Miércoles 21.10.2020 | Whatsapp: (221) 5710138
13 de octubre de 2020 | Nacionales

Otro ataque a la libertad de expresión

Quién es Miriam Lewin, la polémica funcionaria K que controlará a los medios

La defensoría del Público lanzó NODIO, un experimento a través del cual decidirá qué notas contienen contenido malicioso. Quedó a cargo de Miriam Lewin, una periodista de pasado montonero que protagonizó uno de los escándalos periodísticos más grandes de los últimos tiempos.

A través de una iniciativa del gobierno de Alberto Fernández, la defensoría del Público presentó oficialmente NODIO, un polémico experimento que las autoridades describieron como “un observatorio de la desinformación y la violencia simbólica, que trabajará en la detección, verificación, identificación y desarticulación de las noticias maliciosas”.

La iniciativa es polémica en su naturaleza, dado que pone en duda la capacidad de la sociedad de discernir por sí misma cuáles notas son dignas de credibilidad, lo que es un concepto controversial en sí mismo. El hecho de que se instale como remedio a esta situación la creación de un organismo oficial resulta, como mínimo, preocupante.

Como era de esperar, esta preocupación llegó al Congreso, en donde la bancada de Juntos por el Cambio exigió que su directora, Miriam Lewin, se presente a explicar la naturaleza de la iniciativa. El organismo apunta a restringir la libertad de expresión ciudadana, que se potenció a partir de la masificación de internet. Basado en la teoría de que la libertad debe ser restringida para, paradójicamente, “proteger a la ciudadanía”, NODIO se propone decidir bajo sus propios términos lo que es el “buen periodismo” y una "noticia maliciosa".

Este intento de objetivizar lo subjetivo, de mirar de una falsa manera neutral lo que es interpretativo, fue objetivo de críticas por especialistas, quienes afirmaron que “revisar información y adoptar medidas contra quienes informan implica mecanismos que coartan la libertad de expresión”.

No es ésta la primera iniciativa del gobierno que atenta contra la libertad de expresión. En abril de este año, el propio presidente Alberto Fernández, en una movida tan insólita como reprobable, hizo uso de su poder para movilizar en la Justicia una causa contra el periodista Mario Casalongue, por el sólo hecho de dar a conocer el pasado de vedette de la ahora primera dama, Fabiola Yáñez.

Algo similar ocurre en internet, pero no solo con medios como Reverso y Chequeado, cuyos polémicos financiamientos dejan entrever intereses espurios. También en redes sociales. En los últimos meses, el dirigente político Santiago Cúneo fue censurado en YouTube, al igual que los periodistas Eduardo “El Presto” Prestofelippo y Nicolás Moras. El primero, incluso, terminó tras las rejas por una publicación de Twitter.

Cuesta recordar un momento histórico de la democracia en el que la libertad de expresión haya sido atacada de una forma tan burda y abierta. Incluso la Justicia pareciera no poder escapar de la embestida contra los medios. En el proyecto de reforma judicial que se trató durante los últimos meses en el Congreso de la Nación, Oscar Parrilli incluyó una cláusula que obligaba a los jueces a denunciar “presuntas presiones mediáticas”. La falta de claridad en el concepto daba espacio a cualquier tipo de represalia contra los medios de comunicación y, por ende, contra la libertad de expresión. Luego del cuestionamiento de propios y extraños, Parrilli se desdijo, aseguró que la idea era sólo “un anzuelo” y la retiró del proyecto.

Los ejemplos se repiten hasta el hartazgo. En un cruce entre Alberto Fernández y la periodista Cristina Pérez durante una entrevista en vivo, el presidente la mandó a la leer la constitución y la ley de Expropiaciones. Aunque su defensa distaba de ser cierta. Desde entonces, Pérez es uno de los blancos predilectos de los hostigamientos kirchneristas.


Miriam Lewin al ingresar a la ex ESMA (Nro. de caso 090).

El uso discrecional de la polémica iniciativa NODIO quedará en manos de la titular de la defensoría del Público, Miriam Lewin, quien fue vinculada a Montoneros durante la dictadura cívico militar que asoló al país entre 1976 y 1983, y cuya intervención en el conflicto aún se mantiene en un verdadero misterio, especialmente en la relación que mantenía con peligrosos represores como Jorge Eduardo “El Tigre” Acosta, Alfredo “El Ángel de la Muerte” Astiz y hasta el propio almirante Eduardo Massera. De hecho, la flamante funcionaria llegó a ser consultada sobre esto en un programa de Mirtha Legrand

– ¿Es verdad que vos salías con "El Tigre" Acosta? –la interrogó Mirtha Legrand.

