las más elegidas por los espectadores. Por una decisión editorial de los distintos canales que desde hace algunos años optaron por emitir producciones dobladas, o por elección de los usuarios que prefieren no leer, como en el caso de Netflix, que hace unos años reveló que la mayoría de los clientes no ven películas y series en inglés, el doblaje se ha vuelto cotidiano.

En el caso de la Argentina, de los 2000 en adelante los costos se volvieron un beneficio importante para la industria norteamericana. “En los 90, México perdió el monopolio por las malas entregas no en calidad sino por los tiempos, el cliente no te puede esperar”, explicó Castañeda, quien además señaló que dicho país tuvo una baja del 35 por ciento en el mercado con señales como Discovery Channel o A&E que se fueron a otros lugares.

En diálogo con REALPOLITIK, habló de la situación actual del doblaje y de lo que significó para él ser parte de uno de los animés más exitosos de todos los tiempos.

RP.- ¿Cuánto cambió el mercado desde que no pasa todo por México?

La exigencia siempre ha sido la misma, la calidad tiene que ser siempre la mejor. La materia prima son los actores y hacen falta actores nuevos cada día. Es muy complicado producir buenos actores, se produce a cuenta gotas y no se tiene el material humano que se necesita.

En los 90, México perdió el monopolio por las malas entregas en tiempos. El cliente no te puede esperar. Siempre estuvo el pensamiento de “quien dice viernes, dice lunes, luego lo entregamos”. Pero el doblaje se maneja con tarjetas de memoria, en donde están todos los idiomas en los que se puede ver, y si tu versión no llega a tiempo, retrasa todo. Así se fue Discovery, History, A&E. Las industrias de Argentina, Chile, Colombia siempre han existido, pero no habían crecido. Entonces Estados Unidos buscó por otro lado.

RP.- ¿De qué manera influyó el avance tecnológico?

La industria ha cambiado, la inmediatez es algo muy grande y muy fuerte. La serie se estrena casi al mismo tiempo en inglés y en español. Esto obliga a ir muy pegado con la postproducción. Ya no trabajamos con los materiales finales, casi que vamos al día, se corrigen líneas, mezclas y todo se envía por computadora. Esto cambió la industria. Antes no existían los canales de cada productora, entonces ahora Estados Unidos quiere estrenar casi en simultáneo. Son exigencias modernas del doblaje que le pegan directamente a la calidad porque hay pocos actores.

RP.- ¿Con cuánta antelación podés preparar un personaje?

Nunca sabemos lo que vamos a grabar, cuando sos parte de una serie o de un personaje fijo, ya tenés un conocimiento y sabés por qué línea se mueve todo. Pero no hay modo de saberlo antes, porque sería complicado que todo el elenco conociera todo lo que se va a grabar.

Cualquier director que te llama a trabajar se fija en tu perfil, en tu voz. Rara vez te van a llamar a grabar algo que no va con vos de manera natural. Llegas, escuchas al personaje una vez y luego vas grabando frases, no hay tiempo de estudio o preparación. Esto en el doblaje del día a día.

RP.- ¿Cómo te llegó la posibilidad para ser Goku?

No hubo casting, Gloria Rocha, la directora de doblaje, me eligió, pensó en mí y no se lo ofreció a nadie más. Le dije que no, el animé es difícil, ahora el lip sync está perfecto, antes era movido, no les interesaba la sincronía como la ves ahora. Había que estar viendo todo el tiempo la pantalla, porque la boca no iba con el sonido.

Además, en ese momento yo estaba peleado con Gloria y ella no se acordaba, pero yo sí. Y por eso le dije que no. Dragon Ball ahora es muy conocido, pero la realidad es que hace 22 años cuando Goku creció nadie sabía lo que podía pasar, era una serie más, no era algo que se esperara de manera especial.

RP.- ¿Por qué terminaste aceptando?

Tuvo mucho que ver mi hijo Arturo, cuando le comenté que me habían ofrecido, él era fan y para él era muy importante que papá le diera voz a Goku adulto, se volvió loco cuando dije que había dicho no.

RP.- ¿Qué te genera ser la voz de una generación? ¿Por qué tuvo tanto éxito?

Tengo años que me lo dicen y de pronto no lo puedes dimensionar como lo dimensiona la gente. Creo que un doblaje no puede hacer famosa a una serie, si una serie no es buena el doblaje no va a hacer magia. Se dice que en “Don gato y su pandilla” la hizo prevalecer en latinoamérica, no lo sé… Pero sí creo que el doblaje malo puede echar algo a perder.

Creo que en Dragon Ball tuvo que ver el trabajo de todos, que hicimos un buen trabajo, con una serie que tiene elementos muy básicos pero profundos: la amistad, el valor, el sacrificio, nunca darte por vencido, dar la vida por los que no pueden defenderse. Valores que parecen escondidos, el animé tiene una base de violencia muy del japonés que asusta a las sociedades, pero eso es el animé.

RP.- ¿Qué le dirías a alguien que quiere incursionar en el doblaje?

Siempre pensé que el doblaje se tiene que seguir por vocación, la vocación de entretener. Que descubras la vocación lo más temprano posible, porque tenés la oportunidad de estudiar la carrera. México ve el doblaje como una expresión artística y no como una expresión de locución, primero estudiás arte dramático y después te especializás. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
06 Oct | 05:01
Gastón Nicolás | Mail
Cierro los ojos y escucho a goku
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.