Lunes 06.04.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
19 de febrero de 2020 | Nacionales

Con la caja de la fundación FIFA

Macri apunta a volver en 2023 y el proyecto de Larreta comienza a desdibujarse

El ex presidente Mauricio Macri no se irá a vivir al exterior. Ni a España ni a Italia. Seguirá en la Argentina y, desde sus oficinas ubicadas en la localidad de Olivos, intentará el retorno. 

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

Desde su entorno dejaron traslucir que una de las grandes preocupaciones que lo acosaba era la falta de una caja para hacer política. Primero tuvo a Boca Juniors, después la CABA, más adelante sumó la Nación y la provincia de Buenos Aires. Cuando secó a casi todas ellas –a excepción de la Ciudad de Buenos Aires-, el FMI le proveyó de una cuenta discrecional para transitar su último año y medio de gobierno. Como una especie de Atila contemporáneo, por donde pasa su caballo no vuelve a crecer el pasto.

La sucesión de derrotas electorales en Nación, provincia y el club de la ribera lo llevaron al borde de la desesperación. Mauricio Macri ignora cómo hacer política sin dinero, ya que su estilo es claramente empresarial. Ni militancia ni enamoramiento. Sólo contraprestaciones a cargo del erario público. Y cuando las finanzas tocan fondo, endeudamiento sin límites y que pague el que sigue. 

Cuando ya todos se disputaban su herencia –Rodríguez Larreta, varios referentes de la UCR y Martín Lousteau, entre los más destacados-, sorpresivamente apareció una noticia que vino a alterar el tablero. Cuál será el efecto dominó que pueda provocar, aún está por verse. Sin que nadie lo sospechara, el ex presidente cerró trato con Gianni Infantino. El fútbol, una vez más, acercándole una plataforma desde donde proyectarse. Y el titular del fútbol mundial no se anduvo con chiquitas, ya que le concedió nada menos que la presidencia de la fundación FiFA y el manejo de una fabulosa caja. 

Ya con los fondos disponibles, el ánimo de Mauricio Macri sufrió una profunda transformación. Empezó a mostrarse a cuentagotas en ámbitos políticos, denunció haber sido engañado y echó la culpa del fracaso de su gestión a sus colaboradores. Y también prometió volver.

Los días comenzaron a transcurrir sin anuncios. ¿Habría cambiado de parecer? Nada de eso. Simplemente se dedicó a armar su estrategia, esperando que el paso del tiempo comenzara a desgastar a Alberto Fernández, según lo planificado con Christine Lagarde en 2018. Si no se podían ganar las elecciones, al menos había que impedir que su sucesor, de signo político inverso, pudiera gobernar. 

Este domingo, la sucesora y adversaria de Lagarde, Kristalina Georgieva, le anunció al gobierno nacional que, aunque tal vez tuviera razón en sus reclamos, no habría quita. La responsabilidad de la deuda “es un tema que deben arreglar los argentinos”. Punto y aparte. El FMI hizo todo lo que estaba dispuesto a hacer, echando de su seno a los principales referentes de la gestión Lagarde

De este modo, mientras que el gobierno nacional se reunía con la misión del FMI para tratar de resolver cómo afrontar una deuda que la entidad crediticia sabía que era impagable cuando aprobó el acuerdo respectivo, Macri subió un cambio e incrementó su apuesta. Tanto él como su entorno están convencidos de que hicieron las cosas muy bien, casi con excelencia, para impedir que el próximo gobierno pudiera tener éxito. Creen que la bomba le explotará en las manos a Alberto Fernández. E insisten, con complicidad mediática, en desentenderse de que fueron ellos mismos los responsables de la situación actual. Más aún, se permiten criticar al gobierno acusándolo de propiciar un ajuste para los jubilados, o manejar inapropiadamente el tema de la deuda.  

Aunque no trascendió, Macri se reunió con Horacio Rodríguez Larreta para interiorizarse sobre la marcha de la CABA y tratar de marcarle el terreno en la interna. El jefe de Gobierno porteño se ve así reducido a surfear entre las presiones de su antiguo jefe y las del actual presidente. No puede radicalizar su oposición al gobierno actual, porque sería irracional enemistarse con el actual presidente. No puede más que adoptar una actitud ambigua ante Macri, ya que no le queda en claro si es el pasado o será el futuro.

En cambio Macri no tiene ese problema en absoluto. No debe rendir cuentas ante nadie, ya que no detenta ningún cargo de gestión, y el dinero con el que comenzará a solventar su nuevo emprendimiento proviene del viejo continente. Cosa muy rara en él, sus allegados afirman que está “trabajando todos los días, ocupándose de seguir consolidando el espacio de Juntos por el Cambio con los demás referentes que integran la mesa política”.

Sus asesores principales son Patricia Bullrich, nueva presidenta del Pro, y Miguel Ángel Pichetto. No sorprende para nada, ya que ninguno tendrá futuro político sin Mauricio Macri, pero sueñan con un retorno con bombos y platillos en caso de que al gobierno del Frente de Todos lo termine devorando la crisis heredada. 

Las próximas movidas en el tablero político están definidas. Macri participará esta semana o la próxima en una reunión de altos mandos del Pro, la UCR y la Coalición Cívica. Aspira a que allí le renueven la confianza y le confirmen su liderazgo del espacio Juntos por el Cambio, para así comenzar a moverse como candidato presidencial único de la coalición para 2023. Ese, al menos, fue el mensaje que Patricia Bullrich habría transmitido a las conducciones de las tres fuerzas políticas, y nadie pareció sorprenderse.

La indicación que Macri le dio a Bullrich –según comentó un allegado- sería la de bajar línea sobre la necesidad de “respetar la responsabilidad” depositada en su candidatura presidencial por más del 40 por ciento de los argentinos. 

“El único capaz de sacar el 48,5 por ciento de los votos y terminar como embajador en Brasil es Daniel Scioli”, fue la reflexión irónica que habría transmitido la ex ministra a los miembros de la coalición. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.