Domingo 08.12.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de octubre de 2019 | Nacionales

Entrevista REALPOLITIK.TEL

“Patricia”, el libro de Ricardo Ragendorfer que habla de las vidas de Bullrich y Rodolfo Galimberti

Así lo afirmó Ricardo Ragendorfer, autor del libro "Patricia, de la Lucha Armada a la Seguridad" sobre la vida de la ministra de Seguridad del gobierno de Mauricio Macri. "Durante toda su vida se caracterizó por el alpinismo político", aseguró.

HORACIO DELGUY

por:
Santiago Sautel

El escritor de 'Patricia, de la Lucha Armada a la Seguridad', Ricardo Ragendorfer, dialogó con REALPOLITIK TELEVISIÓN (www.realpolitik.tel) sobre el recorrido de Patricia Bullrich a lo largo de su carrera política y los orígenes de su familia. "El rasgo más conocido es su constante zigzagueo a lo largo del arco político e ideológico", aseguró.

A continuación, lo más destacado de la entrevista.

RP.- ¿Qué lo llevó a escribir este libro?

El rasgo más conocido de su trayectoria es su constante zigzagueo a lo largo de todo el arco político e ideológico que uno se pueda imaginar. A mí me interesaba explorar el trasfondo de ese recorrido y escribir este libro, puesto que abarcaba su gestión al frente del ministerio de Seguridad, que tal vez sea el costado más polémico de un régimen político por demás cuestionable.

Me interesaba, dada la opacidad del personaje, cuya importancia está dada en pegarse como un chicle en la suela del zapato a personajes que ella toma por ganadores a través de los cuales puede escalar posiciones, escribir una historia que supere al personaje.

RP.- ¿Cómo es la cuna de Patricia Bullrich?

El linaje familiar, su triple apellido: Bullrich Luro Pueyrredón, era de algún modo ineludible.

Patricia es fruto de la unión del doctor Alejandro Julián Bullrich y de Julieta Estela Luro Pueyrredón. 130 años antes de esa unión, aparece el primer Bullrich en Buenos Aires, que era un mercenario alemán que es capturado en la batalla de Ituzaingó, en 1827 durante la guerra del Brasil. El tipo es un buscavidas, o un emprendedor como se le dice ahora, que se casa con una mujer que era hija de un hidalgo español que había sido fusilado en 1812 por participar en la conspiración de Martín de Álzaga contra el primer Triunvirato. Lo manda el posterior suegro de Bullrich su fusilamiento, es ordenado por Juan Martín de Pueyrredón. Los Bullrich y los Pueyrredón estuvieron enlazados a través de los paredones se puede decir.

RP.- La implicancia de Bullrich en la política empieza por causalidad según usted...

Por una constelación de circunstancias aparece Rodolfo Galimberti, que era en 1972 el delegado de la juventud ante Perón y vocero de Montoneros, en la casa de la madre. Ahí conoce a Patricia y Julieta Bullrich, se enamora de Julieta y Patricia, que no era tan agraciada como su hermana, se convierte en una especie de bonus de esa relación. A partir de esa circunstancia entran en la política.

RP.- ¿Se tuvo que exiliar y luchó por el retorno?

Ellos nunca dejaron de pertenecer a Montoneros. Esa pertenencia estaba cifrada en la reorganización de la organización y el operativo retorno. En ese momento se produce una ruptura que encabeza Galimberti.

A mí me llama la atención cómo ella cambia los discursos, porque ella dos días antes de la ruptura andaba reclutando pibes para el operativo retorno. A partir de la ruptura a los que había reclutado les dice "no viajen".

RP.- ¿Cómo vuelve al país?

Ella vuelve dos veces. Primero en el 79', después de la ruptura, porque junto con su circulación por Europa le podía costar la vida. Permanece poco tiempo y se va a Brasil, donde no se dedica a la política sino que labura como secretaria del sociólogo Guillermo O'Donnell. Después sí vuelve, en vísperas de la democracia, y con Galimberti comienzan a editar la revista JP y formar una corriente interna, la Juventud Peronista Unificada. Ese espacio político, después de un excelente arranque, con la derrota de Lúder contra Alfonsín se desprestigiaron las apetencias de la opinión pública hacia el justicialismo y era la Juventud Radical lo que estaba en alza.

Fue un punto de inflexión donde se hizo conocida y se empieza a alejar un poco de Galimberti y acercarse a Cafiero, que era presidenciable. Cuando deja de serlo, se acerca a Menem, luego, en medio de la interna Menem - Cavallo, ella se va con Cavallo. Es más, Menem dice "Bullrich es una de esas personas que le muerden la mano a quien le da de comer". Se va con López Murphy, salta a la alianza con De La Rúa; va de un lado al otro hasta tener el ministerio de Seguridad.

RP.- Pasó del peronismo a la Alianza...

Lejos de considerar a Patricia Bullrich, a raíz de esa travesía, una persona que suele cambiar de forma de pensar con frecuencia, en realidad es una persona que cambia de lealtades, que no es lo mismo. Porque, por otra parte, en todos esos cambios ella mostró los mismos patrones de conducta, que creo que fueron el alpinismo político y la acumulación de poder. Siempre estuvo detrás de eso.

RP.- ¿Cómo resurgió desde su paso por la Alianza?

Le costó bastante. Me acuerdo que cuando asume el kirchnerismo ella se ofrece a Béliz, que en ese momento era ministro de Justicia, y la sacaron carpiendo. Incluso forma un partidito, Unión por Todos, y se presenta en una elección. Recién en el 2007 es rescatada por Elisa Carrió, donde Lilita pierde las elecciones como candidata a presidenta contra Cristina Fernández de Kirchner, pero Patricia se convierte en diputada.

RP.- Luego llega su paso por esta gestión...

Sí, ella en ese largo zigzagueo únicamente ocupó dos cargos ejecutivos: el ministerio de Trabajo en la Alianza y el de Seguridad acá. Fue funcionaria de los dos peores gobiernos no militares que tuvo la historia argentina y haciendo las peores cosas. En el gobierno de Macri se ocupó del disciplinamiento social, persecución a funcionarios del anterior gobierno, control del espacio público, a través de un pacto con las fuerzas de seguridad de demagogia punitiva a cambio de vista gorda con los negocios policiales.

RP.- Ella dijo que nunca tuvo un arma en sus manos...

Sí tuvo, lo que no tuvo nunca es puntería. Ella niega su pertenencia a Montoneros, dice que estuvo en la JP, que era una organización de superficie de Montoneros y que fue una militante periférica. Pero no, en el año 74, cuando entra en la clandestinidad, los militantes de la organización de superficie entraban en una especie de dinámica de doble encuadramiento, seguían perteneciendo a esas organizaciones y por otra parte entraban a engrosar en el aparato militar de la orga. Ella no fue un cuadro militar o político, su rango dentro de Montoneros era Cuñada I, nada más. Pero hizo alguna que otra cosita. Hacía tareas de inteligencia previa en el secuestro de los Born, que le cuesta la vida, sin que ella lo previera, a su tío. Después le pone un caño al intendente militar de San Isidro, el coronel Noguer, bien hecho porque el tipo era un represor.

RP.- ¿Ella leyó el libro?

Tengo entendido por una fuente en el ministerio que sí y que no dijo palabra alguna. Creo que es un indicativo de que no he incurrido en demasiadas inexactitudes. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.