Sábado 25.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de noviembre de 2019 | Nacionales

Alta tensión en Todos

Entre Ríos: Bordet desafió a Máximo Kirchner y La Cámpora se quedó sin senadora

El Frente de Todos perdió las elecciones en la provincia de Entre Ríos por apenas mil votos. No sería un resultado catastrófico, si ello no implicase que, de este modo, Juntos por el Cambio sumará dos senadores, contra sólo uno de la fórmula Fernández - Fernández. 

Esa pequeña diferencia generó una grave tensión entre el peronismo que respalda al gobernador Gustavo Bordet y La Cámpora. ¿Cuándo no?

El conflicto radica en que, meses atrás, Bordet hizo un sólido trabajo preelectoral para renovar por amplio margen su cargo de gobernador, mientras que la agrupación liderada por Máximo Kirchner le reprocha no haber desplegado energía similar frente a las elecciones generales. En las PASO, se agrega, la tropa del gobernador estuvo mucho más activa, y la provincia se ganó sin problemas. 

Bordet renovó la gobernación, su candidato a senador nacional y mano derecha, Edgardo Kueider, obtuvo su banca. A Fernández - Fernández una derrota por mil votos no le afectó demasiado en la suma total. Pero la orga cristinista se quedó sin una banca más en el Senado. 

El acuerdo para componer el Frente de Todos en la provincia incluyó la inscripción de Kueider como número uno al Senado, y a la camporista Stefanía Cora como segunda. El acuerdo entre estos dos espacios, muy enfrentados entre sí, se cerró sobre el entendimiento de que no existirían problemas en ganar la elección por amplio margen, tal como ocurrió en la renovación de Bordet y en las PASO. Pero en las generales, según los camporistas, el Diablo habría metido la cola.  

Visiblemente disgustados con el resultado electoral, y con lo que consideran como una escasa predisposición del gobernador para garantizar la victoria, La Cámpora le exigió la renuncia de Kueider para que Cora pudiera acceder a la banca.

Pero ya no gobierna Cristina, por lo que la otrora formidable organización montada sobre el dedo de la ex presidente, ahora dispara cebitas en lugar de misiles. 

A excepción de los sectores ultra K, a nadie pareció afectarle mucho que La Cámpora perdiera un escaño en el Senado, ni en la provincia ni en el resto del país. Más aún, muchos respiraron aliviados. 

Además, en los distritos donde Bordet está más asentado, empezando por su propia ciudad de origen –Concordia-, se ganó con facilidad. No sucedió lo mismo en la línea del Paraná, donde aún quedan algunos resabios de un degradado uribarrismo. Allí sólo se juntaron los votos del ex gobernador cristinista y de La Cámpora

De este modo, los tres senadores entrerrianos serán Alfredo de Ángeli y la radical Stella Olalla y Enrique Kueider. Para Cora y la orga ultra K sólo quedó el consuelo de que su candidata había entrado como legisladora provincial en las elecciones provinciales en las que renovó Bordet

En diputados nacionales, en tanto, ingresaron Marcelo Casaretto y Blanca Osuna por el PJ; y Gabriela Lena y Gustavo Hein, por Juntos por el Cambio. 

¿Y La Cámpora? Parece que realmente el Diablo metió la cola en Entre Ríos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!