Sábado 27.02.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
15 de julio de 2020 | Provincia

La libre elección, otra vez en el tapete

COVID-19: El Sindicato de Profesionales del IOMA denunció una “mega estafa” de 1.620 millones de pesos

El Sindicato Único de Profesionales de Trabajadores y Técnicos de IOMA (SUPTTIOMA) realizó una investigación sobre los gastos previstos por el organismo que preside Homero Giles. Una denuncia de corrupción multimillonaria que pone en discusión, una vez más, la libre elección de los médicos.

El conflicto entre el Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA) y la Agremiación Médica Platense (AMP) comenzó cuando el gobierno provincial mostró interés en avanzar en la compra de clínicas fundidas, fruto de las consecuencias económicas de la pandemia. En ese marco, la idea de la gestión de Axel Kicillof fue utilizar estos centros para atender a los afiliados de la obra social estatal, lo que en la práctica significaba que los pacientes ya no podrán elegir libremente a su médico.

A modo de contraataque, el organismo que conduce Homero Giles avanzó con la denuncia a una decena de médicos por presuntas defraudaciones en las facturaciones. Cuando el conflicto tomó calor, IOMA directamente decidió romper el convenio que lo unía a la Agremiación, dejando a los afiliados sin prestación en el peor momento de la pandemia.

Mientras los medios de comunicación se debaten en torno a las razones de una u otra parte, el IOMA comenzó a adquirir clínicas silenciosamente, aprovechando la falta de controles ante la emergencia sanitaria y poniendo en peligro, una vez más, la libre elección de médicos. Todo esto, mientras mantiene deuda con los prestadores desde noviembre de 2019.

En este marco, el Sindicato Único de Profesionales de Trabajadores y Técnicos de IOMA (SUPTTIOMA) llevó adelante una investigación interna, sacando a la luz los emprendimientos en marcha y previstos por la gestión de Kicillof.

La primera clínica sobre la que avanzó la provincia está ubicada en Temperley y es conocida como la ex Comahue. Ponerla en funcionamiento llevará un costo de 120 millones de pesos en insumos múltiples, a lo que debe sumarse tareas de “relaciones humanas”: el total se calcula en 220 millones de pesos. “Todo sin control, es una estafa”, consideró el titular del SUPTTIOMA, Idelmar Seillant.


Fotos exclusivas de la obra.


Fotos exclusivas de la obra.


Fotos exclusivas de la obra.


Fotos exclusivas de la obra.


Fotos exclusivas de la obra.


Fotos exclusivas de la obra.

Según se desprende de las imágenes del anteproyecto del hospital propio del IOMA, este llevará el nombre de Gabriela Carriquiriborde, una militante de izquierda desaparecida durante la última dictadura militar.

A estas iniciativas se le sumarán dos sanatorios más. 

Según explicaron desde SUPTTIOMA, “junto a estos hay en carpeta para ser aprobado un anteproyecto de comprar edificios propios para las regiones y delegaciones de IOMA por más de 1.000 millones de pesos, todo basado en la emergencia epidemiológica, sin pasar por los organismos de contralor de la constitución de la provincia de Buenos Aires”. 

Como si sonara a poco, también consideró “los fideicomisos financieros de supuesta acción contra el COVID-19, para ayudar a los sanatorios; una falsedad absoluta por más de 400 millones de pesos”.

En este marco, desde el Sindicato Único de Profesionales de Trabajadores y Técnicos de IOMA mostraron su enfado ante la falta de consideración para con los trabajadores del organismo: “No quieren otorgar aumentos a los trabajadores ni quieren elevar el porcentual de la cuota AVI del 8,2 al 15 por ciento. Los funcionarios y los gremios se oponen al blanqueo salarial y hasta ahora no aparece el pase a la planta permanente de los profesionistas auditores que están en expediente de planta transitoria desde.hace diez años”.

Según el SUPTTIOMA, “todo se trata de un mega negocio” que aprovecha la falta de controles ante el COVID-19, relegando incluso multimillonarias deudas con los prestadores de la salud que datan del año pasado. “Hasta ahora, es solo una pandemia de corrupción”, advirtió Seillant

“Se trata de irregularidades que no mejoran la salud, ni las prestaciones de los afiliados, ni los honorarios profesionales que están reclamando. Solo es una megaestructura donde participa la totalidad del directorio Ejecutivo con los gremios del directorio. Todos son parte de estas estafas financieras y laborales que nos afectan. Todo sin ninguna necesidad epidemiológica, solo una mega estafa”, concluyó. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS