Miércoles 03.06.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
14 de enero de 2020 | Nacionales

No se toma vacaciones

Pichetto, en total abstinencia institucional, apuesta al fracaso del Frente de Todos

Miguel Pichetto sufre la situación de quienes pegaron el salto, pero en lugar de llegar a la cima, cayeron al vacío. No llegó a la vicepresidencia y dejó de ser senador. En el Frente de Todos se lo trata como un traidor, y en Juntos por el Cambio como un escalador que, para peor, cuenta con un largo pasado en el peronismo. 

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

Por ahora, no tiene posibilidad de dar marcha atrás en el PJ. Sólo le queda tratar de profundizar su perfil anti-popular, mantenerse en el candelero haciendo declaraciones rimbombantes, y tratar de explicitar, cada vez que pueda, su cercanía con Mauricio Macri. Al fin y al cabo, el ex presidente fue el único que le dio cobijo y de quien depende, hoy en día, su futuro.

En una entrevista reciente, Pichetto se esforzó por dar títulos a los medios, para tratar de mantener su protagonismo. Definió como "preocupante" la creación de "una cosmovisión clasista" que atribuyó al Frente de Todos, y denunció una "sobrecarga impositiva" que el gobierno de Alberto Fernández estaría descargando sobre los sectores que no lo votaron. También afirmó que el "hambre famélico en la Argentina es una exageración" y criticó duramente la política exterior de la nueva gestión. 

En su opinión, Alberto Fernández asumió una apuesta riesgosa. “El gobierno ha definido en esta etapa quitarles a los que más tienen para darles a los que menos tienen, una buena construcción discursiva que tiene riesgos, como el malestar que se pueda incubar en la clase media, que permanentemente paga. El verdadero desafío del gobierno es renegociar la deuda; si lo logra, después se verá su plan. Comparto que hay que evitar el default, irse del mundo es muy perjudicial".

También criticó la decisión de recortar el 1por ciento de la coparticipación a la CABA -de un 3,7 concedido por Mauricio Macri por decreto, a inicios de 2016- y auguró que la política de redistribución que impulsa el gobierno actual podría derivar en una rebelión general de las clases medias. 

Para Pichetto, el “hambre famélico” no es más que una “exageración del episcopado”. “Ese índice muestra los intereses políticos que mueven a algunas entidades. La pobreza argentina es estructural, está entre 30 y 35 por ciento, a veces sube o baja”, amplió.  

La política exterior del gobierno fue puesta en duda por el ex senador. "Argentina tiene que clarificar cuál va a ser su línea. Si la relación es con Venezuela, conectada con Irán, Cuba y Nicaragua, con Evo Morales haciendo política acá, y el Mercosur va por otro lado, estamos complicados”, aseguró.

Finalmente, se refirió al universo de Juntos por el Cambio, con una encendida defensa del liderazgo de Mauricio Macri, cuya figura, en su opinión, "es importante, de gran centralidad". La "construcción de un liderazgo no es fácil y su sustitución, tampoco. Hay que escuchar también a los gobernadores radicales y a la nueva presidenta de Pro (Patricia Bullrich). Ya llegará el momento en 2023 de perfilar las candidaturas; hoy, limar y debilitar a Macri implica autoinfligirse un daño en la coalición". 

Las declaraciones de Pichetto no expresan una sola autocrítica, pretenden invisibilizar el pasado y expresan su determinación de mantenerse dentro de la línea más dura del Pro, en la que, por otra parte, se siente más cómodo. Tiene en claro que su futuro es incierto, que le costará hacer pie en la medida en que el gobierno de Alberto Fernández consiga consolidarse, y es consciente de que ni el radicalismo ni los sectores más negociadores de Juntos por el Cambio le concederán fácilmente un lugar. 

No goza de una situación envidiable. La abstinencia institucional es algo desconocido para él, después de largas décadas de desempeño de cargos públicos de manera continuada. Mientras tanto, apuesta al fracaso del Frente de Todos que le permita reposicionarse en la escena política. 

Los días de Miguel Pichetto, en pleno verano, son grises, y al mirar el sol, por ahora, sólo consigue avizorar el ocaso. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
14 Jan | 03:43
Julio Campos | Mail
El Frente de Todos fracasó cuando eligió hacer demagogia para con el pobre o el villero a costas de seguir sacándole dinero a impuestazos a la clase media. También Cambiemos perdió cuando prefirió beneficiar a la oligarquía adinerada también a costa de los impuestazos para con la clase media. Y la clase media siempre pagando y pagando. Peronistas y Radicales, corruptos los unos y los otros.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.