Viernes 29.05.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
2 de abril de 2020 | Nacionales

Entrevista REALPOLITIK.FM

A 38 años de Malvinas, aún falta avanzar “en el proceso de la búsqueda de la verdad”

El presidente del CECIM La Plata, Rodolfo Carrizo, dialogó con RADIO REALPOLITIK FM (www.realpolitik.fm) sobre la guerra y analizó lo que dejó el gobierno de Mauricio Macri, los desafíos de Alberto Fernández, los juicios a los militares y su experiencia en el conflicto.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Facundo Quiroga

Carrizo, presidente del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas de La Plata, planteó que el conflicto bélico “está inscripto entre los grandes temas que tiene nuestro Estado, en el cual en el Atlántico Sur y todo el mar aledaño a nuestras islas, se juega gran parte del destino y el futuro de nuestro país y de la región”.

“Malvinas, aparte de ser un territorio usurpado, es una fuente natural de todas las riquezas imaginadas que tiene el planeta para que los seres vivos podamos estar sobre la tierra. Por lo tanto nos parece que como nación, como Estado, como ciudadanos, debemos pensarlas como una tierra de oportunidades”, expresó haciendo referencia además al interés de las potencias hegemónicas por adueñarse y apropiarse de esta parte del territorio.

Sobre lo que dejó la gestión de Cambiemos en la cuestión Malvinas y el cambio de rumbo que propone Alberto Fernández en esta materia, Carrizo indicó que “el ciclo de Mauricio Macri a nuestro entender fue una pérdida objetiva de soberanía”. De esto se desprende el acuerdo Foradori-Duncan, que firmó en el año 2016 el ex presidente, considerado por el ex combatiente como “el acuerdo más peligroso de la historia en cuanto a pérdida de soberanía”.  

El acuerdo establece una serie de puntos que ponen en jaque el derecho soberano argentino sobre las islas, particularmente en el apartado que se menciona al “Atlántico Sur”, el cual señala que se deben remover todos los obstáculos para el desarrollo económico de las islas, siempre y cuando sea en beneficio para el Reino Unido. Asimismo, estableció que el gobierno actual debería ponerse firme y “pedirle al parlamento la remoción de ese acuerdo y darlo de baja”:

 LA VUELTA A LAS ISLAS Y EL ROL HUMANITARIO DEL CECIM  

Rodolfo Carrizo, que formó parte del Regimiento de Infantería 7 en la Compañía C, volvió a Malvinas en dos oportunidades. “Nos mueve cosas muy fuertes, uno se reencuentra con el lugar en donde estuvo los días de conflicto, con objetos, anécdotas con compañeros”, señaló. En referencia a su percepción de las islas hoy, el presidente del CECIM La Plata, afirmó que “sigue siendo un pueblo muy concentrado alrededor de Puerto Argentino”, y remarcó que el trato con los Kelpers “es indiferente dado que la población actual, en su gran mayoría, no estaba en 1982”.


Rodolfo Carrizo dialogó con REALPOLITIK.FM

“Cuando uno pone los pies sobre Malvinas no lo hace a un aeropuerto civil, baja a una base militar que es tan grande como el casco de la ciudad de La Plata. Impacta mucho porque uno no entiende por qué tremenda base para una población de aproximadamente 2500 personas. Tiene un objetivo que no es solamente proteger a los que viven ahí, sino precisamente generar todo el resguardo posible para que no haya ningún riesgo en cuanto a las inversiones económicas que existen sobre la isla”, señaló.   

Sobre su experiencia personal, Rodolfo Carrizo, contó que antes de ir a la guerra llevaba siete meses de baja de la colimba y que había salido en septiembre de 1981. “Nos reincorporaron el 9 de abril y el 15 de abril llegué. Nadie sabía que íbamos, nunca hubo un informe oficial, lo cual habla de un nivel de improvisación, que obviamente tuvo la guerra. Teníamos incertidumbre y falta de preparación, con todas las limitaciones de la logística militar”, comentó.

Además, relató que con los días su compañía se alejó de la ciudad para adentrarse en las inmediaciones del Monte Longdon, el punto más neurálgico del conflicto y la montaña más alta con relación al pueblo. “Cuando subimos, la noche del 11 de junio, me explotó muy cerca una granada y me impactaron dos pequeñas esquirlas. Mi compañero, con el que estuve 74 días, quedó en Malvinas, toda nuestra memoria, nuestra emoción, nuestro reconocimiento es porque nosotros estamos gracias a que ellos dieron su vida”, destacó.

En cuanto a la identificación de los cuerpos en el Cementerio de Darwin, Carrizo planteó que lo vivieron como “un gran logro”. “El CECIM, desde su propia constitución, trabajó mucho por recuperar la identidad de los compañeros, que es un derecho inalienable de todas las personas. Hoy todas las familias tienen la posibilidad de llevar una flor a la tumba de cada uno”.

“Nosotros creemos que hoy la Justicia argentina debe seguir avanzando en el proceso de la búsqueda de la verdad. Hasta ahora solo tenemos cuatro procesados sobre 95 militares denunciados con más de 120 compañeros que han dado testimonio, que son pruebas fehacientes. Hubo torturas físicas, psicológicas, delitos de lesa humanidad que como argentinos nos tenemos que interpelar sobre la necesidad de saber, qué pasó, y que los responsables sean condenados con todas las garantías que establece la Constitución Argentina con el debido proceso”, afirmó. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.