Sábado 17.04.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de julio de 2020 | Provincia

Crisis y pandemia

Aires de cambio en el gabinete de Axel Kicillof

Circulan rumores sobre cambios inminentes en la composición del gabinete de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires. En sólo siete meses, la gestión experimenta un cierto desgaste, tanto a su interior como en la relación con los intendentes.

El señalado como factor principal de los cortocircuitos es el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, quien no sólo es cuestionado por los alcaldes sino que mantiene una relación de confrontación con la ministra de Gobierno, Teresa García.

Pese a que García se maneja casi exclusivamente online desde su domicilio, por encontrarse incluida dentro de los grupos de riesgo, son evidentes los cortocircuitos con el propietario del Clío de campaña y uno de los principales respaldos durante la etapa preelectoral de Axel.

Sin embargo, su falta de muñeca política y su desconocimiento de la lógica territorial de la provincia le están generando altos costos, en un momento donde el crecimiento de los números de la pandemia ha alterado a los más inexpertos, sin mayor experiencia política y designados en sus cargos por pertenecer al círculo íntimo del gobernador.

Por esta razón, son varias las versiones que aseguran que Blanco no sería eyectado sino degradado a la secretaría General. En tal caso, se presume que la jefatura de Gabinete podría ser asumida por Agustina Vila, quien ejerce la titularidad de la cartera educativa de la provincia. Un cargo que, según dejaron trascender algunos intendentes, parece quedarle “grande”.

Si bien Teresa García mantiene una buena relación con Axel, podría abandonar el ministerio de Gobierno para reasumir su banca en el Senado provincial, por dos razones: la primera, para no romper la armonía dentro de la banda de Axel; la segunda, para auxiliar a Verónica Magario en la Cámara alta provincial, en la que debe lidiar con la mayoría de Juntos por el Cambio y las internas que atraviesan al Frente de Todos. Una tarea que, por ahora, parece exceder las capacidades de la ex intendenta, algo muy distinto a lo que sucede en Diputados. 

Al día de hoy, los únicos inamovibles dentro del gabinete de Axel parecen ser Julio Alak y Sergio Berni. Para Alak no existe ningún reemplazo posible dentro del grupo del gobernador. Berni, en tanto, es la figura que garantiza la gobernabilidad a los ojos de la opinión pública y, además, quien mejor mide dentro de la gestión. Por esta razón, las operaciones procedentes del seno del gabinete nacional para desplazarlo cayeron en el vacío y hasta el ministro “Wado” de Pedro debió salir a desmentir públicamente esa posibilidad.

La situación suena por demás paradójica: aunque Axel Kicillof decidió armar un gabinete de amigos, su estabilidad y gobernabilidad depende cada día más de los “ajenos”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS