Lunes 10.08.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de abril de 2020 | CABA

Coronavirus:

A pesar de las promesas, los feriantes de Abastecimiento siguen sin poder trabajar por orden de Larreta

Se trata de 39 ferias distribuidas en 15 comunas porteñas. El gobierno de la Ciudad había aprobado su continuidad, bajo medidas estrictas de higiene y prevención, pero por disposición de la ministra de Espacio Público e Higiene Urbana, Clara Muzzio, se quedaron sin trabajo ni bien se decretó la cuarentena obligatoria.

En tiempos de pandemia, donde la actividad económica se encuentra paralizada para garantizar con mayor eficacia el aislamiento social, preventivo y obligatorio, un rubro excepcional que no puede faltar en la cotidianeidad de la población es el de alimentación. Sin embargo, los formadores de precios especulan con la necesidad de la gente en plena emergencia sanitaria nacional.

En este sentido, una buena alternativa para los consumidores porteños son las Ferias Itinerantes de Abastecimiento de la Ciudad de Buenos Aires (FIAB), que van a contramano de los costos impuestos por el mercado. Pero desde el viernes 20 de marzo están inhabilitadas y sus trabajadores desperdiciaron su mercadería, sumado a que no pueden acceder a ningún beneficio económico de emergencia que brinda el estado.

Sandra Pastor, una de las feriantes, contó a REALPOLITIK la situación que están atravesando. “Raquel Fait (gerente operativa en la dirección General de Ferias) nos aclaró que íbamos a trabajar aunque caiga una bomba atómica, pero se desdijo a la medianoche del día que se estableció la cuarentena”, aseguró. Al respecto, como previamente al decreto presidencial les garantizaron su continuidad laboral, se habían provisto de gran cantidad de mercadería que “se echó a perder o algunos la están vendiendo como pueden”.

Sobre el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) otorgado por ANSES, Pastor manifestó: “No entramos en ningún plan de ayuda de nada porque para la AFIP tenemos que estar trabajando por pertenecer al rubro alimentos”. En esta línea, cuestionó: “No podemos pedir ningún subsidio, exención de impuestos ni ayuda de bancos; nadie nos da respuestas”.

Además, le pidieron a Fait que interceda para que puedan obtener un crédito a tasa cero por el Banco Ciudad, pero ella se los denegó inmediatamente porque tiempo atrás “ya le habían otorgado uno similar”. En cuanto al vínculo que los feriantes tienen con la gerente, afirmó que “es una dictadora porque llama para amenazar” y destacó que, permanentemente, les achaca que la feria “es de ellos porque el gobierno nos da los carros”.

DE LA TIERRA A TU MESA

Así se denomina al programa de venta de bolsones agroecológicos en las diversas estaciones saludables de la ciudad. Con pedido previo y manteniendo la distancia recomendada para evitar el contagio en caso que se formen filas, los porteños puede acceder a las verduras y frutas cosechadas por los productores del cordón fruti-hortícola platense. No obstante, según Pastor, “trabajan sin ninguna medida de protocolo e higiene, como el barbijo, y tienen la mercadería en el piso”.

RECLAMO

Ante la imposibilidad de ser escuchados por parte de las autoridades porteñas, Pastor comentó cómo sigue el plan de lucha de los trabajadores distribuidos en las 39 ferias, cada una de ellas con 10 carros (aproximadamente) y cinco personas por puesto. “Nos autoconvocamos para el miércoles en Parque Patricios así dejamos de ser ignorados, y nos vamos a hacer sentir”, concluyó.

Cabe destacar que en dicho barrio se encuentra la jefatura de Gobierno porteño. (www.REALPOLITIK.com.ar)    

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.