Jueves 03.12.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
12 de marzo de 2020 | CABA

Policía bajo sospecha

Encuentran desarmadero ilegal en la playa judicial de una comisaría porteña

El traspaso de la Policía Federal a la Policía de la Ciudad incluyó, entre muchas otras cosas, el pase de numerosos bienes, desde inmuebles hasta vehículos de toda índole y porte, abarcando obviamente a los automóviles secuestrados en causas judiciales.

por:
Ariel Sancheta

El tema preocupa a todos pero particularmente a los vecinos porteños que viven cerca de alguna de las casi cuarenta playas que funcionan en la CABA como depósito de los 5 mil autos que tienen alguna causa judicial pendiente. Son casi 16 hectáreas las que están ocupadas por autos “judiciales”. Entre los depósitos que más vehículos tienen figuran el de Lacarra, entre Cruz y Barros Pazos; el ubicado en Río Cuarto al 1800; el de Echeverría, entre Donado y Holmberg; el de Lastra y Pareja; y el de la intersección de la Autopista Illia y Salguero.

Hace más de cuatro años que de estos elementos secuestrados no existen inventarios completos, por lo que en la práctica se ignoran los detalles de su composición. A partir del año 2016, pero muy especialmente del 2017 a la actualidad, el destino de muchos de estos vehículos secuestrados, ya en manos de la Policía de la Ciudad, es un verdadero interrogante.

“Desde principio del 2019, con un pico alto en diciembre de ese año, se viene observando un desguace de autopartes de los vehículos que se encuentran en la playa judicial correspondiente a la comisaría 4-B, ex 34. Entre los repuestos desguazados hay un popurrí de tamaños y colores”, explicó una fuente policial respecto a este mercado ilegal que apunta directamente a la caja negra de los jefes policiales.

Idealmente, buena parte de estos vehículos o autopartes podrían ser vendidos legalmente para facilitar el mantenimiento de la Policía de la Ciudad. En su lugar, terminan desguazados en el marco de algún ilícito para, llegado el momento, destruir las pruebas buscando una forma de justificar los faltantes. En este marco, este medio tuvo acceso a un video que circuló por un chat privado de la Policía de la Ciudad, donde se muestra una polémica escena en la playa judicial ubicada en la jurisdicción de la comisaría 4-B.

Allí se puede observar a un agente, a cargo en un turno diurno de guardia, vendiendo autopartes de un vehículo de alta gama de origen alemán. Se trataría de un turbo del motor que tendría un valor de mercado de 200 mil pesos. 

En otro pasaje del video se escuchar decir a un efectivo, que aparentemente integra una de las guardias de ese predio, que el faltante de autopartes habría llegado a oídos de la Justicia, desde donde habrían pedido los inventarios de todos los vehículos secuestrados y asignados a esa playa y que el comisario estaría al tanto de los hechos. Al instante, un efectivo policial asegura haberle pasado la novedad al oficial de servicio apellidado Martínez, y agrega que, en caso de que no le den curso, se presentaría en la fiscalía de turno para radicar una denuncian a raíz de estas irregularidades.

Finalmente, trascendió que, concretada la denuncia, el juzgado ordenó intervenir el allanamiento de la playa judicial y de la dependencia. En el operativo se secuestraron objetos varios, libros del personal de guardia y se encontraron, además, autopartes en la comisaría 4-B. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
12 Mar | 11:38
Estanislao Zeballos | [email protected]
¡Que novedad! esta práctica también se traspaso de la Federal a la de la Ciudad, nada nuevo bajo el sol. sigue el "curro" pero con distinto color de uniforme.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.