Viernes 06.12.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
10 de noviembre de 2019 | Nacionales

Lo que vendrá

El plan económico de Alberto: Emisión monetaria, impulso del consumo, cepo al dólar y proteccionismo

El periodismo le reclama al presidente electo Alberto Fernández previsibilidad sobre las políticas económicas que adoptará su gobierno. Aunque por el momento se ha dicho poco y nada al respecto, en reuniones con empresarios el albertismo pareciera tener un horizonte bastante claro.

Los colaboradores más cercanos del presidente electo continúan realizando encuentros para dar certezas de que lo que viene no será más de lo mismo. Sin embargo, la realidad del país no ilusiona con una pronta recuperación.

Los compañeros y correligionarios de Alberto Fernández siguen participando de mítines para delinear ciertos pactos que serán clave no sólo para lo que será el desempeño de su futuro gobierno, sino para que la recuperación del país pueda tener cierto asidero en la telaraña de la macroeconomía que no para de dar malas noticias y registrar números adversos.

Con una inflación que supera el 50 por ciento, una deuda impagable y una sociedad que está cercana al 40 por ciento de pobreza, donde más de la mitad de los niños son pobres, la tarea de enderezar el rumbo no será sólo patrimonio del albertismo.

En este sentido, los encuentros sirven para dar certezas sobre el rumbo del nuevo gobierno y que no se presenten sorpresas ante una gestión de austeridad que apunta a impulsar el consumo como política pública principal. 

“Hicimos muchas preguntas y tocamos varios temas. Nos guste o no lo que respondieron, se respondió todo lo consultado”, comentó a REALPOLITIK un empresario que participa de las charlas con íntimos del electo presidente.

De las mencionadas reuniones surge que el foco de gobierno va a estar direccionado a apuntalar a los más necesitados, representados según el albertismo por los 14 millones de votantes que escogieron la formula FernándezFernández.

En este sentido, el kirchnerismo buscará mostrar a los cuadros menos radicalizados que lo componen y por eso desde ese sector el único pedido expreso de CFK sería hacia la cartera nacional educativa, a donde propuso a Daniel Filmus. A su vez y como era de esperarse, la militancia cristinista más dura encontrará lugares en el gabinete bonaerense, desde donde se buscará cambiar la imagen negativa de La Cámpora.

Alberto, según empresarios participantes de los mítines, se enfocará en la relación con los gobernadores y lograr formar un núcleo duro peronista que pragmatismo mediante asegure la gobernabilidad y los acuerdos para contribuir en lo que respecta al trabajo legislativo. Cristina no estará quieta y no adoptará el rol de la vice desapercibida, sino que será una especie de figura que representará al ejecutivo nacional en territorio bonaerense.

En lo económico e inexorablemente inmediato se buscará que el segundo trimestre del 2020 ya represente una mínima visión de la salida de la crisis, una expectativa esperanzadora teniendo en cuenta que la Argentina no crece hace más de ocho años. 

“El foco irá directamente direccionado a reactivar la industria mediante medidas proteccionista y el impulso del consumo”, comentan desde el círculo rojo que apuesta a la destreza de la gestión entrante. A su vez, se desprende de aquí también un fuerte apoyo a la construcción mediante la reactivación de la obra pública que, según entienden desde el albertismo, se había parado durante los últimos dos años del gobierno macrista.

El consumo será financiado mediante la emisión monetaria: se habla de insertar en el mercado 400.000 millones de pesos durante los primeros cuatro meses, más allá que se sabe que esto generará inflación y para lo cual se dejará el cepo para no volatilizar dólares al exterior.

Estas son algunas de las claves que regirán al gobierno albertista, desde donde ya trabajan para llevar señales de transparencia sobre el futuro próximo a empresarios que, sin lugar a dudas, serán una pieza necesaria para el éxito de la próxima gestión. 

Mientras tanto, Alberto zurce lo macro acercándose a la CGT y, en lo que respecta a la política exterior, estrechando lazos con un Estados Unidos, necesario para suturar las cuentas con el FMI; México, como eventual reemplazante de los inconvenientes que pudieran surgir con el Brasil de Jair Bolsonaro; y el Grupo de Puebla, revitalizado con la esperanzadora liberación de Lula da Silva. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.