Viernes 28.01.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de marzo de 2020 | Nacionales

Fin del aislamiento

Pymes anunciaron que no aguantan hasta el 13 de abril y peligran miles de puestos de trabajo

Aseguraron que de no levantar la cuarentena y retomar la actividad, no podrán hacer frente al pago de sueldos ni de impuestos. Además, explicaron que tampoco están en condiciones de hacer frente a las indemnizaciones, por lo que se espera una lluvia de juicios laborales.

La situación económica de las pequeñas y medianas empresas de la provincia de Buenos Aires es crítica. Siendo el principal motor del empleo en todo el territorio, la descomposición del sector augura una crisis de la que difícilmente se pueda salir en el corto plazo. “Necesitamos levantar la cuarentena urgente. No estamos facturando, y sin eso no podemos sobrevivir”, explica a REALPOLITIK el propietario de una Pyme con 59 empleados. “Nos reunimos con autoridades del gobierno de Axel Kicillof a través de una videoconferencia y les aclaramos que ya en abril vamos a tener que suspender el pago de sueldos”, advirtió.

Las matemáticas del problema son relativamente sencillas de entender. Con la cuarentena impuesta por el gobierno, las empresas no están cobrando. Esto implica que, además, los cheques que giraron durante los 30 y 60 días anteriores al aislamiento, siguen entrando pero ya no hay plata para pagarlos. Como una bola de nieve, se acumulan en los escritorios de las Pymes las deudas de IVA, ingresos brutos, alquileres, cuotas, cheques y sueldos. En la otra mano, lamentablemente, no hay ingresos. ¿Cómo enfrentar entonces estos gastos y obligaciones? “La respuesta es tan lamentable como sencilla: No se puede”.

Otro problema son las indemnizaciones por despido. “No podemos pagarlas. Vamos derecho al juicio laboral”, advirtieron. La estrategia de los empresarios es suspender las actividades de aquellos trabajadores cuyos sueldos no puedan pagar y cumplir con los pasos de despido.

Los anuncios de créditos blandos por parte del gobierno tampoco resultaron la solución esperada. La mayoría de las empresas de la región tienen su capacidad crediticia al límite y no están en condiciones de tomar nuevos créditos. “Incluso si bajan los requisitos, no es una opción viable seguir endeudándonos. El presidente debe entender que ya tenemos créditos ya tomados que estamos pagando, alquileres, sueldos, cuotas, impuestos y servicios. La solución no es agregarnos otro costo más”, explican desde la cámara empresarial.

Los empresarios propusieron eliminar los intereses en el pago del IVA, pero el gobierno sólo lo redujo. El peso de dicho impuesto es cada vez mayor, especialmente en un contexto de parálisis general, dado que no generan el llamado “IVA compra” porque la actividad está muerta. Todo es gasto.

Según cálculos privados, la actividad del sector privado en un contexto como el que estamos viviendo puede mantenerse viva por entre 15 y 25 días corridos. Esto implica que, si el presidente Alberto Fernández decide extender la cuarentena, arrastrará a gran parte de las pequeñas y medianas empresas de la provincia de Buenos Aires a una crisis sin precedentes, para la que no pareciera existir una luz al final del túnel. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!