Domingo 12.07.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de junio de 2020 | Opinión

¿La pandemia como excusa?

El misterioso caso de Presidente Perón

El juego nunca cesó, lo que cesó fue el juego oficial. Estamos viviendo momentos de gran incertidumbre ante la pandemia que atraviesa a todos los sectores, entre los cuales se encuentra el comercial en particular, sujeto a avatares de todo tipo: habilitaciones para unos sí y otros no, horarios diferenciados según comercio y región, etcétera.

HORACIO DELGUY

por:
Miguel Daneri

El gran determinante para su apertura y funcionamiento sería la condición de esencial o no de los mismos. Por supuesto que todo se enmarca en la premisa de tratar de evitar la propagación de contagios de COVID-19, cosa por demás primordial, entendible, exigible, humanitaria y moralmente obligatoria. Y en esto no debe caber dudas: evitar contagios es salvar vidas.

Claro está que, tanto el gobierno nacional como el de la provincia de Buenos Aires, han tomado esta indiscutible, repito, indiscutible postura en cuanto a la apertura de diferentes rubros comerciales bajo este acertado criterio. Y en base a este, es que llama poderosamente la atención lo que está ocurriendo en el municipio de Presidente Perón con respecto a la no apertura de sus agencias oficiales de lotería, dado que el juego nunca cesó sus actividades, lo que cesó fue el juego oficial.

Y obviamente esto no solamente perjudica las arcas provinciales y municipales en momentos cuando más se necesita, sino que, como todos los que estamos en este rubro bien sabemos, el juego ilegal, además de ser un delito penal, retroalimenta el circuito de la droga y el crimen. 

Desde el comienzo de la cuarentena el 20 de marzo, las agencias oficiales de lotería de la provincia de Buenos Aires, fueron llevadas a cumplir con un exigente protocolo para su apertura, que una vez aprobado por el Instituto Provincial de Lotería y Casinos, las disponía para la vuelta a la actividad que se produjo el día 8 de junio. No obstante ello, la potestad y el requerimiento de la apertura de esta actividad quedó en manos de los 135 municipios de la provincia, los cuales enviaron a la gobernación su solicitud y fueron aprobadas en su totalidad por esta. Acto seguido deberían dictar el protocolo de apertura ajustándolo a los protocolos y horarios dispuestos por cada municipio en particular. 

Al día de hoy las agencias oficiales de lotería están trabajando en 134 municipios. Sí, 134: falta Presidente Perón. 

Este insólito y solitario proceder por parte de las autoridades de este municipio, no solamente no tuvo en cuenta las penurias de los agentes oficiales que se endeudan día a día con alquileres, sueldos, servicios etcétera, sino que dada la dinámica del sector las profundizó, puesto que el desacople funcional del resto de la provincia al que fueron obligados los agentes del distrito, devino en prescripciones de premios a pagar, problemas de devolución y envió de premios de preimpresos etcétera, de los que se deberán hacer cargo los ya vapuleados agentes oficiales. 

El cumplimiento del protocolo exigido ha convertido a las agencias oficiales en uno de los rubros más seguros, sino el mas, a sabiendas que son comercios de proximidad, que no fomentan traslados de un distrito al otro y que contribuyen a que no se desarrolle la actividad sin protocolo alguno de manera ilegal (evitando contagios y posibles muertes), además de la consabida y urgente necesidad de recursos para la adquisición de insumos sanitarios en este momento, es que tanto las autoridades nacionales mediante decisión administrativa 919/2020, las autoridades provinciales mediante resolución 250/2020 y en estricto cumplimiento del protocolo impuesto por el IPLC mediante resolución 68/2020, a las que se le suman las autoridades de los 135 municipios, pero que en la práctica, solamente implementan 134 puesto que falta inexplicablemente Presidente Perón. 

La Cámara de Agentes Oficiales de Lotería y Afines Bonaerense (CAOLAB), además de haberse movilizado distrito por distrito explicando esta situación y destrabando la actividad, se abocó de lleno a informar de ello a las autoridades de Presidente Perón, las cuales, en honor a la verdad, los han recibido de manera amable, pero sin concretar la apertura de la actividad. 

