Jueves 30.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
10 de abril de 2020 | Judiciales

Polémica en Castelli

Galdos y Dabadie, dos juezas juntas por sus campos

La tasa rural -por única vez- que impuso el municipio de Castelli para afectar esos recursos a comprar insumos de salud y cuidar a su población en medio de la emergencia sanitaria por el COVID-19, amenaza con convertirse en un escándalo para dos juezas: Daniela Galdos y María Dabadie. 

Ambas funcionarias judiciales son terratenientes, una es titular del juzgado 2 de Dolores, y otra jueza de la Cámara de Apelaciones Civil y Comercial. Pero no es lo único que tiene en común: comparten su fanatismo por el macrismo y su simpatía por Juntos por el Cambio.

Sus vínculos quedan a la luz de todos desde que sólo cuatro productores (de 530 afectados de Castelli) presentaron un amparo colectivo y pidieron suspender el cobro del tributo. 

El amparo se presentó en el juzgado de Galdos y, esta jueza, lejos de excusarse por pertenecer a una familia de terratenientes y dirigentes de la Sociedad Rural, rechazó una recusación presentada por el municipio de Castelli para dejar su lugar y que resuelva la cuestión un juez imparcial.

Galdos rechazó la recusación con el alegato de que, como no tiene campo en Castelli, no está alcanzada por el tributo, lo que silencia es que concejales de Dolores están a la espera de la resolución judicial para proponer este mismo tributo en su ciudad.

De esta manera, se convierte en juez y parte; se atornilla en su sillón y abraza la causa para impedir, luego de una resolución contraria al tributo, que se clausure la posibilidad de que este impuesto se establezca en Dolores y otros distritos.

Dabadie, la garante: la jueza camarista, casualmente, también es terrateniente pero de Chascomús. Fue ella, justamente, la que confirmó a su colega y socia de vínculos rurales al frente del expediente en defensa de sus propios intereses de clase.

Así las cosas, el escándalo podría escalar, ya que el abogado de la municipalidad de Castelli analiza la posibilidad de realizar las denuncias correspondientes en la Corte de la provincia y en todos los organismos pertinentes.

Mientras tanto, REALPOLITIK se comunicó con dirigentes políticos de peso de Dolores y Chascomús y ambos sostuvieron lo mismo: hay que esperar a que estas juezas resuelvan y "si podemos, sería una alternativa muy buena para poder tener recursos para salud".

La historia es la de siempre: una parte de la Justicia viciada por intereses personales y políticos. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!