Sábado 04.12.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de julio de 2020 | Nacionales

Los sindicatos docentes lo ponen en duda

En el momento más duro de la pandemia, Trotta anunció el reinicio de las clases en nueve provincias

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, había anticipado el reinicio paulatino de las clases presenciales en Catamarca, Corrientes, Formosa, Misiones, San Juan, Santiago del Estero, Santa Fe, San Luis y Tucumán para el próximo lunes 3 de agosto.

Sin embargo, hay dos razones que permiten ponerlo en duda desde el sindicalismo docente: los rebrotes registrados en varias provincias, en el momento más alto del contagio del COVID-19, y la exigencia de la apertura de paritarias por parte de los trabajadores de la educación, que fueron sometidos a una multiplicación de sus tareas en condiciones inapropiadas durante la cuarentena, y cuyos salarios vienen siendo devaluados constantemente por el impacto inflacionario.

El anuncio del ministro de Educación anticipaba un progresivo retorno a la presencialidad en   localidades pequeñas sin circulación del virus y en establecimientos que contaban con la infraestructura apropiada. Pero el recrudecimiento de los contagios en muchas provincias donde parecía controlado y la falta de adecuación de las escuelas a las condiciones mínimas exigidas para el reinicio de las actividades, ponen entre signos de interrogación el voluntarimo de Trotta.

Roberto Baradel (SUTEBA / CTERA) aseguró que: “No se puede volver a clases en el pico de la pandemia”. Desde UDA y SADOP coincidieron con sus conceptos.

Después de años de desinversión en materia educativa, resulta muy difícil garantizar las condiciones y readaptaciones indispensables de los espacios para garantizar las medidas de higiene elementales y el distanciamiento social.

El ambicioso cronograma ministerial choca con la cruda realidad. En Santiago del Estero han sido convocados los docentes a las escuelas para el próximo martes, aunque está previsto que los alumnos de los últimos años lo hagan el 18 de agosto.

En Santa Fe, en tanto, se dedicará la semana próxima a la limpieza de escuelas rurales y de pequeñas localidades. Pero AMSAFE, el gremio docente más importante de la provincia, aseguró que previo al retorno de la presencialidad esperan la convocatoria a paritarias para discutir actualizaciones salariales y un protocolo.

Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Corrientes (SUTECO) es el gremio único educativo de la provincia. Su secretario General, Fernando Ramírez, aseguró taxativamente que “no están dadas las condiciones para reiniciar las clases en agosto”. En términos similares se expresó Mario Sánchez, el secretario General de ATE de Catamarca.

En San Luis el problema no es tanto el recrudecimiento de la pandemia, como la determinación del gobernador, Alberto Rodríguez Saá, de dictar clases también los días sábado. Borjas Orozco, secretario General de AMET, subrayó que “el trabajo del docente es de lunes a viernes”, y la negociación quedó estancada.

En Tucumán no se ha fijado fecha para un retorno a la presencialidad, y los sindicatos docentes denuncian que los establecimientos están muy lejos de garantizar las condiciones mínimas de higiene y distanciamiento social. Juan Manzur apuesta a un reinicio de la actividad en las escuelas para fines de agosto en las escuelas rurales, pero el rebrote de la pandemia parece desmentirlo.

En Misiones y Formosa son las mismas autoridades las que ponen en cuestión el reinicio. Alberto Galarza, ministro de Educación misionero, expresó que "las condiciones epidemiológicas no están dadas para tomar la decisión de regresar a las aulas", y señaló que aún no se ha definido el correspondiente protocolo con Salud y Transporte. También queda por definir la actualización de los salarios docentes. 

En San Juan, donde no se ha producido el rebrote del COVID-19, se pretende retomar la presencialidad de los alumnos de los últimos cursos de primaria y secundaria el 10 de agosto en catorce departamentos. Sin embargo, tampoco la cuestión salarial ha sido abordada.

Cabría preguntarse cuál es la razón que subyace a la decisión del ministro Trotta de retomar las clases en pleno foco expansivo de la pandemia, cuando además los datos de la realidad marcan que la mayoría de los establecimientos educativos no está preparado para cumplir con mínimos protocolos de seguridad y los salarios docentes han sido castigados con un incremento de sus tareas, obligados a pagar sus propios servicios de internet y no se les proveyeron de las herramientas más elementales para garantizar las cursadas a distancia.

Tal como anticipó REALPOLITIK, hay un marcado malestar en los docentes argentinos ante la complicidad de las conducciones sindicales alineadas con el Frente de Todos que aceptó un aumento cero para lo que resta del año. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!