Viernes 18.09.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
19 de agosto de 2020 | Interior

Violencia en Salta

Una agente de la Policía Federal denunció abuso sexual de un cabo con la complicidad de más efectivos

El hecho ocurrió el año pasado, en una comisión de trabajo en San Luis. La víctima denunció que cuatro compañeros no hicieron nada para evitar el ultraje. Además, aseguró que tras la denuncia interna y judicial comenzó una persecución laboral en su contra, incluido un impedimento de ascenso.

Una agente de 26 años, que se desempeña en la localidad salteña de Salvador Mazza, denunció en la Justicia –en mayo pasado– el abuso sexual a la que fue sometida por un cabo. Según consta en el expediente judicial, el suceso se produjo en el hostal donde se hospedaba la comitiva enviada a San Luis, luego de la salida a un bar. Allí, ingresaron tres policías con el consentimiento de una de las dos agentes que dormía en la habitación con la víctima y se produjo el abuso de un cabo, entre gritos y lágrimas de la joven, con la complicidad de las cuatro personas restantes. 

Posteriormente, la agente realizó una denuncia en la dependencia policial y empezó a ser perseguida laboralmente, sancionada con medidas disciplinarias e incluso el impedimento de un ascenso, el de cabo que le correspondía por escalafón. Pero el traumático episodio no finalizó allí, sino cuando su jefe le respondió ante la denuncia planteada: "Ya los perdonaste, dejá que la justicia divina se encargue". En esta línea, según fuentes salteñas, el jefe de la subdelegación Salvador Mazza sostiene que la joven agente y el cabo eran pareja. 

Además del silencio cómplice de los efectivos de seguridad, otra de las partes encubridoras –según consta en el texto de la denuncia– es una de las agentes que fue testigo del ataque sexual, ya que le sugirió a la damnificada que se quede callada para que no trascienda el lamentable hecho, para no darle curso a la intervención de asuntos internos. Por otra parte, en la ampliación de la denuncia, la mujer señaló que, una vez reincorporada a su puesto, se encontró con el mismo jefe al que ella acudió inicialmente.

Asimismo, la joven agente aclaró que durante el abuso fue vulnerada parcialmente hasta que sus ruegos, súplicas y forcejeos incidieron para que el acusado deponga su ataque. Cabe destacar que en la dependencia policial salteña rige un reglamento que establece que los efectivos de seguridad no pueden dar notas con medios de comunicación, una normativa que prospera con el encubrimiento del caso. En tanto, la causa tramita en el juzgado de Instrucción en lo Correccional y Contravencional de San Luis, donde aún resta la presentación de la damnificada con las pruebas correspondientes. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.