Lunes 17.02.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
25 de enero de 2020 | Campo

Sector en crisis

La industria del biodiésel, en alerta por su alta capacidad ociosa

El sector empieza un año complicado, tanto a nivel doméstico como de mercados externos. Uno de los números que preocupa a esta cadena de valor es la elevada capacidad ociosa, que llega al 50%. De acuerdo a estadísticas de la industria, cuenta con una capacidad de producción estimada en 4,5 millones de toneladas anuales.

En el mercado interno, los biocombustibles se emplean para el corte obligatorio de combustibles: En gasoil, es del 10% y se utiliza el biodiesel, elaborado en base a aceite de soja, mientras que en naftas asciende al 12% y se emplea bioetanol, confeccionado en con maíz y caña de azúcar.

En el caso del gasoil, para la mezcla se destinan aproximadamente 1,2 millones de toneladas y, desde la industria, la única solución posible es elevar este porcentaje de corte al 20%, situación que permitiría duplicar la producción y reducir la capacidad ociosa de este sector, que cuenta con el polo de molienda más grande y eficiente a nivel mundial. El sector del biodiesel está compuesto por 54 fábricas en todo el país, en donde se destaca las que están emplazadas en la zona de influencia del puerto de Rosario. Pero el trabajar a la mitad de su capacidad tiene su precio y en estos días las fábricas del ámbito local atraviesan una virtual  parálisis.

Las entidades que representan a esta cadena de valor remarcan el rol de este sector en la economía argentina. De acuerdo a un comunicado elaborado por la Liga Bioenergética de las Provincias Argentinas, que nuclea a los ámbitos públicos y privados de esta actividad, se estima que sustituyeron  importaciones de nafta y gasoil por más de 10.800 millones de dólares entre 2010 y 2019.

También advirtieron que la actual política tributaria del oficialismo, al no establecer un diferencial en derechos de exportación entre producción primaria e industrialización, desalienta la actividad industrial. “Proponer volver al sistema de exportación del poroto de soja o grano de maíz, además de ser anacrónico, constituye desconocer  la importancia del agregado de valor en origen”, aseguraron.

En este escenario, hay quienes se encuentran en fase de concursos preventivos, adelantan cierres por mantenimiento, o bien, las vacaciones de su personal. Otro grave problema que atraviesa este sector es la falta de un precio de referencia, que hasta el momento el Gobierno nacional no ha publicado.

Desde la exportación, las perspectivas tampoco son las mejores. Según estimaciones de las cámaras que nuclean a estos fabricantes, el año pasado cerró con ventas cercanas al millón de toneladas, con destino a Unión Europea, mientras que para este año esperan cifras similares. El otro gran mercado para el biodiesel es Estados Unidos, pero se encuentra cerrado y en litigio judicial, con alguna perspectiva de revertir esta tendencia recién para mitad de 2020. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Biodiesel, Combustibles

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.