Domingo 09.08.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de marzo de 2020 | Interior

Provincia en la mira

Mentiras y acusaciones en Misiones, pero Rovira no aparece

Carlos Rovira es el hombre fuerte de Misiones. Actualmente ejerce el cargo de presidente de la Legislatura, pero esto no debe llamar a engaño: nadie mueve un dedo en todo el estado provincial si no es por indicación suya. 

Semanas atrás, Rovira viajó a Tailandia. Después estuvo en Italia y Francia y, finalmente, fue a España, donde embarcó hacia nuestro país en el aeropuerto de Madrid. Como se puede apreciar, su recorrido incluyó los principales escenarios de la pandemia. 

Regresó a Misiones a tiempo para participar del acto de inicio del ciclo lectivo, del que participaron la primera dama, Fabiola Yañez, los ministros Nicolás Trotta (Educación) y Mario Meoni (Transporte), y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. También estuvieron el gobernador misionero, Oscar Herrera Ahuad, y la mayor parte de su gabinete y funcionarios provinciales. 

Pese a provenir de cuatro de los focos infecciosos más graves del planeta, Rovira no se molestó en hacer cuarentena. Por el contrario, apareció públicamente burlándose de las medidas iniciales tomadas por el presidente Alberto Fernández

Desde hace unos días se encuentra desaparecido. REALPOLITIK tuvo la confirmación ayer de que Rovira se encuentra internado en el sector VIP del hospital Madariaga de Posadas. Este sector cuenta con dos habitaciones ultraequipadas, con cuatro médicos calificados que se ocupan exclusivamente de ellas. Una es de Rovira. La otra, del senador Walter Closs. Ambas están ocupadas. Rovira está en una de ellas y ha trascendido que se trata del denominado “paciente cero”, cuyo test de COVID-19 dió positivo en el Instituto Malbrán. Closs, por su parte, tampoco aparece. 

La situación es extremadamente grave, ya que Rovira no solo ha puesto en peligro a la primera dama y a otros altos funcionarios argentinos, sino al propio presidente Alberto Fernández y al resto de las autoridades argentinas que entraron en contacto con ellos. Su madre, una mujer mayor, falleció hace algunas horas. No hubo autopsia. 

Sin embargo, el deceso de la progenitora de Rovira -que habría ocurrido antes de la fecha en que se lo comunicó- motivó una fuerte discusión entre éste y su hijo, quien lo habría acusado de haber contagiado a su abuela. 

Debe consignarse que Rovira registra varias enfermedades preexistentes que lo convertían en un paciente de riesgo. Ni siquiera eso le llevó a aislarse y así proteger al entorno presidencial. Y a todos los misioneros.

Desde hace unos días -cuando fue internado Rovira- se multiplicaron las presiones y "aprietes" sobre el personal de salud que presta funciones en el hospital Madariaga. No es algo nuevo en Misiones, ya que el personal de varios hospitales y clínicas habían sufrido amenazas similares durante los meses previos, para silenciar la tremenda epidemia de dengue que afecta a la provincia.

Tanto en el caso del dengue como en el actual, que involucra a Rovira, pocas son las acciones sanitarias que tomó el ministerio de Salud provincial. La amenaza sobre médicos y enfermeros ha sido la característica. En aquel momento la salud del presidente de la Nación y de las más altas autoridades de la república no estaba en juego. Ahora sí.

Durante toda la jornada de este viernes las presiones y el destrato sufridos por el personal de salud se incrementó. No hubo ninguna voz oficial que diera cuenta de la situación de Rovira. Sí, en cambio, se multiplicaron los reproches y cortocircuitos dentro del gobierno provincial. 

Como respuesta a las agresiones, la lista ATE Verde Blanca de los trabajadores de la salud de la provincia emitió el siguiente comunicado: “Exigimos que se deje sin efecto la circular 005 del ministerio de Salud Pública por contener elementos persecutorios e intimidatorios dirigidos a lxs trabajadorxs de nuestro organismo”.

Esta declaración vino a responder las amenazas del gobernador Oscar Herrera Ahuad y del ministro de Salud, Oscar Almirón, que dispusieron la cesantía y la aplicación de sanciones para trabajadores de la salud que se están negando a trabajar, ya que no cuentan con las medidas mínimas de protección. Muy distinta es su realidad a la del sector VIP del hospital Madariaga, donde está siendo tratado Rovira.

Durante toda la jornada, los trabajadores del hospital Madariaga fueron objeto de presiones e interrogatorios informales para tratar de “descubrir” las fuentes de información de REALPOLITIK. En lugar de dar información clara y transparente sobre la situación de Rovira, el gobierno provincial inventa campañas orquestadas en su contra, cuando lo más sencillo sería hacer aparecer a Rovira provisto de los informes médicos correspondientes. 

El problema es que no pueden negar la realidad. 

Después de reiteradas negativas, durante la tarde de ayer el gobernador Herrera Ahuad tuvo que salir a reconocer la confirmación del primer caso de COVID-19 en la provincia. Según su publicación en Twitter, se trataría de un caso “importado”, de un adulto masculino de 71 años. “Pedimos a la comunicada continuar con las medidas de aislamiento domiciliario”, concluye. Justamente, las medidas de las que Rovira se burló y no respetó. 

Como consecuencia de su acción irracional, puso a riesgo la salud presidencial y la de su entorno. Nada más y nada menos.  

Existe mucha preocupación al respecto en altas esferas oficiales. Rovira y el gobierno de Misiones deben salir a dar tranquilidad pública a la opinión pública nacional, con argumentos y pruebas sólidas.

Justamente, lo que no pueden hacer. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
28 Mar | 11:21
Horacio | Mail
ESPERAMOS QUE EL PUTO ROVIRA MUERA. Y SI ZAFA. HAY QUE METERLO EN CANA Y MATARLO COMO SE MATA A LAS RATAS.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.