Sábado 08.08.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
5 de diciembre de 2019 | Nacionales

Perfil de una outsider

Sabina Frederic: La antropóloga que podría suceder a Bullrich y darle una vuelta de rosca a la seguridad

Con un perfil más de centroizquierda y vinculado a lo que se conoce como garantismo, la joven académica que ganó relevancia -luego del veto de CFK a Diego Gorgal- se muestra como una de las favoritas para comandar las fuerzas nacionales.

El viernes próximo se anunciará el gabinete del presidente electo Alberto Fernández y uno de los enigmas es quién encabezará una cartera tan pesada como lo es la de seguridad. Luego de la mano dura impuesta desde Cambiemos con Patricia Bullrich, quien se roba la miradas para ese puesto es una outsider como Sabina Frederic que viene desde la academia, más precisamente desde la rama de la antropología.

Estudiosa de la cuestión social de la seguridad y con varios ensayos sobre el tema, supo ser funcionaria de Nilda Garré y mostrar desde allí un perfil vinculado a lo que muchos llaman garantismo, que no es ni más ni menos que el respeto de los derechos estipulados en la constitución nacional.

En uno de sus escritos -realizados como parte de su tarea en la Universidad de Quilmes dentro del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas- deja en claro su posición en contra de la posibilidad de incorporar a fuerzas militares a tareas policiales. No sólo por el daño registrado y producido a la ciudadanía, que es reconocido por la investigadora, sino por la desmilitarización que se produce en el personal de las fuerzas preparadas para otras tareas.

Sobre esto expresa que se observa siempre “la intervención de las fuerzas militares en seguridad interior como militarización y se concentran en registrar el daño provocado sobre la ciudadanía”.

Sin embargo, la antropóloga continua explicando en su estudio: “A partir del análisis etnográfico de las perspectivas de los gendarmes de todas las jerarquías, hemos subrayado la ocurrencia de un problema inverso: la policiación de una fuerza militar y los efectos que conlleva para el personal uniformado. Las decisiones gubernamentales que asignan tareas policiales a las fuerzas militares, como patrullaje de barrios segregados o cuerpo antidisturbios en áreas urbanas hiperconcentradas, como Buenos Aires, no militarizan la seguridad, desmilitarizan al personal empeñado”.

Esta mirada claramente tiene un tinte transformador por lo menos desde el posicionamiento que escoge Frederic y, tal vez, contrario a los que muchos analistas populares de las tareas de seguridad tienen cuando señalan el problema de intervención de las fuerzas, sin dar cuenta el gran retroceso que se produce para el personal que se encuentra formado para actividades totalmente diferentes.

Finalmente, la experta concluye comentando que “las políticas de seguridad que asignaron a fuerzas militares la prevención y represión de delitos y el control del orden público, como la analizada, no sólo incrementaron la tasa de encarcelamiento por flagrancia, la criminalización de protestas, el hostigamiento de los segregados, la violencia y la erogación pública en funciones punitivas del estado, sino que además, como hemos argumentado, han socavado la autopercepción del personal uniformado”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.