Jueves 13.08.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
7 de marzo de 2020 | Nacionales

Para evitar conflictos

Crece la idea de que Alberto Fernández sea el nuevo presidente del PJ

Se acercan horas de definiciones en el Partido Justicialista. El proceso electoral para definir las nuevas autoridades nacionales y provinciales se ha puesto en marcha y, tal como anticipó REALPOLITIK, la candidatura de Alberto Fernández va cobrando fuerza con el paso de los días. 

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

En principio, los candidatos autopostulados para ejercer la conducción partidaria eran José Luis Gioja, actual presidente, y Jorge “Coqui” Capitanich, gobernador del Chaco. El primero con el aval de un grupo de gobernadores y sindicatos que sostenían que su reelección sería el premio más adecuado para quien supo encabezar al partido en los duros años del macrismo. 

Quienes apoyan a Capitanich aseguraban que contaba con el aval de Cristina Fernández, lo cual no resultaba improbable, aunque la vicepresidenta declinó expresar sus opiniones públicamente al respecto, para contribuir a la unidad del espacio.

Justamente este factor -la unidad del Frente de Todos- resulta determinante para consolidar la gobernabilidad dentro de una coalición que nació como electoral y que intenta convertirse en una coalición de gobierno. Por esta razón la mayoría coincide en que es necesario evitar una interna que podría resultar desgarradora -como son habitualmente estas instancias en el PJ- y alimentar el “fuego amigo”. 

Desde un primer momento Gioja declinó participar de una competencia interna que interpreta como un desconocimiento de los méritos de su desempeño. Esta posición dejaba expedito el camino para el “Coqui”, pero si bien nadie duda de su identidad partidaria, algunos sostienen que no expresaría la unidad que reclama la hora. Mucho más cuando han aparecido voces desde la periferia doctrinaria del peronismo que ponen en cuestión la identidad partidaria del presidente Alberto Fernández, o bien censuran sus guiños permanentes al radicalismo y, sobre todo, a Raúl Alfonsín.

Por esta razón, en un momento clave para el gobierno, en plena renegociación de la deuda, Agustín Rossi fue el primero en sostener que el candidato de unidad natural para el partido no podría ser otro que el presidente de la Nación. Una práctica habitual en el peronismo, que sólo desestimó Cristina Fernández cuando ejerció la primera magistratura. 

La candidatura de Alberto Fernández tiene un valor estratégico en una situación como la presente, ya que, por un lado, no podría encontrarse un candidato mejor para sintetizar la coalición de gobierno que aquél que fue designado para comandarla desde el ejecutivo nacional. En segundo lugar, porque evitaría internas y enfrentamientos que poco favor le harían a la complicada tarea que debe afrontar el gobierno nacional, en las condiciones en que recibió el mando de la nación. En tercer lugar, porque ese “volveremos mejores” implica una actualización programática y una nueva síntesis política de transversalidad e inclusión que incluye, aunque no coincide exactamente, con la doctrina partidaria tradicional del peronismo. 

Por otra parte, la candidatura de Alberto Fernández sería la única con la que Gioja no podría mostrar desacuerdo ni considerar como una desaprobación de su gestión. De este modo, en lugar de fragmentar el mapa partidario, se avanzaría en su consolidación.

En el congreso celebrado en el Mmicroestadio de Ferrocarril Oeste este miércoles, pudo comprobarse que las voces en favor de un operativo clamor para convencer a Alberto Fernández de aceptar la candidatura con lista única del PJ se multiplicaron. Sobre todo hubo una a la que se le asignó especial importancia, que fue la de Víctor Santa María, presidente del PJ porteño y secretario General del Suterh, quien sin rodeos sostuvo: “Alberto Fernández es nuestro mejor candidato para dirigir el destino del Partido Justicialista”. "Ha demostrado que es capaz de dirigir y el PJ necesita un presidente que también pueda llevar adelante las riendas del estado”, sentenció.

El aval del PJ de Capital Federal se sumó, de este modo, a la propuesta de Agustín Rossi. Extraoficialmente, muchos sostienen que las palabras del ministro de Defensa -“Lo lógico es que el presidente Fernández asuma la conducción del PJ”- contarían con el aval de Cristina Fernández, o al menos no estarían muy distantes del pensamiento de la vicepresidenta en esta cuestión.

Lo que sí quedó en claro en el congreso de Ferro es que nadie quiere una interna por la conducción del partido. Y también, aunque aún no se lo haya salido a proclamar, que esa unidad sólo podría tener un consenso sólido en la estructura partidaria si el candidato es el presidente Alberto Fernández. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

PJ, Alberto Fernández, Partido Justicialista

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.