Jueves 13.08.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
18 de abril de 2020 | Cultura

El líder de Ratones Paranoicos

Juansebastián: La Cuaresma de un Paranoico

Durante las primeras semanas de cuarentena se liberó el documental que narra la consagración, caída y resurrección de Juanse, el rockero que encarriló su vida gracias a la conversión cristiana.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

A lo largo de 70 minutos, el documental sobre el líder de Ratones Paranoicos gira en un círculo que acaba donde comienza: un show de la banda en Cemento a fines de mayo de 1989, cuando el país se prendía fuego… y la banda también. Aquella presentación (mitificada por su lanzamiento en formato DVD en 2015) mostraba un grupo estimulado por el rock de los Rolling Stones, aunque a la vez incendiado por la impronta punk de los Sex Pistols. Faltaban pocos años para que ambos gustos musicales representaran en Argentina dos tribus juveniles opuestas y rivalizadas, pero los Ratones hacían punta de vanguardia apelando a un sincretismo que la escena y los estudios del rock argentino tardaron décadas en comprender.

También harían falta muchos años para comprender en profundidad el fenómeno Juanse, mascarón de proa de un grupo que inventó toda una subcultura que sirvió para inspirar a muchas bandas e identificar a muchos seguidores desde los 1990 y pico en adelante: el rock Stone. Los rolingas, bah.

Esa comprensión logra sellarse de manera profunda y magnífica gracias al fabuloso trabajo de Diego Levy, el director que el año pasado lanzó Juansebastián. El documental (en verdad, rockumental) logra hilvanar los distintos procesos de Juanse Gutiérrez a través del proceso más mentado pero menos indagado de la vida del música: su conversión al cristianismo.

El rock rebate prejuicios con la misma fuerza que los instala, y en ese sentido la figura de Juanse resulta medular: Juanse rolinga, Juanse fisura, Juanse católico… siempre parece haber un Juanse listo para ser denostado. Su inclinación hasta la fe religiosa fue quizás el punto máximo del bullyng que padeció un tipo que, sin embargo, hizo escuela y marcó una huella.

Con un fuerte trabajo de entrevistas y una combinación de tomas en locaciones reveladores, Diego Levy dispersa piezas que luego se van uniendo entre sí. Se van sucediendo un corte de pelo a cargo de Fabio Cuggini, ensayos con los Ratones Paranoicos, camarines con su banda solista e imágenes junto a Spinetta y Charly García mientras, en simultáneo, aparece Juanse hablando en misa, visitando un monasterio benedictino, discutiendo acerca del carácter político de Jesús con su madre (quien define a su hijo como “fascista y católico”) y un breve encuentro con el Papa Francisco en Roma.

“Me divierte el hecho de que a veces sos Gardel. Y a veces sos Gardel… después del avión”, confiesa el músico (mitad en broma, mitad en serio) acerca de lo que le significó a él ser rockero y cultivar ese estilo de vida al límite de lo vivible. Lo dice con risas.

Aunque luego se emociona cuando habla de Dios: “Apareció el más groso”. Dalan Gutiérrez (también músico) explica a su padre sin tanto rodeo: la reconversión católica es la que salvó su vida. “Estamos comprobando que ser cristiano es difícil: primero te ignoran, después de ríen de vos y luego te atacan”, dice Juanse, haciendo una adaptación personal de una frase de Gandhi. “Pero siempre triunfas”, concluye. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
18 Apr | 08:49
Elvira | Mail
Con esta cosa hicieron un documental? Bueh.,...Aryentain da para todo. Hasta las opciones que tenemos para votar a presidente...
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.