Miércoles 21.10.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
13 de octubre de 2020 | Judiciales

Entrevista REALPOLITIK.FM

“Rosenkrantz acusa una campaña de desprestigio pero no tiene prestigio”

Lo aseguró el destacado abogado penalista José Manuel Ubeira, en diálogo con RADIO REALPOLITIK FM (www.realpolitik.fm), en relación a los intereses del presidente de la Corte Suprema de Justicia sobre los traslados de los camaristas Bruglia, Bertuzzi y Castelli: “Tienen un problema de idoneidad moral”, disparó.

HORACIO DELGUY

por:
Alejandro Costanzo

El per saltum aprobado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación como un guiño a la situación irregular de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, designados a dedo por el ex presidente Mauricio Macri, despertó polémica en la clase política argentina. En este sentido, el abogado José Manuel Ubeira dio su punto de vista: “En plena pandemia, con una crisis económica inédita en el país, el poder menos democrático del estado se embarcó en un per saltum que no le importa a nadie más allá de los jueces involucrados; hablan de gravedad institucional cuando el verdadero problema es la falta de recursos ante la emergencia sanitaria nacional”, indicó.

 

“Los conceptos de humanidad e intereses de la Corte discrepan en un abismo de lo que le pasan a los argentinos”, agregó. En tanto, se refirió particularmente a dos integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz y Héctor Rosatti: “Tienen un problema de idoneidad moral porque aceptaron sus cargos por decreto de Macri; hoy la Corte está fuera de todo prestigio. Se metieron en un lío enorme porque los tres jueces se ausentaron al llamado del Senado nacional, cuando tenían de antemano una decisión del presidente (Alberto Fernández) y del Consejo de la Magistratura”. 

“Lo que se encubre es que Bertuzzi y Bruglia fueron designados a dedo, en la Cámara porteña, a los efectos de cumplir con la ejecución del lawfare; mientras que la Corte permaneció pasiva en los últimos cuatro años, en cuanto a sentencias, porque no halló gravedad institucional y sí lo hizo ahora, cuando hay gobiernos de determinado signo político”, criticó. De este modo, profundizó acerca del trasfondo político-judicial: “Hay una enorme movida para garantizar la impunidad de aquellos que se valieron de los servicios de inteligencia más los medios masivos de prensa. Estos jueces validaron una acción nunca vista; ni siquiera en la época de la dictadura se cometieron las atrocidades de estos últimos cuatro años que ahora están intentando justificar”. 

Con respecto a las posibles determinaciones de la Corte, aclaró que hay un “sí o no”, dado que “vuelven a sus lugares como corresponde, acatando al Senado de la Nación” o “los restituyen a sus anteriores lugares en la Cámara Federal”. Si la última opción es la elegida, la Corte “se coloca en la situación de juicio político al desacatar a la Cámara Alta”, agregó. En esta línea, continuó: “La Corte Suprema no puede entrometerse de ninguna manera en decisiones de otros de los poderes del estado; si puede decir si un decreto es constitucional o no”. 

Además, se refirió a la determinación del procurador interino de la Nación Eduardo Casal, que dictaminó en favor de los traslados de los jueces dispuestos por el ex presidente Macri: “La última foto que vi de Casal estaba vestido de cowboy celebrando el 4 de julio y, a partir de allí, ha tomado un camino asociado a los intereses de los poderes de facto de Argentina; en cualquier caso, su fallo tiene la misma validez que papel mojado porque va a contramano de toda la jurisprudencia de todos los tiempos”. 

“Hoy tres personas pueden boicotear la esencia de lo que significa la estructura judicial del país, y si esto llega a funcionar no sé qué armamento tendrá el gobierno para impulsar la reforma judicial; son preanuncios funestos”, opinó con preocupación. De esta forma, prosiguió: “Hay un clima muy peligroso, destituyente, y tampoco me olvido de las palabras de Duhalde (Eduardo) unos días antes, ni de la revuelta policial en la provincia de Buenos Aires u otros signos que para aquellos que pasamos la dictadura sabemos para donde sopla el viento”.

Consultado sobre la “campaña de desprestigio” que adujo en su contra el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, consideró que descree de tal afirmación porque para desprestigiarlo “primero tiene que tener prestigio”. Finalmente, analizó el ingreso del magistrado al máximo tribunal judicial del país: “Hay un principio moral que establece que una persona puede haber tenido, en su profesión, la representación de determinado tipo de cliente pero que después lo deja en la puerta, con un baño de judicialidad que lo hace impermeable a las relaciones anteriores”, ironizó. Y concluyó: “En el casamiento de Fabián ´Pepín´ Rodríguez Simón, que integraba la mesa judicial, la señora Rosenkrantz fue como invitada; cada uno va dónde quiere pero después tiene que tener mucho cuidado para que no lo vinculen con sospechas que después se ven en acciones”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

(*) Escuchá RADIO REALPOLITIK FM en www.realpolitik.fm

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
13 Oct | 07:32
Nombre opcional | Mail
cualquier sorete mafioso le tira mierda a gente de bien. Pais robado por la mugrienta
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.