Lunes 22.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
19 de agosto de 2020 | Nacionales

Entrevista REALPOLITIK.FM

Para el padre “Pepe” Di Paola, “haría falta una mayor intensidad de testeos”

A mediados de marzo la pandemia de COVID-19 irrumpió de manera feroz en las villas, un lugar en donde lleva adelante su tarea social y evangelizadora el padre José María “Pepe” Di Paola, referente de los curas villeros en la República Argentina y de un trabajo ejemplar con jóvenes que son afectados por las drogas.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

por:
Facundo Quiroga

En diálogo con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm), el destacado sacerdote compartió sus experiencias y contó cómo es la vida en los barrios populares en tiempos de coronavirus. “Esto se ha prolongado mucho más de lo que todos pensábamos”, dijo, y agregó: “Es difícil para las poblaciones que viven en lugares muy chiquitos pedirles que cumplan con la consigna de quedarse en casa, por eso que en una reunión que mantuvimos con el presidente (Alberto Fernández) le planteamos eso, y él lo tomó con seriedad. De hecho, hizo un spot con nosotros que invitaba a quedarse en el barrio”.

En ese sentido, agregó que hay muchos niños y jóvenes con los que se hace muy difícil lograr el cumplimiento del aislamiento, que ya ronda los 150 días. También manifestó la importancia que representa “la changa” para estas familias en condiciones de vulnerabilidad, al tiempo que señaló que “vino muy bien el IFE y otros programas que le depositaron dinero en el bolsillo a los sectores populares”.

Respecto de los testeos en los barrios, “Pepe” reconoció que “se hacen visitas, se testea en la zona, pero haría falta una mayor intensidad en la tarea”. “Me parece que sería bueno reforzar en todo el país los centros de salud, que es el lugar de referencia sanitaria que existe en los barrios”, destacó.

Más adelante, al ser consultado por la asistencia del estado, Di Paola dijo que nación, provincia y municipios interactúan con la iglesia. “Se habla mucho de la comunidad organizada y creo que ese es el objetivo. El estado presente, las organizaciones, son un brazo importante que hacen que esos programas se establezcan en el barrio”, aseveró.

En cuanto la decisión del gobierno de entregar 8.500 pesos a jóvenes adictos en recuperación, a través del SEDRONAR, el padre, que viene haciendo una tarea ejemplar con personas que sufren el flagelo de la droga, dijo que le “parece muy bueno” y afirmó: “Nosotros en su momento hemos buscado, a través del ministerio de Trabajo, algo similar para chicos que estén en la última etapa de recuperación. Porque es muy difícil pensar para un chico que está en esa etapa cómo volver a la vida normal si no es por un trabajo, cargarse la SUBE o comprarse un atado de cigarrillos, así que esto ayuda muchísimo”.

“Los que trabajamos el día a día con jóvenes atravesados por las adicciones en los barrios pobres vemos esa necesidad. Si se trabaja en ese camino, aquellas personas que siguen un tramo y lo hacen de la mano de organizaciones, de la iglesia, o del gobierno, es muy bueno. Lo hemos comprobado”, dijo el padre “Pepe” Di Paola. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!