Sábado 06.06.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
13 de marzo de 2020 | Gremiales

Una denuncia tras otra

Escándalo por hechos de corrupción y abuso salpican al RENATRE y OSPRERA

El fallecimiento de Gerónimo “Momo” Venegas dejó expuesta una red de complicidades y una estructura de recaudación paralela que compromete tanto a los propios directivos de la UATRE como a las patronales agropecuarias y a la obra social del personal rural OSPRERA.

Mientras la cúpula sindical se enriquece en detrimento de los trabajadores rurales, la informalidad aumenta a escalas preocupantes y se dejan a un lado las prestaciones extraordinarias, el control de la trata y la explotación de personas.

La gestión del RENATRE en la era Cambiemos funcionó como un sistema recaudatorio para el pago de sobresueldos que, vale destacar, se destinaban a empresas y directivos que se beneficiaban directamente a costa de sus trabajadores, como es el caso del Fondo de Estímulo Renatre (FER), que funcionó indultando deudas a empresas que no pagaban contribuciones patronales o poseían trabajadores en la informalidad. El 30 por ciento de la totalidad de condonación habría terminado en la cuenta bancaria de una sola persona: Oscar Bernard, director del FER y allegado a Ramón Ayala.

Una cuestión sumamente importante es que el dinero del RENATRE pertenece a un fondo público de la seguridad social destinado por y para los trabajadores rurales a través de las prestaciones ordinarias y extraordinarias. En el año 2019, el directorio del RENATRE suspendió el pago de esas prestaciones y, al mismo tiempo, destinó sus fondos a una obra majestuosa en avenida Belgrano 160, contratando a la empresa Tres 60 S.A. que licitó todas las obras que se realizaron allí. La relación entre Tres 60 S.A. y RENATRE despierta varias sospechas dado que se destinaron fondos para remodelar innecesariamente un edificio que el registro no necesitaba, una obra colosal con lujos en la construcción.

Otro de los nombres controversiales en la lista es el de Érica Utrera, gerenta Administrativa Legal y Técnica de RENATRE, mano derecha del polémico ex titular del registro, Abel Guerrieri, quien fue denunciado el año pasado por una contratación directa de aproximadamente 10 millones de pesos a la empresa Bielses S.A para mejorar el sistema informático del organismo. En esta operación, Utrera no estuvo sola. Ciro Spitieri, CEO de Tres 60 S.A., habría operado con ella, ratificando el diagrama de sobresueldos camuflados de retribución.

Tal y como lo aseguró un síndico del RENATRE a REALPOLITIK, las fiscalizaciones dentro del registro no funcionan ya que se encuentran en manos de la UATRE. El gerente General durante el primer período del RENATRE, Alberto Brondo, posee doblesueldos, provenientes de UATRE y OSPRERA, que asciende a la abultada cifra de 300 mil pesos. Brondo, además, es empleado de OSPRERA desde hace tiempo, al igual que su secretaria de Fiscalización, Sol Henchoz. Es preciso mencionar que Henchoz, cuando asumió Mauricio Macri en el gobierno, fue secretaria de Juan Carlos Paolucci, secretario de Seguridad Social -y autor de la famosa rebaja de las jubilaciones- dentro del ministerio de Trabajo, hasta la renuncia de Jorge Triaca en la cartera.

Como si esto fuera poco, Alberto Brondo, además de su doble sueldo, tiene a toda su familia contratada, tanto en OSPRERA como en RENATRE. Su primera esposa, en el departamento de Comunicación de OSPRERA; su segunda y actual esposa en el departamento Jurídico de OSPRERA; su hermano como coordinador de Delegaciones en RENATRE; su hija mayor en atención al público en OSPRERA; su hijo menor en prestaciones de RENATRE; y su ex novia en una delegación OSPRERA en La Plata.

Sumado a este nombramiento compulsivo de contrataciones, Alberto Brondo fue protagonista de un caso resonante de acoso hacia MM, secretaria del RENATEA, el cual lo llevó a un juicio laboral. Según trascendió a REALPOLITIK, antes de sancionarse la ley 26.727 de Trabajo Agrario, se llevaron a cabo situaciones de abuso sexual y sobrepaso de autoridad hacia mujeres y empleadas de RENATEA, con la modalidad clásica de apriete.

Tanto Éica Utrera como Alberto Brondo, gerentes del RENATRE, son partícipes activos de la inacción de la fiscalización dentro del registro. A partir de esto, no se registran en el organismo trata de personas, trabajo esclavo, ni denuncias por trabajo infantil. Tal es la inoperancia que no existe la figura del inspector, dado que los trabajos en terreno los lleva a cabo personal administrativo no capacitado en el área.

La desprotección que sufren los trabajadores rurales está a la vista, confinados a la informalidad y la desidia, que no es ni más ni menos que el producto de la corrupción de sus representantes. El enriquecimiento a través de sobresueldos y recaudaciones paralelas a costa de los trabajadores, pone bajo la lupa a los dirigentes que dicen luchar por la dignificación de los trabajadores rurales. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
15 Mar | 01:14
Héctor José | [email protected]
Chorros...todos chorros...
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.