Viernes 29.05.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
2 de abril de 2020 | Nacionales

Entrevista REALPOLITIK.FM

En plena pandemia, Arcor despidió a un trabajador por padecer de diabetes

Se trata de Agustín Supicciatti, que fue cesanteado sin aviso previo ni un pago completo de la indemnización. En diálogo con RADIO REALPOLITIK FM (www.realpolitik.fm), el ex empleado detalló: “Ellos me indemnizaron solamente con el 50 por ciento, sin el preaviso y otras cuestiones".

HORACIO DELGUY

por:
Juan Facundo Quiroga

Todo se originó cuando Agustín Supicciatti, que es insulinodependiente, pidió un cambio de horario laboral -trabajaba de noche- para evitar tener problemas con su enfermedad. "Empiezo a tener complicaciones, siempre ingresando o saliendo del turno nocturno, porque la diabetes requiere mantener alineado un montón de factores, entre ellos, la salidas, los horarios, las rutinas, los controles y la actividad física; es una continuación”, comentó.

Esta situación incluso llegó a generarle episodios de convulsiones y su médica de consulta habitual le aconsejó encontrarle una solución. Frente a esto, el profesional de salud de la empresa le realizó una recomendación validada por su enfermedad, que aconsejaba “buscar una alternativa para evitar la rotación en el turno nocturno”, y entregó también un certificado médico, a pedido de Recursos Humanos. Aún así, desde el área alegaron que “era un caso médico y no tenían nada que ver”. “Convocaron a la junta médica y, una vez que lo terminan de confirmar, a los 15 días me despiden", relató.

Según el ex empleado, cesado el 15 de febrero por “motivos de salud”, como dice la notificación, lo echaron por el mismo motivo que lo contrataron. “Ellos usan en muchas oportunidades a ese tipo de ingresos para decir 'somos una empresa inclusiva, tenemos hipoacúsicos o insulinodependientes'", aseguró. Cabe destacar que en la declaración jurada, realizada previo al momento del contrato, figuran los antecedentes médicos de Agustín Supicciatti.

"Inicié acciones legales, porque acuden a un artículo de la Ley de Contratos de Trabajo que dice que como yo no me puedo adaptar al requerimiento impuesto del trabajo, que no es así, ellos me indemnizan solamente con el 50 por ciento, sin el preaviso y otras cuestiones", comentó. Además, a la problemática se suma que una vez terminada la relación laboral, solicitaron la baja de su obra social, OMINT. “Ahora cuando quiero reincorporarme dicen que me tienen que tratar como un cliente nuevo, pedir los papeles, además de la cuota mensual, y me hacen firmar un contrato por tres años de un millón de pesos a pagar en 36 meses", aseguró.

Hasta el momento, a Agustín Supicciatti le abonaron los días trabajados del mes de febrero y el premio anual. El ex empleado sigue a la espera de un pago de indemnización, pese a que la empresa busca por todos los medios abonar sólo una parte. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Agustín Supicciatti, Arcor

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.