Sábado 04.04.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
6 de febrero de 2020 | Interior

Misiones

El ex jefe de la Policía, Néstor Roncaglia, desafectó a personal por enfrentarse a la connivencia narco

Es el caso del efectivo policial suboficial FV, quien junto a otros miembros de la fuerza integraban el personal de brigada de la delegación Posadas de la Policía Federal Argentina. Este agente comenzó una exhaustiva tarea de investigaciones que se extendió por el plazo de un año, desde agosto del 2016.

por:
Ariel Sancheta

El desarrollo de esta trama mafiosa bien podría convertirse en una serie de Neflix. Todo comenzó en el mes de febrero del 2017, durante la interceptación de un camión con estupefacientes de las narco sandias, en la ciudad de Oberá, provincia de Misiones. El procedimiento estuvo encabezado por dos efectivos de la brigada que hoy se encuentran en estado de disponibilidad y retiro obligatorio. Para llevar adelante esta tarea, el juzgado Federal de Corrientes había librado un exhorto para promover la actuación contra esta banda criminal con ramificaciones del narcotráfico internacional.

Durante el procedimiento, se detuvo el camión en cuestión en la ruta nacional 14 con los protocolos correspondientes: se pusieron las balizas y el personal policial se identificó como parte de la delegación Posadas de la PFA. Inmediatamente apareció en el lugar personal de operaciones federales de Drogas Peligrosas, que tienen asiento en la Capital Federal, un sector muy protegido por el entonces jefe de la fuerza Néstor Roncaglia, debido a que este desarrolló la mayor parte de su carrera policial en la Superintendencia de Drogas Peligrosas.


Nota enviada al nuevo jefe de la PFA por un efectivo afectado en el hecho.

El personal de Drogas Peligrosas empezó a golpear a sus propios camaradas de Misiones, identificándose como “gente de Roncaglia” y los “únicos autorizados” para hacer procedimientos anti drogas. Los dos efectivos de la brigada de la delegación Posadas fueron golpeados y esposados en el suelo, como si fueran delincuentes, aunque sin ninguna justificación. En ese instante, les dieron a entender que eran apartados de ese procedimiento y que serían ellos mismos los que quedarían a cargo. Según relató el personal de Posadas a este medio, acto seguido le armaron una causa penal a pedido de Roncaglia. Desde entonces se inició una persecución casi nunca vista en la institución policial.

Vale destacar que la brigada de investigaciones de la delegación Posadas, entre 2016 y 2017, realizó exitosamente diversos procedimientos de delitos federales de envergadura, muchos de ellos reflejados por medios locales, en el marco de la ley 22.415 de Delitos Aduaneros y la ley 23737 de Estupefacientes.

HECHOS QUE DESENCADENARON LA PERSECUCIÓN

El día 2 de mayo de 2017 se realizó un procedimiento donde fue incautada marihuana a bordo de un vehículo particular y otro conducido por Cristian Mauricio Viana, quien fuera detenido y puesto a disposición de la Justicia Federal bajo expediente FPO 4495/201/TO1, caratulado Viana Cristian Mauricio S/ Infracción ley 23.737 (art. 5 “c”). La persona detenida en base a las investigaciones, resultó ser parte de una organización criminal dedicada al narcotráfico y al servicio del poder de turno, que abastecía al entonces intendente de Paraná, Sergio Varisco, cuya vinculación con el narcotráfico es ya de conocimiento público.

 


Escrito a la ministra Sabina Frederic.

Este operativo se da tiempo después de que Viana se diera a la fuga de un control vehicular con estupefacientes, sobre la ruta 127, cerca de Paraná, donde se encontraba personal de Gendarmería Nacional y Policía Federal. Los datos fueron aportados por parte de la Policía Federal delegación Paraná, que luego de tareas de inteligencia logró dar con su detención.

Según relataron testigos, se pudo escuchar al detenido hablando con su abogado para que le avise al intendente y solicite su intervención. Acto seguido, también trascendió la existencia de un llamado de Varisco a la entonces ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, solicitándole que tome cartas en el asunto ya que a raíz de este accionar se había perjudicado a “su gente”.


Escrito presentado al senador Maurice Closs, poniéndolo en conocimiento de los hechos denunciados por el personal de la brigada de Posadas.

Así dio comienzo una persecución administrativa feroz por parte de la institución que conducía el comisario General, Néstor Roncaglia, marcando una fuerte bajada de línea entre los entonces jefes, que le reportaban directamente.

Los cabecillas de esta maniobra eran el comisario General Daniel Alejandro Battini (superintendente de Interior), el comisario Mayor Sergio Chain (jefe Área 8 Corrientes) y el comisario Inspector Walter Bernal (jefe del Área 8 Corrientes). Este último fue el artífice de la persecución política a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, luego de que Roncaglia se lo presentara en persona a la ex ministra Bullrich. En consecuencia, junto al fiscal federal Guillermo Marijuan, fueron quienes viajaron a la provincia de Santa Cruz para excavar con maquinaria pesada grande pozos en búsqueda del “dinero de la ruta K”. También fueron quienes estuvieron a cargo de los allanamientos a los departamentos que la actual vicepresidenta tiene en Capital Federal, que fueron realizados con extrema violenta animosidad.


Oficio donde el juzgado federal de Corrientes le ordena hacer la investigación y las tareas de inteligencia a la brigada de la delegación Posadas.

El comisario Inspector Pablo De Cristóbal, actual jefe del departamento investigaciones Administrativas de Asuntos Internos; el comisario Carlos Meza, ex jefe delegación Posadas; el subcomisario César Quinteros, segundo jefe delegación Posadas; el comisario Rodríguez, jefe de la división Antidrogas Eldorado; y el inspector Salas, a cargo de los sumarios, actuaron en connivencia con el jefe de la PFA y amparados bajo la protección de Patricia Bullrich. A partir del hecho anteriormente descripto, comenzaron a cuestionar todos los procedimientos que realizaban.

Cabe destacar que, durante el traslado de destino del personal de brigada, entre 2017 y 2018, se realizaron numerosas denuncias en el ministerio de Seguridad de la Nación, pero jamás, a pesar de la abundancia de pruebas, accedieron a solucionar el polémico encubrimiento. Desde entonces, se dejaron investigaciones en curso abiertas en la delegación Posadas y jamás volvió a realizarse ningún operativo de resonancia, poniendo un manto de sospechas sobre los funcionarios policiales a cargo de esa dependencia. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.