Lunes 21.09.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
11 de enero de 2020 | Nacionales

Recaudación solidaria

Alberto decretaría la reducción de 1 punto en la coparticipación de la CABA 

El miércoles, los legisladores de Juntos por el Cambio le marcaron la cancha a Axel Kicillof e hicieron valer sus votos para imponer una serie de cambios al proyecto de ley Impositiva enviado por la gobernación. 

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

La prensa hegemónica se rompió las manos aplaudiendo ese ejercicio de oposición institucional, pero se manifestó de un modo muy diferente cuando trascendió que el presidente Alberto Fernández habría decidido recortarle en alrededor de 1 punto la coparticipación que recibe la CABA, incrementada llamativamente durante la gestión nacional de Cambiemos. 

En efecto, a poco de asumir la presidencia, en el mes de enero de 2016, Mauricio Macri le otorgó por decreto un importante aumento en la coparticipación que recibía la CABA, que pasó de 1,4 al 3,75 por ciento. La decisión del entonces presidente no tenía justificación alguna más allá de la decisión de premiar a la administración que lo había catapultado a la primera magistratura, al tratarse del distrito más rico del país, aunque formalmente se lo vinculó con las erogaciones que implicaría la financiación de la policía de la CABA. Esos aportes hubieran sido de mucho mayor impacto y utilidad repartido con un criterio federal. Pero ese criterio no era el predominante en un gobierno que se esforzó por impulsar sin pruritos la concentración de la riqueza. 

Ese 3,75 se redujo a 3,5 por ciento en 2017, cuando se firmó el Consenso Fiscal. En términos generales, la CABA aporta alrededor de un 25 por ciento y sólo recibe ese pequeño porcentaje, y la situación es más desequilibrada aún en la provincia de Buenos Aires, donde el porcentaje que corresponde a cada habitante es ínfimo con relación al que recibe la mayoría de las provincias.  

Es sabido que el gobierno nacional necesita imperiosamente fondos para impulsar su combate contra el hambre y la exclusión que heredó de la gestión de Cambiemos. Y que la filosofía de la gestión ha sido la de compartir solidariamente el esfuerzo, por lo que los que más tienen deberán financiar a los menos afortunados. Por esta razón, el presidente Alberto Fernández tiene sobre su escritorio un nuevo decreto que anula el anterior de Mauricio Macri, y dispone una quita del 1 por ciento de la coparticipación que recibe la CABA. Es decir, no volverá por ahora al 1,75 original, sino que lo establecería en 2,5 por ciento. En números concretos, implica una quita de alrededor de 36.000 millones. No se trata, por cierto, de una reducción muy significativa para el presupuesto porteño, que asciende a 480.832.802.953, ya que el presidente prefiere mantener las relaciones cordiales con Horacio Rodríguez Larreta

Si bien ninguno de los integrantes de la mesa chica de Rodríguez Larreta se manifestó hasta el momento, ya que además no se trata de una disminución muy significativa y puede resolverse con el incremento de impuestos y de tasas a los contribuyentes, hay quienes sí pusieron el grito en el cielo. Conforme a su estilo y al de su jefa política, “Lilita” Carrió, la más conmocionada fue Paula Oliveto, diputada nacional y presidenta de la Coalición Cívica - ARI de la CABA, que escribió en su cuenta de Twitter: “Alberto Fernández quiere sacarle recursos a la Ciudad de Buenos Aires para dárselos a gobernadores e intendentes K. Mientras tanto, en nuestros hospitales se atiende todo el país. Si nos castigan por no votarlos deberán saber que estamos orgullosos de lo que somos e hicimos”.

La diputada Oliveto no parece distinguirse por su convicción federal, ni mucho menos por la solidaridad social. Podría respondérsele que el porcentaje que recibe la CABA excede largamente los dispuesto originalmente por la ley de Coparticipación Federal, y que cuando Macri la llevó de 1,4 al 3,75 por ciento en 2016 no salió a reclamar que lo hacía porque lo habían votado. 

La decisión de recortar levemente la coparticipación había sido anticipada por Alberto Fernández al jefe de Gobierno porteño cuando éste lo visitó unos días antes de asumir la presidencia, en la ocasión en que le solicitó la quita de las rejas de la plaza de Mayo. Sin embargo, los medios nacionales alineados tradicionalmente con la oposición al peronismo pusieron el grito en el cielo.

Este viernes, al retirarse de la capacitación para funcionarios sobre la ley Micaela, en una informal rueda de prensa, Alberto Fernández puso paños fríos sobre el tema, y aclaró: “Estamos conversando, no pasa nada, está todo bien. No sé por qué han hecho un lío tan grande. Estamos hablando muy bien con el jefe de Gobierno y vamos a ver cómo lo resolvemos. No es nada que no podamos resolver hablando".  

 A continuación aseguró: “Todos saben que tenemos que ajustar cuentas y ordenar cuentas. Ya lo hablé alguna vez con él, lo entiende, vamos a trabajar juntos. No hay por qué sobresaltarse”. Y agregó que “entiende” lo que sucede y que la reducción “de ningún modo” está motivada en cuestiones partidarias. La CABA “es el único distrito porque es el único que se llevó coparticipación secundaria: ninguna otra provincia se llevó eso”, gracias al decreto de Mauricio Macri de 2016. 

El presidente argentino recordó finalmente que “hay que ordenar las cuentas del estado nacional”, y que Horacio Rodríguez Larreta “entiende” la situación. Cuando se le preguntó cómo se resolvería el diferendo, afirmó, fiel a sus convicciones: “Con diálogo”. Una sana práctica que los actores más radicalizados no resultan afectos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.