Sábado 24.10.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de mayo de 2020 | Cultura

Su nuevo trabajo

Wos, entre la novedad y el encierro

El rapero acaba de publicar “Tres puntos suspensivos”, un EP en el que combina nuevos sonidos con letras atravesadas por la cuarentena.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

Perturbación y ansiedad, dudas y soledad: después del éxito de su disco debut “Caravana” (publicado a fines del año pasado), ahora el músico Valentín Oliva vuelve a la palestra con “Tres puntos suspensivos”, un EP de cuatro temas atravesados por el aislamiento social derivado de la pandemia por el COVID-19.

Todo comienza con “Ojeras negras”, donde roza el pop oscuro con reminiscencias ochentosas, continúa con el cansino y cadencioso “Alma dinamita”, prosigue con un asfixiante pulso punk de “40” y finaliza con aires de hip hop en “Algo del vacío” (con la participación de su hermano Manu Oliva). El disco fue producido por Evlay, guitarrista de su banda solista.  

A lo largo de esos diez minutos, las cuatro canciones discurren contenidas por una producción audiovisual de  Kevin Zeta y N4rf que aporta un entorno conceptual: entre el surrealismo y la lisergia, las imágenes apuntalan una narrativa plagada de gestos y guiños codificados en tiempo real. De “la vorágine de una ciudad sin sentimientos” a “sé que mi alma está pidiendo exilio”, Wos va arrojando frases que suenan urgentes y, al mismo tiempo, lo transforman en un autentico cronista del tiempo que le (nos) toca vivir.

La salida de “Tres puntos suspensivos” refuerza esta -relativamente reciente- dimensión de Oliva: la del creador y grabador de canciones en lugar del freestyler e improvisador que se hizo conocido a base de competencias como las de El Quinto Escalón o la Red Bull Batallas de los Gallos. Atrás parece quedar aquel perfil de payador 2.0 surgido en los escalones del Parque Rivadavia, consagrado del microestadio Malvinas Argentinas y rivalizado contra el mexicano Aczino en un “clásico” que tuvo episodios en Buenos Aires, el Distrito Federal y Madrid.

Disco completo. 

A pesar de ser punta de lanza de esta generación inclinada por el rap y el hip hop que irrumpió y se consolidó en la década pasada, Wos funge sin embargo como una prenda de unión con esa cultura rock que -por primera vez en medio siglo- ya no parece interpelar con tanta hegemonía a la juventud de la época.

La muestra de la amplitud musical está en los distintos vínculos que el músico de 22 años estableció con exponentes varios de la cultura rock como el ex Los Piojos, Ciro Martínez, o incluso Divididos (en plena cuarentena), además de los mensajes de respeto personal y artístico que se prodigaron mutuamente con el Indio Solari.

Tal como ya había hecho en “Canguro” (donde solapó pequeños homenajes a Los Redonditos de Ricota como la frase “fijate de que lado de la mecha te encontrás” en la canción homónima, o el conocido de “Luzbelito y las sirenas” en “Luz delito”), Wos ahora le hace un guiño a Charly García en “40” a partir de la introducción de la frase de mayor actualidad cuarentenesca: “Creo que no me puedo dormir, estoy verde y no me dejan salir de acá”. (www.REALPOLITIK.com.ar) 

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.