Martes 27.10.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
22 de diciembre de 2019 | Nacionales

Emergencia económica

El gobierno de Alberto Fernández obtuvo una victoria decisiva en el Congreso de la Nación

Alberto Fernández obtuvo su primera gran victoria en el Congreso Nacional con la aprobación del paquete de leyes de la emergencia económica. Como contrapartida, Juntos por el Cambio mostró claros síntomas de fragmentación interna, a punto tal que el tono agresivo de los intercambios dejó instalados oscuros nubarrones sobre el futuro de la coalición

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

Las discusiones al interior de la alianza opositora se iniciaron antes de las sesiones legislativas. Los gobernadores opositores –Morales, Suárez y Valdés- anticiparon explícitamente su apoyo a la iniciativa del presidente Alberto Fernández en reunión personal y a través de sus cuentas de Twitter, tildando de “anti-democráticos” a sus respectivos bloques en el Senado y Diputados por anunciar su decisión de retacear el quórum para la realización de la sesión. Esta posición significaba un doble riesgo para Juntos por el Cambio: para los gobernadores radicales, que afrontan graves desequilibrios económicos y financieros, los colocaba en posición confrontativa con las nuevas autoridades nacionales, cuyo apoyo les resulta fundamental para equilibrar sus cuentas públicas. Para la coalición opositora en general, debutar con una derrota contundente en el primer debate parlamentario, tras haber hecho uso de toda su capacidad de fuego, implicaba un pésimo inicio. Una demostración de debilidad que podría propiciar nuevas fugas de legisladores hacia el oficialismo. 

Ni Mauricio Macri, ni Mario Negri, ni Martín Lousteau quisieron escuchar sus advertencias. Así les fue. Tanto el bloque de diputados provinciales autónomos liderados por el mendocino José Luis Ramón, como los cordobeses que responden a Juan Schiaretti resultaron determinantes para la obtención del quórum y la aprobación del paquete en la cámara baja. El apoyo del lavagnismo ya estaba asegurado, por lo que la iniciativa, tras una maratónica sesión, consiguió pasar la prueba en la madrugada del viernes. 

Quedaba el Senado. El interbloque de Juntos por el Cambio tuvo una álgida reunión para determinar la posición a adoptar. Martín Lousteau quería trabar a toda costa la realización de la sesión, pero se encontró bastante aislado. Sólo lo acompañaban la cordobesa Laura Rodríguez Machado (Pro), Julio Cobos y Pamela Verasay (UCR), Esteban Bullrich (Pro) y Guadalupe Tagliaferri (Pro). Salvo esta última –orgánica de Horacio Rodríguez Larreta-, el resto no tenía compromiso territorial alguno con sus gobernadores. El autoproclamado “jefe de la oposición”, Mauricio Macri, ya los había dejado en banda el jueves, cuando viajó a España y luego a Qatar para asistir a la final de la copa mundial de clubes. 

El resto de los senadores de Juntos por el Cambio se allanó a los consejos más sabios de Morales, Valdés y Suárez. “Saquémosla ahora y mantengamos la buena relación con el gobierno”, fue el argumento que terminó privando. 

De este modo, el interbloque opositor llegó partido y muy malhumorado a la sesión. Martín Lousteau, de todos modos, estaba dispuesto a sacar rédito personal de su intervención. Pero no tuvo fortuna. Quiso el orden de oradores que, entre el entrerriano Alfredo de Ángeli y el autor de la resolución 125 le tocara intervenir a otro entrerriano, Edgardo Kueider, mano derecha del gobernador Gustavo Bordet. Con tono pausado y moderado, el senador debutante le dio una paliza histórica al cortador serial de rutas y promotor de la legalización de la explotación del trabajo infantil en el campo, para luego solicitar un "sinceramiento" de sus pares sobre su el contenido del artículo 1 del proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que declara "la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social".

Kueider primero le recordó a De Ángeli su defensa furiosa de la aplicación de retenciones en 2018 cuando era oficialista. "En ese entonces el riesgo país estaba en 741 puntos y hoy está en tres veces más; el dólar estaba a 34 pesos y ahora está casi el doble; el hambre, la pobreza, todos indicadores estaban muy por debajo de la realidad actual; la pobreza se ubicaba en 33 puntos, hoy está en 41".

"Tenemos el país endeudado como nunca en la historia lo estuvo, tenemos una crisis social y económica fenomenal como la que tuvimos en 2002 cuando asumió Néstor Kirchner”, les advirtió a los senadores de la oposición, exigiéndoles un “sinceramiento”. "Estamos en caída libre y si no detenemos esa caída no podemos hablar de futuro ni de esperanza. Primero tenemos que resolver cosas básicas y reconocer que estamos en emergencia”, concluyó.

La intervención del entrerriano Kueider le hizo morder el polvo a Lousteau, quien se vio forzado a admitir la situación de emergencia. Aunque trató de disfrazar sus conceptos, formulando críticas teóricas a la iniciativa, ya el golpe de knock out había surtido efecto. Allí mismo quedó claro que los senadores más radicalizados de Juntos por el Cambio estaban derrotados.  

Con la aprobación de la emergencia económica en Senadores, el gobierno de Alberto Fernández obtuvo mucho más que una decisiva victoria parlamentaria, que le habilita una serie de capacidades y herramientas indispensables para tratar de sacar al país de la crisis. Le permitió demostrar públicamente la fortaleza de su flamante gobierno y la solidez de su respaldo político, que se extiende al conjunto de los gobernadores argentinos sin diferencia de signo político. Esta es una señal fundamental para encarar las negociaciones sobre la deuda desde una posición de fortaleza y respaldo institucional indispensable, que no pasó desapercibida para los acreedores externos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
22 Dec | 12:47
Julio Campos | Mail
¿Y esas son buenas noticias? Sacarle a la clase media y media baja para regalarle dinero al villero o a los que jamàs en su vida aportaron. Eso es demagogia y asì es como se arruina definitivamente el paìs. De un populismo pasamos a la oligarquìa y ahora tenemos una demagogia populista nuevamente.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.