Domingo 05.07.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de junio de 2020 | Interior

Tierra de nadie

Un pueblo de Corrientes, movilizado por una ola de robos, torturas y coronavirus

Se trata de Mocoretá, localidad del departamento de Monte Caseros, en el límite provincial con Entre Ríos. Sus vecinos, hartos de los hechos delictivos sin soluciones y con torturas incluidas, realizan marchas para visibilizar su situación. “Antes eran entraderas, ahora roban en cualquier momento”, afirmó una vocera.

A 400 kilómetros de Corrientes capital y lindero al municipio entrerriano de Chajarí, se ubica Mocoretá con sus 12 mil habitantes. Un pueblo cuya matriz económica es principalmente la producción de citrus, depositados y seleccionados en los galpones de los alrededores para ser exportados. Pero estas instalaciones ya no son las de antes, forjadas al calor de la inmigración italiana. Ahora son constantemente sacudidas por los robos a los productores que viven en el campo. 

“No se conforman con el dinero, también torturan”, aseguró Maricel Cornaló, integrante de un grupo de vecinos que desde hace tiempo vienen reuniéndose para mantenerse en contacto y organizados. “Acá son todos pequeños lotes y los asaltan con o sin familia presente; hasta se roban animales”, agregó. En esta línea, sostuvo que los malhechores buscan dinero y “no todos lo tienen”. 

LA GOTA QUE REBALSÓ EL VASO

El lunes pasado aconteció otro hecho delictivo. Asaltaron a dos hermanos solteros, a los que trataron violentamente porque no tenían plata. Esto motivó a un rastrillaje exhaustivo en los campos cercanos por parte de la comunidad, en la búsqueda de los ladrones, y también se realizó una marcha “silenciosa” de hasta dos personas por vehículo, teniendo en cuenta la pandemia. Al día siguiente, las protestas continuaron frente al municipio con “el doble de cantidad de gente”, según indicó Cornaló.

Consultada sobre las causas de estos sucesos, la vecina opinó que puede ser “una zona liberada”, aunque adelantó que tienen una buena relación con las autoridades municipales, pero “las soluciones no llegan”. Al respecto, señaló que están permanentemente en contacto con los funcionarios locales, quienes quedan en “promesas que nunca cumplen”. Y añadió: “No sabemos si no les dan importancia desde Corrientes capital o si realmente no tienen la capacidad suficiente”. 

En este sentido, la vecina mocoretaense contó que desde septiembre pasado ocurrieron 63 robos y “no esclarecieron ninguno”, según estadísticas que registran ellos mismos. “Esto nos hace pensar en irnos todos del campo porque hicimos cantidad de protestas y cada día estamos peor”, enfatizó. Cabe destacar que el intendente es un joven dirigente de treinta años, llamado Juan Pablo Fornaroli, sucesor del senador provincial Henry Fick.

LA PANDEMIA EN MOCORETÁ

La localidad correntina no gana para disgustos: El coronavirus también es una preocupación para sus pobladores. A pesar que la provincia se encuentra en la fase 5 de la emergencia sanitaria nacional, el pueblo cuenta con diez casos positivos y dos de ellos recientes, ambos productores que tienen puestos en Buenos Aires.

“Se paralizó Mocoretá. Se hicieron 97 testeos porque varias personas tuvieron contacto con estos jóvenes”, comentó Cornaló. Además, se refirió al cumplimiento del aislamiento obligatorio: “No respetan la cuarentena y hasta carnearon una vaca”, concluyó indignada. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.