Domingo 03.03.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de diciembre de 2019 | Provincia

Incertidumbre

Carlos Bianco opera la continuidad de funcionarios de Cambiemos

Corren las horas y lo que parecía ser una ruptura, al menos en los contundentes discursos que Axel Kicillof daba en los palcos preelectorales, comienza a mostrar continuidades que preocupan a los empleados de los distintos poderes de la provincia.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

El gobernador Axel Kicillof deberá revisar lo que está sucediendo por debajo suyo, en pos de lograr consensos con Cambiemos y obtener quórum para que se trate la ley Impositiva. Para ello habría acordado con el sector más lobista del vidalismo, que responde a Federico Salvai, lo que había derivado en la confirmación de numerosos cargos en el ministerio más político de la era María Eugenia Vidal. Pero el curso de los acontecimientos recientes, parece estar marcado por continuidades que generan inquietudes y preocupaciones. 

El ministerio de jefatura de Gabinete de Ministros, que hasta el momento parecía la vecindad de Federico Salvai, se caracterizó por los contratos por módulos (que permiten ganar hasta un peso menos que un superior jerárquico) y la abundancia de “monotributistas vip”. En sus direcciones provinciales y de línea se han verificado, por el momento, en un listado provisorio, 41 funcionarios y asesores que fueron confirmados por la gestión de Carlos Bianco, dueño del Clio con el que el actual gobernador prometía una provincia diferente.

Las postales que regalan los pasillos, especialmente del ministerio de jefatura de Gabinete de Ministros, es la de directores que se atrincheraron en sus cargos, con presentaciones, ilustraciones y otros documentos que mucho dicen, pero que según fuentes cercanas a la problemáticas no pasan de retratar un escenario ficticio que la propia realidad bonaerense se encarga de desvirtuar. Esto fue justamente lo que llevó a la población a reprobar en las urnas la gestión de María Eugenia Vidal, junto a la de sus ministros y funcionarios dependientes. 

Uno de los casos más paradójicos es el de la subsecretaría de Atención Ciudadana, comandada en los hechos por Margarita Cejas y Guillermo Vallarino, fervorosos militantes de Vidal que no fueron removidos de sus cargos ni presentaron su renuncia. Se trata de un organismo que tiene más ilustraciones y páginas web con gráficos, que resultados reales y palpables.

A este grupo de funcionarios del ministerio ahora encabezado por Carlos Bianco, se le suma la confirmación de hombres como MNF (director de Gestión Técnica y Administrativa), quienes abiertamente hablan en nombre de Bianco y prometen sueldos de hasta 200 mil pesos en astilleros Rio Santiago, desde coquetas cervecerías de la ciudad de las diagonales. 

Recordemos que MNF fue citado por la causa “aportantes truchos” junto a otros miembros del equipo que por aquel entonces respondían a Federico Salvai, a saber: Pablo Ariel Chialva Boschi, Marcelo Jorge Garriga, Joaquín Granillo Fernández, Abelardo Gregorio Harbin, Ricardo Luis López, Federico Saraví y Gastón Scorsetti, entre otros, en la causa que está en trámite ante el juez federal Adolfo Gabino Ziulu


MNF y Augusto Chicatun (arriba), en una de las frecuentes fiestas de la juventud de Cambiemos.

Otro de los casos que resuena es el de Agusto Chicatun, quien trascendió más por sus intensos comentarios de haber trabajado un tiempo en el Banco Galicia que por su dedicación real al estado. Según fuentes encargadas de un relevamiento de gestión, desde la dirección General de Administración se supo que “cumplía horario” en una recóndita oficina de la polémica subsecretaría de Atención Ciudadana, junto a un socio comercial, desempeñando funciones de contador para Margarita Cejas y Cambiemos.

A partir de estos acontecimientos comenzó a circular vía WhatsApp un comunicado de una agrupación recientemente creada llamada “Nuevo colectivo de agentes públicos autoconvocadxs víctimas de violencia laboral e institucional”, desde donde denuncian la situación que atraviesa el ministerio de jefatura de Gabinete pero que en general se reproduce en otras carteras con mayor o menor medida.  

A partir de este comunicado que circula en los celulares de los empleados de la administración bonaerense, trascendió que el colectivo mantiene un “plan de transparentación de la situación para evitar la continuidad de los violentos e ineficaces funcionarios de la gestión de María Eugenia Vidal”. La fuente consultada afirmó a REALPOLITIK: “No le llamamos plan de lucha porque instamos a que el ministro Carlos Bianco tome cartas en el asunto y desembarquen aquellos equipos de universitarios y militantes que prometieron en campaña, para desterrar la maqueta de gestión  que dejó cambiemos”. Entre estos directores hay activos participantes de la campaña de Vidal

El plan comenzó con un mensaje masivo. Se estima que la semana próxima se publicará un listado de directores que buscaron su continuidad al calor de la transición y, por último, medidas en rechazo a sus continuidades. Los indicios dan muestra de la tolerancia al gobernador Axel Kicillof, pero, como dice el comunicado, “la mecha está corta”. 

Por el momento, una de las áreas que más preocupa dentro del polémico ministerio que estuvo hasta hace días a cargo de Federico Salvai es la dirección General de Administración. Desde allí se procedió al alquiler de un inmueble llamado “La Orqueta” en calle 7 entre 42 y 43, supuestamente destinado a oficinas. Sin embargo, con el paso del tiempo, el lugar resultó ser un depósito de una megacompra de muebles que tampoco se utilizó para el polémico proyecto de las “Estaciones de Trámites”, que pasó con el tiempo a manos de Juan Pablo Becerra, en la subsecretaría de Atención Ciudadana, y su directora estrella Margarita Cejas, quien gestionó numerosos gastos excesivos que superaron el nivel de implementación real de sus proyectos. 

La realidad es que, de confirmarse estos acuerdos resultados de un lobby filo macrista, el escenario promete un cuestionado desempeño en el futuro de Kicillof. Esto pone en evidencia la fragilidad de su armado político, que no pudo más que distribuir a un puñado de amigos en cargos ministeriales como si de un juego se tratara. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!