Sábado 25.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
14 de abril de 2020 | Provincia

Preocupante

La provincia obligó a endeudarse a las pymes pero ahora no les permite pagar sueldos e impuestos

Por orden del gobernador Kicillof, no se pagó lo adeudado con los proveedores del estado, por lo que se vieron obligados a tomar créditos. Sin embargo, con el dinero depositado, no pueden pagar nada por el mal funcionamiento del home banking.

En lo que se estableció entre los empresarios como un verdadero “corralito virtual”, la provincia de Buenos Aires dejó a las pymes en medio de una encerrona que promete provocar un impacto financiero de consideración. El daño se centra en la enorme mayoría de las empresas que tomaron créditos, pero afecta a todas aquellas que tienen que disponer del dinero que tienen en cuentas del Banco Provincia.

Los proveedores del Estado que trabajan con la provincia de Buenos Aires, en líneas generales, tienen deudas que arrastran al mes de diciembre de 2019 o, en casos más extremos, a septiembre de dicho año. En consecuencia, se llevaron adelante numerosas reuniones con las autoridades de la gestión de Axel Kicillof con el pedido encarecido de cobrar lo adeudado.

A pesar de no haber obtenido éxito en las negociaciones, habían obtenido “de palabra” el compromiso de Kicillof de que les pagarían al menos los meses de enero y febrero. Sin embargo, nada de esto ocurrió. “La falta de palabra del gobernador es alarmante. Ya van cuatro meses que tenemos que poner los sueldos, impuestos y servicios de nuestros bolsillos, sin que nadie nos pague por nuestro trabajo”, explican desde el sector pyme.

Con la llegada de la cuarentena, a la deuda del gobierno provincial se sumó un período que ya arrastra casi dos meses de facturación cero, con lo que el auxilio a las pymes se hizo urgente. Sin embargo, la posición del gobernador Kicillof no se movió un centímetro. “Nadie cobra porque nos quedamos sin plata para combatir al coronavirus. Si quieren plata, que saquen créditos”, fue la orden que salió de Gobernación.

Resignados, más de mil pequeñas y medianas empresas tomaron créditos al 24 por ciento, muchos de ellos sorteando enormes dificultades impuestas por el mismo sistema que propone los préstamos. Lo que nadie esperaba, no obstante, es que encima colapsara el sistema informático del Banco Provincia.

De este modo, los empresarios pueden ver sus saldos online y hasta tienen el tragicómico privilegio de ver sus créditos ya depositados. Sin embargo, no pueden utilizarlos para pagar sueldos, ni impuestos o servicios, dado que las botoneras no funcionan.

“Es un corralito virtual o un corralito online, como quieran llamarlo. Tenemos la plata depositada pero no podemos usarla. Es insólito. Mientras tanto, nos corren los intereses por atrasos como si la culpa fuera nuestra”, explicaron. La duda, además, radica en la naturaleza de los propios préstamos, dado que sólo cubren la plantilla salarial de un mes y el Estado ya anticipó que no podrá ofrecer lo mismo el mes que viene. ¿Qué pasará en mayo? (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!