Viernes 24.01.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
13 de enero de 2020 | Judiciales

Al macho, escracho

Detalles exclusivos de la denuncia de la médica platense abusada por el juez Oliveira

El juez Juan José Oliveira habría atacado a la perito en su casa pero, antes de hacerlo, le habría dicho la trágicamente célebre frase que se hizo popular con la denuncia contra Juan Darthes: “Mira cómo me estás poniendo”. Además, el magistrado se habría burlado de la víctima al momento en que cometía el abuso riéndose mientras repetía: “No es no”.

La médica forense, Emma Virginia Creimer, patrocinada por el abogado Darío Saldaño, denunció días atrás al juez Civil y Comercial platense, Juan José Oliveira, por abuso sexual. La mujer vive hace casi 30 años en City Bell junto a sus dos hijos, de 17 y 19 años, a quienes fue a socorrer el día que se les rompió el auto y la tarde en que, según consta en la presentación judicial, fue abusada por el magistrado, hijo del subprocurador de la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires, Juan Ángel de Oliveira.

Según relató la víctima, el funcionario judicial se ofreció a ayudarla con el problema del auto. Ella agradeció la amabilidad y le dijo: “No, gracias Juan, dejaré el auto y me tomaré un auto para volver a casa”. Sin embargo, él insistió y la invitó a tomar unos mates a su casa después de que se desocupara.


Emma Virginia Creimer junto a su abogado en la DDI de La Plata. 

“Habían pasado muchos años sin que lo viera y él único contacto que tenía era a través de WhatsApp”, explicó Creimer en la denuncia, y contó que “el mayor intercambio se producía porque comentaba mis fotos y mis estados, sabiendo que yo me había divorciado en 2018 y que pasaba por reiterados momentos de tristeza debido a ese hecho”. 

“MIRÁ CÓMO ME ESTÁS PONIENDO”

En la causa, la mujer relató que entraron a la casa de Oliveira y el juez comenzó a preparar el mate, sacando de la heladera un postre que había preparado con sus propias manos. Pero la situación comenzó a tornarse incómoda para la médica cuando el magistrado le empezó a hablar de las amantes que había tenido durante su matrimonio, jactándose de que, de hecho, había ido al casamiento de una de ellas acompañado de su esposa. 

“Mientras me decía: ‘Además, vos imagínate, estás ahí sentada en frente mío, así con tan poca ropa’”, relató la mujer, quién le respondió que vestía con ropa deportiva y que su comentario no tenía nada que ver con la conversación que venían llevando, pero el funcionario judicial fue más allá y le dijo: “Mira cómo me estás poniendo”.

“Cuando me paré y me di vuelta, me agarró de atrás de la cintura y me giro, y me empezó a besar en la boca y en la cara, mientras yo trataba de empujarlo y sacármelo de encima, al mismo tiempo le decía que no, que estaba equivocado, pero él no me soltaba y me empujaba hacia un espacio que no sé si era una habitación o un living, mientras trataba de sacarme la ropa, metiéndome la mano debajo del top”, detalló Creimer

NO ES NO

Creimer logró soltarse y huir de la casa de Oliveira, quien luego le mandó mensajes de WhatsApp como si nada hubiera pasado. Cuando la denuncia se hizo pública, el juez cambió su foto de perfil en la red social Facebook, donde ahora puede verse a un simple koala, imagen que recibió decenas de reacciones positivas de personas entre quienes se encuentran otros funcionarios judiciales.


Chats entre Virginia Creimer y Juan José Oliveira. 

“Te respeté”, le respondió el juez a la perito denunciante. 

Foto de perfil de Juan José Oliveira en Facebook.

Reacciones a la foto de perfil del koala. 

Foto de perfil de Facebook de Juan José Oliveira.

En este marco, la médica también detalló que, en medio del ataque, el magistrado le decía: “No es no”, riéndose y burlándose. Cabe recordar que dicha frase es uno de los lemas del movimiento feminista a nivel mundial, utilizado para luchar contra los abusos del patriarcado, combatir los micromachismos y acabar con la cultura de la violación.

UNA FAMILIA POLÉMICA

En el año 2016 ingresó un inédito planteo ante la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires, en el que se solicitaba que el entonces funcionario interinamente a cargo del ministerio Público Fiscal (MPF), rinda examen ante una mesa examinadora integrada por el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata, representantes del Colegio de Abogados de la provincia de Buenos Aires y del ministerio de Justicia “para acreditar el desconocimiento jurídico que posee”.

El funcionario en cuestión era nada más y nada menos que Juan Ángel de Oliveira, padre de Juan José Oliveira.

El escrito fue presentando por el abogado Juan Losinno, quien sostiene en el documento que Juan José De Oliveira, subprocurador General ante la Suprema Corte (entonces a cargo del MPF por la renuncia de María del Carmen Falbo), se dormía en audiencias de debate y que “acudía a los jurys al solo fin de ratificar la actuación de quien designara María del Carmen Falbo y durante las audiencias dormía largas siestas”.

Para sostener su hipótesis, el letrado solicitó que se cite como testigos a ex empleados y magistrados del juzgado en lo Criminal y Correccional Nro. 10 de La Plata, de la sala 2 de la Cámara Penal platense y de la procuración General, “a fin de que declaren respecto a las actitudes, comportamientos y conocimientos jurídicos” del funcionario. (www.REALPOLITIK.com.ar)

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.