Miércoles 05.08.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
29 de marzo de 2020 | Municipales

Para combatir la pandemia

Coronavirus: Modifican el esquema de salud en el hospital de San Vicente y suman carpas sanitarias

Autoridades del área estiman que en una semana contarán con la mayor parte de los recursos materiales para montar carpas de campaña, sumar insumos y capital humano, destinado a dar pelea al avance del COVID-19. En el distrito, el virus aún no arrojó personas infectadas pero los médicos consideran que los brotes no podrán evitarse.

HORACIO DELGUY

por:
Mónica Galván

Así lo reveló a REALPOLITIK el médico terapista Roque Matta Vals, quien, junto a Marcelo Cerrudo, comandan el Comité de Coordinación de Crisis del Hospital Ramón Carrillo, ubicado en la ciudad cabecera. “El pronóstico es que vamos a sufrir. No se consiguen respiradores ni personal, los insumos son finitos, no hay tantos. Hay faltantes en todos los lugares pero vamos a tener que atender como sea, porque nuestro compromiso es salvar vidas”, dijo.

El comité fue creado por el intendente Nicolás Mantegazza a instancias de los propios médicos, que durante una reunión le adelantaron un panorama preocupante. Ahora analizan y preparan estrategias para responder a la inminente lluvia de consultas y posibles casos que al día de hoy están fuera de radar.

El “toque de queda” de las 19.30 horas -donde los vecinos deben “guardarse” y los comercios bajar sus persianas-, los controles para asegurar el cumplimiento de la cuarentena y las montañas de tierra en los accesos al partido para evitar el ingreso de transporte, no son suficientes para prevenir y frenar la enfermedad. El Talón de Aquiles es el mapa sanitario, que recién comienza a transitar el camino más complejo: impedir la llegada del COVID-19.

En ese sentido, Matta Vals adelantó la creación de “dos carpas sanitarias en salas periféricas instaladas por el Ejército Argentino, que contarán con 200 camas y mobiliario a cargo del municipio”. “Habrá 30 que podrán ser colocadas en la parroquia o alguna entidad de bien público y estarán destinadas a aquellas personas que no tengan hogar o estén en situación de calle y presenten síntomas vinculados a la enfermedad en cuestión”.

Así las cosas, el hospital público quedó dividido en dos sectores.

 El área roja, conformada por el sector de guardia, internación UTI y maternidad. Cuenta con 50 camas para pacientes infectados de coronavirus o con alguna patología respiratoria. “Actualmente tenemos 8 respiradores pero necesitamos más, y ya pedimos ropa, monitores, ecógrafos, aspiradores, camas de terapia intensiva; todo muy costoso pero que permitirán salvar vidas”, opinó el médico.

El área verde corresponde al resto de los consultorios de salud, que atenderán sólo urgencias. “El foco está puesto en lo que viene y hay que estar preparados. El personal médico y auxiliar irá rotando y completaremos la planta profesional con nuevos ingresos de enfermeros con experiencia en terapia intensiva y que vivan en el distrito. Además, se incorporarán médicos terapistas”, dijo Matta Vals.

La carrera para fortalecer el sistema de salud sanvicentino es a contrarreloj. Al enorme vacío en materia de recursos humanos y materiales necesarios para bloquear al COVID-19 se suma que los proveedores de insumos no dan abasto. “Por más que compres y pagues, tenés que esperar que se fabriquen. Hay gente, con mucho dinero, que compró respiradores para tener en su casa”, señaló el médico, en sintonía con los dichos del ministro de Salud nacional, Ginés González García, quien aseguró que hay personas que quieren asegurarse un respirador en su casa.

La foto en los hospitales públicos bonaerenses es idéntica. Las faltantes indican que la lucha contra el coronavirus resulta, por lo menos, desigual. El clima que se vive en los pasillos es de preocupación. Es lógico, faltan equipos de trabajo y condiciones apropiadas para intervenir al paciente de manera segura, sin posibilidad de contagio, y así evitar la multiplicación de casos, que vienen en ascenso. “En la próxima quincena de abril tendrá su pico máximo”, vaticinan las autoridades sanitarias.

EN EL "DEPO"

El Club Deportivo San Vicente será sede del hospital de campaña que está levantando el municipio para contener y atender a los pacientes. "Pensamos llegar a las mil camas, que puedan absorber la demanda. Estamos muy preocupados pero no podemos dejar nada librado al azar", dijo el intendente Nicolás Mantegazza a REALPOLITIK.

"Confiamos en poder estar a la altura de la circunstancias frente a una posible demanda y casos. Estamos prevenidos y en permanente contacto con los vecinos" completó. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.