Jueves 30.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
12 de abril de 2020 | Judiciales

San Justo

En el sanatorio de Moyano, usan bolsas de residuos para atender a infectados de coronavirus

Se trata del Sanatorio San Justo, del gremio Camioneros, que dirige Liliana Zulet, esposa del sindicalista. Allí, personal médico sin camisolines descartables hemorrepelentes, un insumo indispensable para afrontar la emergencia sanitaria nacional, improvisan batas con bolsas para tratar pacientes con síntomas de coronavirus.

Tanto barbijos, como gafas y máscaras protectoras son faltantes en hospitales y centros de salud de todo el país. O, en otros casos, no cumplen con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y la clínica de la familia Moyano, ubicada en La Matanza, no es la excepción.   

Ante la pandemia que azota al mundo y que en nuestro país se espera el pico de contagios para la segunda quincena de mayo, personal de salud del nosocomio gremial tuvo que inventar camisolines confeccionados con bolsas de residuos. 

En el video se observa cómo dos enfermeras asisten a una tercera –mientras otra filma– y la preparan para atender un probable paciente con coronavirus. Con el material para basura, prepararon un “traje especial de protección”, uniendo partes que simulan mangas con cinta adhesiva. 

Asimismo, cabe señalar cómo “se toman con humor” el nivel de precariedad con el que trabajan, sin tener otra alternativa ante la desidia de las autoridades de la clínica. Entre risas, se escucha “me estoy cagando de calor”, por parte de la enfermera que la visten con las bolsas y también se oye un diálogo tragicómico entre las dos asistentes: “Por acá había un hueco”, dice una, mientras que la otra le responde: “No importa porque, en realidad, no va a tocar nada”. 

Además, un profesional del sanatorio que se comunicó con este medio, y prefirió resguardad su identidad, denunció la ausencia de otros elementos necesarios para la prevención y el cuidado del personal sanitario. Entre ellos destacó la falta de “barbijos quirúrgicos o, mejor aún, número 95 y máscaras faciales”.

En este sentido, aclaró que los barbijos que usan son “costurados por ropería y no cumplen ningún estándar”. Al respecto, calificó de “vergonzoso” el cuidado a los profesionales de la clínica y sentenció: “Claramente solo somos un número más”. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Hugo Moyano, Camioneros, San Justo, Coronavirus

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!