Lunes 04.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de agosto de 2020 | Provincia

De cara a la interna

UCR: Extinguen la afiliación de quienes apoyaron la candidatura presidencial de Lavagna

La UCR de la provincia de Buenos Aires se encuentra en plena campaña preelectoral para definir a las nuevas autoridades partidarias. Si bien las elecciones estaban programadas originalmente para el mes de julio, la pandemia impuso su postergación. 

Pese a esta prórroga, la virulencia de la competencia interna no amainó. Muy por el contrario, los dos candidatos, Gustavo Posse, histórico y zigzagueante intendente de San Isidro respaldado por Emilio Monzó; y Maximiliano Abad, quien hoy ejerce la presidencia del bloque de Juntos por el Cambio en Diputados; han decidido jugar todas sus fichas. 

La conducción de Daniel Salvador ha entrado en cuarto menguante desde hace tiempo, por lo que en la interna radical se entremezclan, con un rol preponderante, algunos dirigentes nacionales de Juntos por el Cambio. Tal es el caso de la ex gobernadora, María Eugenia Vidal, que ha salido a respaldar a Maximiliano Abad. Lo mismo han hecho la mayoría de los intendentes, concejales, consejeros escolares y presidentes de los comités radicales bonaerenses. Este respaldo se explicitó a través de una solicitada titulada "Los radicales de la provincia asumimos nuestro compromiso con el futuro”, que fue refrenadada por varios legisladores nacionales y provinciales de la UCR

Su texto definía, además, un programa para la postpandemia, articulado en torno a tres ejes: un nuevo federalismo, un acuerdo colectivo para propiciar la movilidad social  y un sistema productivo innovador. También definieron un nuevo perfil partidario asentado sobre la "vocación de poder", la "organización" y los "nuevos liderazgos". 

"Vamos por una coalición amplia, con reglas de juego claras, que se constituya en una alternativa”, aseguraba el documento. En un principio, allegados a Posse argumentaban que sólo se trataba de una declaración de principios, sin que implicara un respaldo a Abad. Con el paso de los días, esta explicación quedó desmentida. 

La elección de las nuevas autoridades resulta trascendental para definir la composición de las listas partidarias para las elecciones de medio término de 2021. Ambos sectores pretenden ser considerados como renovadores, ya que Salvador volverá al llano al momento del recambio.

Este sábado se conoció una novedad que impactó en la interna radical. La Mesa Ejecutiva del comité provincial de la UCR decidió aprobar el listado que había enviado a realizar el 18 de agosto, y que incluye a los afiliados que integraron las listas de candidatos de otras fuerzas políticas que "no acompañaron a la fórmula presidencial de Juntos por el Cambio” en las PASO 2019.

Apelando a las disposiciones de la carta orgánica de la UCR provincial, que "establece en su artículo 10 que será automática la extinción de la afiliación y baja de los padrones partidarios de aquellos afiliados que se incorporen a otros registros partidarios, participen como precandidatos o candidatos por otros partidos políticos, federaciones y/o agrupaciones municipales (…)", el comité provincial de la UCR decidió "notificar a las personas que obran en el anexo 1, la extinción de la afiliación y consecuente baja del padrón conforme lo dispuesto en el artículo 10 de la carta orgánica" y "suspender en forma preventiva a todas las personas que obran" en dicho anexo. 

La decisión afecta a un significativo grupo de referentes y militantes radicales que participaron en listas extrapartidarias, en particular en las de la coalición que levantó la candidatura de Roberto Lavagna.

Sin dudas, a un escenario que ya estaba bastante convulsionado, la novedad le agregó un voltaje todavía mayor. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!