Viernes 29.05.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de abril de 2020 | Nacionales

No sólo Techint despide

Mirgor, la empresa de Nicolás Caputo, desvinculó a más de 700 trabajadores

Las grandes crisis ponen a cada cual en su sitio. Mientras el gobierno nacional intenta combatir la pandemia del COVID-19, impulsando el aislamiento y el recorte de actividades no esenciales para tratar de achatar la curva de contagio, el poder económico mira su bolsillo e insiste en generar dificultades adicionales.

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

El grito de guerra lo lanzó Paolo Rocca, CEO de Techint, el pasado viernes, al disponer el despido de 1450 trabajadores del área de la construcción. Clarín y La Nación, inmediatamente, salieron a justificar la decisión. La UCR, a través de Martín Lousteau, y el Partido Mejor.Ar, del dirigente Yamil Santoro, salieron a reclamar la baja de los sueldos de los políticos y a respaldar el primer cacerolazo en defensa de los intereses del mercado. La Fundación Federalismo y Libertad, filial de la ultraliberal Konrad Adenauer, financiada por la Embajada de los EEUU, aplaudió de manera entusiasta estas acciones.

Rápido de reflejos, Sergio Massa se encuentra elaborando un proyecto de ley para bajar un 20 % los sueldos estatales superiores a $ 200.000 y un 5% los que van entre $ 70.000 y ese monto. La suma se incorporará a un Fondo de Lucha contra el COVID19. En sí no representa una cantidad apreciable y el Poder Judicial utilizará sus privilegios -tal como sucede habitualmente- para evitar el recorte. Pero se trata de dar una señal de acompañamiento al resto de la sociedad. Un gesto político oportuno.

Del lado del mercado, en cambio, sólo se reciben zancadillas y cachetazos. El primero en continuar la estrategia de Techint fue nada menos que el “hermano de la vida” de Mauricio Macri, Nicolás Caputo, unos de los empresarios más beneficiados durante la gestión de Cambiemos, ante la mirada impasible de la Justicia.

Una de sus empresas, la autopartista Mirgor, dejó en la calle a 525 trabajadores a plazo fijo y a otros 220 contratados en la modalidad PPD. Javier Escobar, secretario general del sindicato ASMIRA, denunció que "los trabajadores tienen contrato hasta el 31 de marzo y no se les renovaría debido a la situación de la cuarentena".

"Repudiamos a las empresas por la situación crítica en la que nos encontramos", expresó y subrayó que "las autopartistas tienen compromisos de entrega de producción, además, tienen ganancias millonarias". El sindicalista agregó que “habría un compromiso de reincorporar a ese mismo personal una vez que se supere la situación”, pero esto es “sólo una versión, aún no hay nada confirmado ni firmado”.

"Evidentemente hay una muy mala intención por parte de las empresas integrantes de la Cámara AFARTE, porque se pusieron todas de acuerdo en pagar los salarios el último día que corresponde por ley, es decir, el cuarto día hábil del mes, cuando toda la vida pagaron el último o el primero, todo esto con la excusa de la situación de emergencia, y lo hacen sólo con el objetivo de estirar las fechas de desembolso de dinero", sentenció.

Desde el sindicato lo consideran como “un acto mal intencionado”, en el marco de que los trabajadores “vienen haciendo un esfuerzo desde hace mucho tiempo, soportando aumentos no remunerativos, donde ya las empresas no vienen haciendo los aportes, de manera que ni siquiera ante una situación de una pandemia mundial como la del coronavirus hacen el esfuerzo de pagar como corresponde estos 14 días, sino que siguen ajustando al trabajador”. “Repudiamos a las empresas por la situación crítica en la que nos encontramos; ya lo dijo el presidente, que hagan un esfuerzo y que ganen menos", concluyó Escobar.

La noticia tomó estado público mientras que Alberto Fernández, acompañado por Axel Kicillof, mantenía una videoconferencia con los intendentes de la provincia de Buenos Aires, de todos los signos políticos, en la que les adelantó la inminente implementación de un paquete de medidas de más de $ 380.000 millones para auxiliar a las PYMES y una carga semanal de la Tarjeta Alimentar. También les solicitó ayuda para controlar los precios máximos y se dialogó sobre el envío de insumos y la situación económico-social en cada uno de los municipios.

Mientras que los argentinos hacemos un esfuerzo excepcional para afrontar la pandemia en las mejores condiciones, el mercado sólo piensa en sus negocios. Nada que pueda sorprendernos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.