Viernes 18.09.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de agosto de 2020 | Municipales

Asignación del gobierno de la nación

“El bono compensatorio al personal sanitario se pagó en todos lados menos en Quilmes”

Se trata de la asignación estímulo, un bono compensatorio dispuesto por el gobierno nacional para aquellos profesionales que estén expuestos al virus. Además, denuncian sus magros sueldos –alrededor de 17 mil pesos-, sumado a los escuetos insumos sanitarios. En tanto, el municipio se posiciona como uno de los de mayores contagios, con 16 mil casos.

Si bien la pandemia en el AMBA, el epicentro del país, parece estabilizarse según los últimos índices que se mantienen desde hace unas semanas, no es el caso de la comuna conducida por Mayra Mendoza. Quilmes registra, al día de la fecha, 15.820 infectados de COVID-19, convirtiéndolo en el segundo distrito más afectado detrás de La Matanza, que lo supera ampliamente con más de 30 mil casos. 

Como si fuera poco, el personal de salud municipal tiene que lidiar con deficientes recursos de protección para llevar a cabo sus tareas, las cuales se dificultan aún más si se tienen en cuenta los bajísimos sueldos y los 20 mil pesos de los bonos que decretó el presidente, Alberto Fernández, que nunca llegaron a los centros de Atención Primaria de Salud (CAPS) del municipio del sur del Gran Buenos Aires. 

En este sentido, una trabajadora de la salud en Quilmes se comunicó con REALPOLITIK para dar cuenta la situación que atraviesa su entorno profesional. “El bono compensatorio al personal sanitario se pagó en todos lados menos en Quilmes (eran cuatro en cuotas mensuales de 5 mil pesos) y sabemos que la municipalidad recibió el dinero de la Nación porque nos pidieron el DNI, el número de legajo, el CUIT y el CBU”, indicó la empleada municipal que prefirió resguardar su identidad por cuestiones laborales. 

“Es muy común que aquí se queden con la plata de todos; únicamente les depositaron la primera cuota a quince personas cuando en la enfermería de atención primaria somos ochenta”, expresó. Vale aclarar que en Quilmes hay 42 centros, cada uno de ellos con quince o veinte trabajadores promedio, más los hospitales municipales Don Bosco y Solano y el dispensario local. Todo este personal de atención primaria, aproximadamente 5 mil personas, continúan –en su mayoría- sin percibir la “asignación estímulo”.

En tanto, la trabajadora sanitaria contó que Mayra Mendoza los quiso “compensar” con una bonificación de “dos cuotas de 2.500 pesos”. También se refirió al decreto que firmó recientemente la dirigente del Frente de Todos, el cual establece un aumento de 1.000 pesos para los empleados municipales cuando “ganamos alrededor de 17 mil por trabajar de lunes a viernes”. En esta línea, agregó: “Este plus es miserable porque no va a haber paritarias”. 


Decreto municipal firmado por la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza. 

Asimismo, criticó el trajín de la intendenta en los medios de comunicación, ya que “se la pasa hablando que Quilmes está batallando contra el COVID mientras nosotras tenemos que ir rotando los insumos de protección”. En cuanto a estos elementos, explicó que cada CAPS recibe “cuatro cofias, cuatro camisolines descartables, cuatro pares de guantes, dos pares de gafas, una máscara y barbijos de tela, que no son quirúrgicos, para veinte personas”. Y prosiguió: “Entre todo el personal tuvimos que comprar mamelucos descartables con nuestros bolsillos porque atendemos ochenta personas por día”.  

Otro de los problemas de los trabajadores sanitarios, considerando los limitados recursos de cuidado, es la capacidad de contagio a la que se enfrentan cotidianamente. “Los enfermeros están todo el día exponiéndose por 17 mil pesos y casi todos se han infectado; encima piden horas extras para llegar a cobrar, al menos, 25 mil pesos”, destacó la empleada comunal. “No paran de putear a la intendenta, la odian, pero no quieren hablar por miedo a quedarse sin laburo”, añadió.

Por último, hizo mención a la situación de la salud en Quilmes: “La estamos pasando muy mal desde hace años”. Al respecto, cuestionó la labor de la doctora de Atención Primaria, Natalia Napoli, y la subsecretaria de Salud, Soledad Bustos: “Son chicas nuevas, pero siempre se justifican con que se guían por el movimiento”, afirmó en referencia al espacio político de donde provienen, La Cámpora. (www.REALPOLITIK.com.ar) 

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Salud, Mayra Mendoza, Quilmes, Alberto Fernández

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
29 Aug | 09:49
Miguel | Mail
Ningun criminal de esta banda genocida, tiene que salir vivo del estallido social en puertas. No hay nada que desee mas que ver colgados en Plaza de Mayo a este degenerado apatrida, la inmunda rata arrastrada de los enemigos de la humanidad, el puto trolo alberto fernandez, el que cumple ordenes de soros y gates para destruir la Argentina y al pueblo argentino. Y a la puta vieja ladrona de Argentina, la carne y cerebro podridos la negra cancerosa enemiga de todos, la vieja puta cristina fernandez. TODOS A LA HORCA.
28 Aug | 01:27
Jorge | Mail
SEGURO SE LOS ROBO ESTA NEGRA PUTA Y SU BANDA. ESPERO QUE ESTA NEGRA LESBIANA CHUPA CONCHAS, Y ULTRA CORRUPTA, NO SALGA VIVA DEL ESTALLIDO SOCIAL QUE SE VIENE.
28 Aug | 11:47
Chiquito Reyes | [email protected]
ES LA REVOLUCIÓN POPULAR, LOS CHICOS PARA LA LIBERACIÓN, LOS QUE SIENTAN CON MINDLIN, LEWIS, CAPUTO, ROCA, MAGNETTO, SON LOS NUEVOS EMPRESARIOS Y RICOS DEL PAÍS, QUE ESTÁN APRENDIENDO A PISAR LAS ESPALDAS DE LOS TRABAJADORES Y SABER LO QUE SE SIENTE... NO DEJEN SOLA A MAYRA, AYUDENLA POR FAVOR, ES UNA BUENA PIBA... LA PUSIERON AHÍ...
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.