Miércoles 21.10.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de octubre de 2020 | Cultura

Maestro de artistas

Quino y su fanatismo por Los Beatles, a través de Mafalda

El humorista gráfico utilizó numerosas veces a su personaje más celebre para plasmar la devoción por los Fab Four.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

Mafalda odiaba la sopa, incomodaba a su padres, quería a sus amigos, cuestionaba al mundo. Y, además, amaba a Los Beatles. Eso se desprende de las numerosas viñetas en las que habla de los Fab Four, propone cantar sus canciones en la clase de música de su colegio, valora el hecho de que usen el pelo largo (pese a que en esa época aún era visto como una contraculturalidad entre los hombres) y hasta se pelea con Manolito, quien los denostaba.

Además numerosos guiños a “Rubber Soul”, probablemente el disco más mencionado en la historia. En una tira Mafalda protesta porque encuentra el vinilo roto y en otra aparece una especie de póster con la tapa del álbum arriba de su cama. Felipe también le traduce con la ayuda de un primo una estrofa de la letra de “What Goes On” (aquella que dice “Cuando te vi con él, sentí que  min futuro se derrumbaba”), a la vez que baila mientras en la radio suena la canción “I’m Looking Through You” y responde de manera brillante ante el cuestionamiento de Manolito por no entender las canciones en inglés: “A medio mundo le gustan los perros, y hasta el día de hoy nadie sabe qué quiere decir guau”.

“Rubber Soul” había sido publicado fines de 1965, apenas un año después del estreno de Mafalda, cuya tira comenzó a salir a partir del 29 de septiembre de 1964 en la revista Primera Plana. Pero no es la única mención del personaje de Quino a la discografía beatlera: también aparece cantando “She love’s you” en la ducha,  y escucha en la radio “Yellow submarine”, canción con una sonoridad infantil pero sobre la que se tejieron numerosas teorías respecto del trasfondo lisérgico.

La aparición de Mafalda coincidió con el desarrollo seminal del rock en Argentina desde los antecedentes primigenios de Eddie Pequenino y Johnny Tedesco (cultores de los pioneros Bill Halley y Elvis Presley, respectivamente), pasando por la transición de Sandro y los del Fuego hasta la irrupción primero de Los Beatniks, en 1965, y luego de Los Gatos, quienes en 1966 lograron un éxito arrasador con la canción La Balsa.

Estaba claro que Quino sintonizaba con lo que ocurría en Argentina y en el mundo (al menos en el mundo occidental). Y en los gustos de la clase media, que -por cierto- era el sector social que en aquel momento consumía cultura rock aquí, allá y en todas partes. La inspiración no se ceñía exclusivamente a Los Beatles: también aparecía el hippismo y los Rolling Stones, tal como muestra otra tira en la que Mafalda señala a ambos en un trabajo escolar dedicado a las Invasiones Inglesas.

Pero había en la recurrencia a Los Beatles algo más que una mirada sobre los consumos culturales que se estaban imponiendo: el propio Quino había reconocido en el prólogo del libro “Diez años con Mafalda” que el grupo de Liverpool monopolizó su gusto por la música al punto de que “desde que salieron no había escuchado otra cosa”. Quizás sin imaginarlo en ese entonces, el tiempo convertiría al humorista en lo que que entonces ya eran los Fab Four: un clásico internacional para siempre. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

The Rolling Stones, Quino, Mafalda, Los Beatles, QEPD

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
09 Oct | 11:29
El Uno Grande | [email protected]
Quino era un tipo tan pusilànime que ni siquiera se animaba a decir que era comunista. Temprano ejemplo de adoctrinamiento marxista que acà casi nadie todavìa se da cuenta. Creen que Mafalda (una copia de Periquita) es genial y realmente es una porquerìa, igual que toda la obra de su patètico autor.
03 Oct | 12:09
Horacio | Mail
John FUCK YOU!!! ASSHOLE MOTHERFUCKER.! SOS UN FORRO Y UN POBRE PELOTUDO.
02 Oct | 11:06
Hay que arcar a estos inútiles del ego tierno no sirven para nada los mandas a espiar y tocan timbre..
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.