Sábado 25.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de abril de 2020 | Municipales

Grave denuncia

General Belgrano: Acusan a funcionario de romper la cuarentena para comerse un asado

Se trata de Rodrigo Berte, secretario de Cultura, Deportes y Educación del distrito. Una vecina asegura haberlo visto con dos amigos en “pleno centro y evitando los controles con su auto”. El titular salió a defenderse en sus redes, como así también del comunicado de CICOP que expresa preocupación por el “absoluto abandono sanitario del municipio".

Son momentos de mucha cautela ante el avance de la pandemia, a la espera del pico que se prevé a finales de mayo en nuestro país. En este contexto de emergencia sanitaria nacional, son múltiples las voces de diversas autoridades gubernamentales que piden respetar el aislamiento social, preventivo y obligatorio para contrarrestar el alza de la curva de infectados.

Sin dudas, la responsabilidad ciudadana de respetar la cuarentena conjuntamente con el uso obligatorio de barbijos en casos de aglomeración de gente, son claves para evitar que se propague el virus. Por eso, resulta fundamental salir a la calle únicamente para excepciones en materia de salud, de alimentación y retiro de dinero, entre otras actividades esenciales.

Entre estas no se encuentra “salir a comer un asado con amigos”. Tal fue la acusación que recayó sobre el secretario de Cultura, Deportes y Educación de la municipalidad de General Belgrano, que gobierna Osvaldo Dinapoli. A través de sus redes sociales, Nachi de la Vega, una vecina del lugar, denunció al funcionario: “La cuarentena que hace el municipio, gente que tiene que dar el ejemplo comiéndose un asado, Rodrigo Berte, Edgardo Izurieta y Cristián Wila”.


Publicación de Nachi de la Vega en Facebook. 

En esta línea, continuó: “Pleno centro y con el auto a visibilidad. ¿Dónde están los supuestos controles que hacen con las cámaras? ¿O justo a ellos no los vieron?”, se preguntó irónicamente. Y concluyó: “Qué casualidad!!! Donde se enteran que están en problemas mandan a correr el auto. Son una vergüenza!!”

El trascendido no pasó desapercibido para el funcionario municipal, quien en su cuenta de Facebook explicó su versión de lo acontecido el pasado fin de semana. “Recién me comentaron que estoy siendo víctima de un 'falso escrache' por 'haber violado la cuarentena'. Desde que comenzó el aislamiento obligatorio sólo salgo para trabajar y hacer las compras necesarias. No iría contra las reglas, no por el hecho de ser funcionario, sino por la obligación cómo cualquier ciudadano”, dijo.


Publicación de Rodrigo Berte en Facebook. 

De esta forma, contó qué hizo cuando fue visto entrando en una casa ajena. “Fui a Cultura a imprimir unos carteles y pasé a buscar las llaves por la casa de al lado, ya que se las dejé porque quién vive ahí es empleada y fue quien limpió el salón luego de la charla del Hospital de hace unos días. Repito, no me junté a comer ningún asado. Solo fui a buscar las llaves de Cultura, y quizás el único error y lo reconozco, fue haber ingresado a la casa. Fue en el horario del mediodía y la familia estaba comiendo”, expresó.

Por último, justificó el porqué de su testimonio. “Quiero aclararlo porque estas cosas toman repercusión rápidamente y sólo se hacen con motivo de dañar, ya que quien difundió esta falsa información es claramente oponente a nuestro gobierno, y estoy convencido de que lo hizo con fines políticos, que en este momento dónde tenemos que unirnos para salir adelante, no sirve para nada”, concluyó Berte. La pregunta obligada es si fue sólo un conventillo de pueblo con mala intención política o realmente el funcionario “pisó el palito”.

EL ENTREDICHO CON CICOP

El secretario municipal también salió al cruce del comunicado por parte del gremio que nuclea a profesionales de salud de la Provincia de Buenos Aires, que reclama recursos médicos para el hospital Municipal Juan E. de la Fuente. Entre estos, denuncian “la falta de insumos y de elementos de bioseguridad” sumado a la ausencia de “oxígeno central”, lo que imposibilita “atender cualquier patología oxígeno dependiente”.

Asimismo, el sindicato relató las acciones que realizaron los profesionales municipales del nosocomio: “La desidia y el abandono que el municipio ha realizado sobre la salud de la comunidad en general y sobre el cuidado de los trabajadores en particular motivó que en el día de la fecha, domingo 12 de abril, un grupo de trabajadores haya decidido presentarse en la casa del intendente exigiendo respuestas urgentes ante la gravísima situación que están atravesando”.

Ante esta descripción del estado de situación en el Hospital Municipal, Berte respondió en sus redes sociales: “Es muy triste jugar con el miedo de la gente para hacer política en este momento, y sembrar el pánico en la sociedad para buscar un voto más”. De esta manera, calificó a CICOP de “politizada” porque el comunicado lo integran “algunos ex funcionarios de Salud que en su momento no cambiaron ni dos focos de luz en el hospital”.

Al respecto, invitó a los gremialistas a comunicarse con las autoridades “para recibir las explicaciones correspondientes” porque “acá no hay nada que esconder y la sinceridad es un valor de los más importantes en estos tiempos”. Y finalizó haciendo un llamado a la reconciliación en tiempos de pandemia: “Si estos médicos verdaderamente quieren colaborar […] hay que ser un equipo, trabajar juntos y dejar estas cosas de lado […] hay que estar unidos, es la forma de salir adelante”.

UNA POLICÍA COMUNAL AISLADA POR SÍNTOMA DE CORONAVIRUS

El mismo Rodrigo Berte se encarga de actualizar día a día el parte médico con los casos confirmados y sospechosos de COVID-19. El día domingo, en su cuenta personal de Facebook, aclaró que se le realizó el hisopado a una persona de 28 años, oriunda de Dolores, que cumple funciones en la Policía Comunal y “fue puesta en aislamiento domiciliario” en su municipio de origen, “junto con quienes compartió el lugar de trabajo”.

Lo que no contempló el funcionario fue el testimonio de Araceli, la policía separada de sus funciones. En un descargo en su Facebook, ella reclamó que le hicieron mal el hisopado en el Hospital Municipal de General Belgrano, según pudo saber por un médico de su localidad, quien le argumentó que “sólo le sacaron una muestra de la garganta, pero no de la nariz”.

Por otra parte, desde el centro de salud donde le realizaron el análisis, señalan que el problema fue “el medio en el que se envió el hisopo -el frasco-, ya que tiene que ir en solución fisiológica, o en un medio antivírico especifico”. Ante este inconveniente, la muestra no pudo ser procesada y a Araceli no le permiten volver a realizarse el hisopado porque ya no posee síntomas correspondientes según el protocolo.

Mientras tanto, desde el aislamiento en su casa de Dolores, ella contó: “Es una situación desesperante y nadie se hace cargo, ni siquiera el Hospital de General Belgrano que se mandaron la macana y no fueron capaz de llamarme por teléfono para decirme lo que pasó”. En tanto, exige que le hagan el hisopado: “¿Y si no tengo más ningún síntoma? ¿Y si me pasa algo y nadie hizo nada?”, comentó indignada. Y concluyó: “No voy a romper con seguir aislada, pero esta situación no puede quedar así”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!