Lunes 29.11.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de marzo de 2020 | Nacionales

Virus y crisis económica

Cuarentena: Temen que la recesión económica cause más muertes que el coronavirus

Según un informe del Banco Central, la economía argentina pierde un promedio de 34.000 millones de pesos por día. Un desafío imposible para un país sumido en una crisis que ya acumula cuatro años.

La mayoría de los comercios no volverán a abrir sus puertas luego de que finalicen las medidas de aislamiento, lo anticiparon diversas cámaras que agrupan bares, restaurantes y hasta supermercados. Sí, incluso los supermercados, que permanecen abiertos, hablan de un “mes perdido” en relación a las ventas. “Cuando vienen, compran más cantidad, pero vienen muy poco. Estamos ante un 50 por ciento de caída con respecto al mes anterior”, confió el propietario de una reconocida cadena de supermercados.

Con los bancos funcionando a media máquina y las empresas con facturaciones en cero, comenzaron a romperse las cadenas de pago. A sólo una semana de comenzada la cuarentena, ya nadie sabe cómo pagará sus cuentas.

A modo de ejemplo, en toda la provincia hay aproximadamente 40.500 locales gastronómicos, de los que dependen unas 730 mil personas. Acorde a la palabra de propietarios contactados por REALPOLITIK, entre el 70 y el 80 por ciento de los restaurantes y bares cerrarán sus puertas si la cuarentena se extiende más allá del 12 de abril. De cumplirse el cálculo, quedarán entre 511 mil y 548 mil personas en la calle. Sólo en el territorio bonaerense.

A ese medio millón de personas desempleados por la quiebra de bares y restaurantes, hay que sumarles los de los comercios de otros rubros, hoteles y trabajadores de pequeñas y medianas empresas que deban ser despedidos. A este grupo, ya impactante, debieran agregarse los monotributistas y trabajadores informales, que en su enorme mayoría ya están sin trabajo desde la publicación del decreto que impuso la cuarentena.

Algunos rubros específicos esperan resultados aún peores. La Liga de Bares Autoconvocados, por ejemplo, asegura que “el 90 por ciento de los locales no van a volver a funcionar”. Tan sólo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, esto significará otras 4.500 familias en la calle.

La preocupación de los economistas e incluso de los profesionales en la salud, en consecuencia, no radica sólo en el combate al Coronavirus, sino además en el resultado social de la cuarentena. En criollo, el objetivo es salvar vidas. Pero, ¿cuántas muertes causará la debacle económica y social del aislamiento? A modo de ejemplo, Argentina se aproxima a pasos rápidos a una recesión similar a la del 2001 y superior a la del 2009. Durante los años 2002 y 2003, acorde a cifras oficiales, la crisis disparó el delito a más de 1.2 millones por año, de los cuales 3.570 fueron homicidios, unos 10 por día.

Según la UOCRA, los puestos de trabajo en peligro por la cuarentena llegan a 100 mil, que deben sumarse a los 60 mil que ya se habían perdido. Las constructoras detuvieron lógicamente sus obras y, sin obra no hay ventas, y sin ellas no hay manera de pagar los salarios. Las automotrices anunciaron la paralización de sus fábricas y anticiparon que, de no reactivarse la actividad, no podrán pagar los sueldos de abril.

En un reciente reportaje televisivo, el economista y ex candidato presidencial José Luis Espert lo dejó bien claro: “No se trata de descuidar la salud, sino de entender que si no cuidamos a la economía también, la debacle del país afectará de todos modos a la salud”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!