Sábado 24.10.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
2 de julio de 2020 | Opinión

El futuro económico de Argentina

De remedios y enfermedades

No existen antecedentes en la historia del país que registren tantos factores negativos interactuando casi en simultáneo, desde el virus y su propagación, a cuestiones económicas de real importancia como lo es la renegociación de la deuda del país, con organismos multilaterales y con acreedores privados tanto locales como del exterior.

HORACIO DELGUY

por:
Diego Morzone

Los datos elaborados por el INDEC muestran un derrumbe del nivel de actividad económica del 26.4 por ciento interanual contra igual periodo del año anterior. Es bueno recordar que, durante la crisis por la salida de la convertibilidad y posterior devaluación 2001/2002, la caída no fue superior al 16 por ciento. Hoy los niveles de actividad se remontan al 2004, claro que en aquel entonces las condiciones de recuperación las daban los niveles de precios en la soja, por un lado, hoy no se cuenta no solo con eso, sino que la ausencia de crédito y los niveles muy elevados de déficit fiscal empeoran la situación obligando al estado a emitir para poder financiarse de alguna forma. También la ayuda del estado a sectores vulnerables aumenta esta situación de déficit y como contrapartida la recaudación está desplomada.

Es necesario distinguir la pandemia de orden mundial a la cuarentena que, a falta de un remedio eficaz, es la única manera de modo preventivo contra el virus. Hasta ahora hay consenso en que el rol del estado fue bueno y oportuno en materia sanitaria, pero en materia económica las consecuencias son devastadoras y, en este caso, solo el tiempo dirá hasta qué punto era necesario en términos de temporalidad. Rubros como turismo, restaurantes, venta de indumentaria y construcción tienen caída libre de hasta el 85 por ciento, intermediación financiera apenas de 3 por ciento.

Los empleos perdidos y los que se van a perder todavía no son dimensionados al igual que los cierres definitivos de comercios, con números que asustan a cualquiera. Pero todo esto dentro del llamado AMBA. No es igual la situación en las provincias, donde todo es más leve. Posiblemente una de las peores consecuencias las sufra la llamada economía informal, de la cual nadie toma real dimensión.

Y en este contexto toca el llamado de reestructuración de la deuda, que es posible segmentarla en tres sectores bien definidos: deuda con tenedores de bonos emitidos bajo legislación extranjera por aproximadamente 6.6000 millones de dólares, emitidos con legislación local por aproximadamente 42.000 millones de dólares y deuda con el FMI por 44.000 millones de dólares con vencimientos para 2021 y 2023.

En todos estos números suman por separado las provincias que también deben dólares al exterior.

Técnicamente el país está en default y con un acuerdo de palabra con los acreedores se sigue negociando y el acuerdo no parece imposible. La importancia de lograrlo es vital como puerta de ingreso a normalizar la economía y aspirar a que se logre la inversión que hace falta. Lógicamente sería una gran oportunidad para lograr una reforma impositiva que estimule la inversión. Temas importantes como inflación, valor del dólar, Vicentín y demás quedan chicos comparados con la negociación de la deuda. El plazo para llegar a un acuerdo y evitar demandas en Nueva York se ha ido estirando, pero se termina y sobre el mes de Julio pueden llegar las definiciones o vencer los plazos o la paciencia que nos tengan. Lo primero que suceda.

Hay dos viejos dichos de alcance planetario. Uno dice: “A grandes males, grandes remedios”. Y otro: “Que el remedio no sea peor que la enfermedad”. Alguno de los dos será de aplicación para Argentina: ojalá que el primero sea el que mejor se ajuste.

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

FMI, Diego Morzone, Alberto Fernández

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
02 Jul | 03:19
Chiquito Reyes | [email protected]
Es cierto tantos factores negativos actuando en el mismo momento, pero esto está casi TODO A LA VISTA, hay que pensar que sucederá cuando el virus empiece a disminuir su fuerza y acá está el asunto, relatar lo que está pasando es fácil, lo vemos a diario. Acá el problema se presenta políticamente, no hay gobernabilidad después del virus, la economía está destruida y falta tres años y medio para una nueva elección presidencial. ¿Quién no va a sacar de esto? Albertito, por favor, es peor que Macri, pero igual de amoral y travestido, no entiende nada de nada, además el tipo es un OKUPA, fue puesto por Cristina a dedo y porque Cristina pactó, compró y vendió su propia impunidad a cambio. En estos días se menciona al Melconian como futuro ministro de economía en reemplazo de Guzmán, Guzmán se iría después del rotundo fracaso de la negociación de la deuda externa, que terminará con el país arrodillado, entregado y por supuesto con Albertito con el culo roto, igual que su hijo, astilla del mismo palo. Suponer un escenario después de la pandemia en Argentina es casi imposible, el frente de tormenta es de 360 grados y Albertito está dispuesto a chocar con los cúmulos nimbus, él lo puede hacer, porque es un tipo como señalé antes igual que el hijo, de esos que estallan o te llevan de la mano con él al fondo del mar, por sus enormes cagadas que han cometido con sus vidas. Lo que no resistirán son los trabajadores, los jubilados, los maestros, los médicos, lo que siempre pagan los platos rotos y uno muchas veces cree que se lo merecen por pelotudos, por votar a todos estos miserables de mierda y me refiero a todos... tampoco resistirán los PERONCHOS que tienen que soportar que Cristina los halla traicionado y que los lleve irremediablemente a su desaparición como fuerza política, como ya sucede con los radicales, si los PERONCHOS NO LO RECONOCEN Y VAN TAMBIEN POR ELLA, TIENE QUE ESTAR EN LA CÁRCEL, SERÁ MUY DIFICIL CONTENER LA POBREZA, UNA MISERIA JAMÁS VISTA, SIN JUSTICIA. EL FMI Y LOS BONISTAS NO QUIEREN FLAN, QUIEREN COBRAR DOLARES CONSTANTES Y SONANTES, Y LOS RADICALES SABELO, ESTÁN DISPUESTO A ENTREGAR LA PROVINCIA DE MENDOZA AL ENEMIGO Y TAMBIÉN SU CULO, COMO LE GUSTA A TODOS ELLOS Y COMO LO VIENEN HACIENDO DESDE QUE ALFOSIN SE HIZO CARGO DEL PAÍS.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.