Domingo 08.12.2019 | Whatsapp: (221) 5710138
3 de diciembre de 2019 | Nacionales

Entrevista REALPOLITIK.FM

López Murphy: “Nadie sabe qué va a hacer Alberto Fernández con la reestructuración de la deuda”

El reconocido economista dialogó con RADIO REALPOLITIK sobre el futuro gobierno. "Desde el triunfo, el presidente electo se fue despidiendo y ganó protagonismo la vicepresidente. Eso no puede ser bueno", aseguró.

por:
Lucas Defeis

El licenciado en economía Ricardo López Murphy dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre el futuro gobierno de Alberto Fernández y qué medidas debería tomar en materia económica. “No sabemos qué van a hacer con el presupuesto, la reestructuración de la deuda, con las reglas para todo el sector de empresas que están reguladas como ocurre con energía, con el sistema impositivo. En cualquier país del mundo sería una situación negativa”, aseguró.

RP.- ¿Cómo ve el futuro de la Argentina con el gobierno de Alberto Fernández?

El mundo va a estar creciendo un poco más que en 2019. La región creo que va a ser mixta, pero la recuperación de Brasil va a ser más fuerte que la de los últimos cinco años. Los precios de las commodities que exportamos no van a cambiar mucho. Me da la sensación de que va a haber noticias ligeramente mejores que el contexto que tenemos este año.

Es para mí una incógnita lo que va a hacer el gobierno y no es bueno, ese silencio es costoso para esta sociedad. No sabemos qué van a hacer con el presupuesto, la reestructuración de la deuda, con las reglas para todo el sector de empresas que están reguladas como ocurre con energía, con el sistema impositivo. En cualquier país del mundo sería una situación negativa.

El gobierno ha sido elegido por rechazo a la mala administración que ha tenido la administración actual: Su fracaso, la caída del ingreso per cápita, la dramática caída de inversión. No ha habido a lo largo de la campaña un debate sobre cómo iba a enfrentar los complejos problemas pero también las oportunidades que tiene Argentina. Tiene recursos muy valiosos y tiene que resolver su organización.

Desde la elección lo he visto como si el presidente se fuera despidiendo, es decir, he visto un rol cada vez más fuerte de la vicepresidente y eso no es bueno para el país.

RP.- ¿Cree que el Brasil de Bolsonaro pueda ser la locomotora que lidere la región y marque el rumbo para una economía más liberal?

Sé que el ministro Guedes ha hecho reformas importantes, que la Argentina tiene que hacer, que tienen que ver con la evolución de la raza humana. Los humanos hemos prolongado nuestra expectativa de vida y eso lleva a la necesidad de tener reformas. Creo que los demás deben dar unos pasos en esa dirección. Creo que la incertidumbre de cómo vamos a financiar nuestros años futuros va a generar menor inversión, crecimiento y nivel de vida si no actuamos. Si logramos aprovechar las circunstancias vamos a generar mucho empleo en muchas posibilidades. Veo oportunidades por doquier y también lado b de no actuar, quedarse en un marco organizativo que ha sido muy nocivo para nuestro desempeño.

RP.- ¿Qué escenario debería darse para que haya inversión, reactivación económica y crecimiento del empleo?

Creo que la oportunidad más grande es lo que parece. Porque las cuentas externas del país están ya en equilibrio. Nosotros al tener superávit, cuando analicemos el segundo semestre vamos a tener superávit en cuenta corriente, ahí está muy desmonetizada la economía. Si las cosas se hacen más o menos bien deberíamos monetizarnos. Las tasas de interés del mundo son cero, si nos logramos aprovechar y recuperar confianza y producir algún saneamiento de todo lo que se ha ocultado, un programa de sinceramiento y estabilización, me parece que salimos rápido. Si se niega la realidad y se quieren hacer insensateces, ahí vamos a tener un retroceso adicional.

RP.- Si la inflación fuera cero, ¿cómo convence a un inversor para poner plata en un país donde todas las mañanas tengo que ver si tengo mi CUIT, si no me la dieron de baja o me pasaron a Factura M o me pueden embargar?

Es cierto que el régimen tributario y los procedimientos asociados a él son muy hostiles para la inversión privada. Eso es más delicado porque el impuesto es muy alto. Un régimen hostil a la inversión puesto muy alto y un régimen de procedimiento que pone en angustia e incertidumbre personal a todos los actores, lógicamente es muy negativo para inducir en la inversión. Creo yo que en la medida que se pueda hacer un régimen más amistoso, menos extorsivo, de tasas más bajas, eso sería muy sano para el país, la inversión y el crecimiento. El exceso y magnitud de los impuestos finalmente producen una situación de deterioro de las convicciones y expectativas y hace que la gente busque invertir en lugares que no son tan hostiles.

También es muy importante que la sociedad tenga consenso sobre el sistema tributario, no rechazo. El sistema tributario en última instancia es un condimento de la vida democrática, son un contrato con el poder estatal y ese contrato no puede estar adornado de excesos y brutalidades que generan un gran desequilibrio.

RP.- ¿Cree que habrá inversiones con el sistema judicial argentino? ¿Habría que ofrecerle, como a la gente de Vaca Muerta, también la seguridad de los tribunales de New York?

Lo mejor sería que el régimen para Vaca Muerta sea el mismo que para el kiosco. Que todo el mundo tenga igualdad ante la ley y reglas parejas y que esas reglas garanticen el cumplimiento de los contratos, el respeto de la propiedad, la valorización de la inversión, que no haya un clima de hostilidad para el que emplea, produce y trae innovación, que genera oportunidad de crecimiento para el futuro. Esa es la clave.

RP.- Espert dice que si se elimina la coparticipación de las provincias, podría eliminar el IVA, ¿qué piensa al respecto?

Uno de los grandes problemas de la Argentina es el régimen de coparticipación, es decir, el Estado Federal recauda para las provincias en una proporción exagerada. Yo creo que los regímenes de coparticipación deben ser una fracción mucho más pequeña de los ingresos que el resto de los ingresos.

A su vez, el IVA no creo que sea un mal impuesto, lo que pasa es que hemos subido la tasa de una manera extravagante. Cuando era joven esa tasa era del 13 por ciento, ahora 21. Pero no había el impuesto a las transacciones financieras, que es como un IVA escondido, no había ingresos brutos ni todos los impuestos que hoy hay montados sobre el IVA. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.