En los últimos días, han circulado en las redes “videos caseros” de lugares en los cuales se desarrolla la actividad de forma clandestina dentro de dicho distrito, que proliferan rápidamente y que por supuesto no cumplen con ningún tipo de protocolo sanitario ni reglas de distanciamiento social. Ante esto, en algún caso el gobierno municipal de Cantero procedió a la clausura (un verdadero chas chas en la colita) sin dar intervención como corresponde a la Justicia ordinaria, puesto que se trata de un delito previsto por el artículo 301 bis del Código Penal, y la gran duda sembrada es: ¿Esto es por desconocimiento o por algún otro motivo misterioso? 

Lo cierto es que los sorteos de Lotería se siguen desarrollando en todo el país y las agencias oficiales están abiertas, menos en Presidente Perón, a pesar de haber sido blindadas literalmente, bajo el estricto protocolo sanitario impuesto por el IPLC. El argumento / excusa que Cantero ha expuesto en las redes sociales es “a este tipo de comercio acude mucha gente mayor”. ¿Acaso la intendenta prefiera que esta gente sea visitada en sus domicilios por pasadores clandestinos que, sin ningún tipo de protocolo, vayan desparramando el virus de casa en casa? ¿O prefiere que estos adultos mayores canalicen su habito en negocios / pantalla o directamente en garitos que además de cometer un delito, no cumplen las mínimas exigencias sanitarias? ¿En serio cree Cantero que puede frenar el juego ilegal cuando se sabe que existe hasta en Nueva York?¿ Acaso no hay que evitar traslados innecesarios de distrito a distrito? ¿No sabe Cantero que las agencias oficiales están abiertas en Almirante Brown del que solo la separa una calle? ¿Cuál es el motivo por el cual Cantero y su gabinete desoyen o ningunean los argumentos de CAOLAB representante de las 4300 agencias oficiales de la provincia? 

Tanta ingenuidad o desconocimiento recubierto de tozudez y tantas preguntas sin respuestas no hacen más que incrementar las sospechas y el misterio. 

Numerosas reuniones de los agencieros y de representantes de CAOLAB, con el secretario de Gobierno municipal, Mariano Amato, su secretario de Hacienda, Nicolás Linardi, cientos de llamados y mensajes de las autoridades de CAOLAB, prestadores de servicios, IPLC y gobernación, no han dado sus frutos, y las trece agencias oficiales con sus treinta familias -entre titulares y empleados- se encuentran desesperadas después de noventa días en los que no les entra ni un solo peso y ante la angustiante indignación de ver cómo en todo el sector en el resto del país están trabajando, siguen de rehenes de un irracional postura rebatida y explicada hasta el hartazgo, lo que hace sospechar de intereses contrapuestos con los de la nación, la provincia, todos sus intendentes colegas y por supuesto el juego oficial, que por primera vez desde la creación de la Lotería Nacional en 1893 se ve perjudicado exprofeso por un gobierno nunicipal, el de Blanca Cantero, intendenta de Presidente Perón. 

¿Acaso el presidente de la Nación, Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof y los otros 134 intendentes son inconscientes? ¿Irresponsables? ¿Sus equipos de salud no saben lo que hacen? Es lo que parecieran opinar las autoridades de Presidente Perón, un municipio que evidentemente con la excusa de la pandemia está exponiendo consciente o inconscientemente a su población al contagio de COVID-19 por no dejar que la actividad que hoy se desarrolla de manera ilegal, se canalice como corresponde por las agencias oficiales de Lotería que cumplen con un seguro y estricto protocolo sanitario. 

No entenderlo así es una irresponsable excusa, una excusa que va en contra de todo criterio sanitario y de sentido común, una excusa que es un verdadero misterio y que, por supuesto, si uno quisiera pensar mal y develar el misterio, lo emparentaría con posibles relaciones promiscuas entre el juego ilegal y el poder político. 

¿Acaso sería la primera vez? Prefiero pensar que se trata de un error de criterio por parte de la intendenta Cantero, lo demás… lo demás es ser mal pensado. 

 

(*) Miguel Daneri es agente oficial de Almirante Brown, ex dirigente y encargado comercial de CAOLAB.

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
01 Jul | 12:10
Elvira | Mail
Tarado!!! Yo quiero que la gente trabaje, no que se dedique a la timba...
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.