– ¿Cómo que salía? –le replicó Miriam Lewin.

– Bueno. Si es verdad que salían a cenar, eso es lo que dice la gente...

 

“La Polaca”, “Peny” o “La Gringa” (tales sus nombres en la “orga”) nació el 27 de noviembre de 1957. Según reconstruyó el contralmirante (R), Horacio Zaratiegui, en el 74 Lewin pasó a integrar el grupo anarquista denominado REP. Al año siguiente, se vincula a Montoneros en calidad de activista, integrando la JUP y actuando en la facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Dos años después sería promovida a soldado; desde allí habría impartido instrucción militar en uso de armas cortas y explosivos a cuadros medios y bajos de la columna Oeste de Montoneros. En el año 1977 habría sido destinada a La Matanza, junto con su concubino Juan Eduardo Estévez. Ese año, junto a su pareja, Eduardo Giorello, y Patricia Palazuelos organizaron un atentado con explosivos contra “Condor”, un edificio de la Fuerza Aérea Argentina. Con el mismo pelotón, habrían cometido similares acciones en la quinta de un directivo de Jabón Federal (expediente 188 - jim Nro. 1 - 845.766 de la Fuerza Aérea Argentina). A raíz de estos hechos, el 17 de mayo de 1977 Lewin fue detenida.


Según Horacio Zaratiegui, Lewin colaboró con las Fuerzas Armadas.

Por otro lado, paradójicamente, fue Lewin una de las responsables y creadoras de la cámara oculta a Alberto Ferriols, por entonces marido de Beatriz Salomón, durante el ciclo televisivo Punto Doc. El contenido fue luego revelado en vivo ante Salomón, quien cayó en una profunda depresión. A raíz de este hecho, en 2017, la Justicia determinó que debían pagarle a la actriz 70 millones de pesos por violación de la intimidad y daño moral. Por el hecho renunció Daniel Tognetti y fue marcado para siempre como uno de los episodios más indignantes de la historia del periodismo amarillo.

Será justamente Lewin, ahora, quién decidirá cuál es el periodismo correcto y cuál no. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

VER COMENTARIOS

Comentá esta nota

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de REALPOLITIK.
20 Oct | 07:52
Miriam Lewin es socia integrante de CELS, Centro de Estuydios Legales y Sociales, institución financiada por: Open Society Funtation, Ford Fundation e International Planed Parenthod, entre otras. Cabe destacar que también son socios de CELS Axel Kicilof, Adrian Paenza, Daniel Santoro, Horacio Sbaraglia, Javier Timerman, Jorge taiana y es presidente Horacio Verbitski. Concluyan Uds. https://www.cels.org.ar/web/organizacion/organizacion-socios/
18 Oct | 12:34
Horacio | Mail
Che carlos sos un forro y encima retardado. No entendiste un carajo, pelotudo. Sabes leer? La concha de tu madre.
17 Oct | 12:20
Pablo RG | [email protected]
Los únicos que no pueden ser criticados, todo lo contrario, son los que equivocados o no, dieron sus vidas, torturados y asesinados en los centros clandestinos de la Dictadura por lo que creían una lucha justa. Imposible saber si los comportamientos y acciones reales de los pocos afortunados militantes que salieron vivos y en buenas condiciones (al menos físicas) de los campos clandestinos de detención, tortura y muerte estuvieron más cerca de lo heroico que de la traición y la entrega o viceversa. Nunca lo sabremos. Ni de ellos ni, menos que menos, de boca de Firmenich o de su esposa secuestrada embarazada en el 76 y liberada en el 83 ni de otros dirigentes y responsables de la conducción de, ahora queda claro 45 años más tarde, la organización trágica (humana y políticamente hablando) llamada Montoneros. Quizás, en realidad y pensándolo bien, ya no importe.
16 Oct | 05:33
Che Horacio...por lo que se lee...vos sos un tipazo, ¿no?. Todo aquel que no usa botas ni hace la venia para vos no va...
13 Oct | 07:50
Horacio | Mail
Es increible como dejaron viva a esta PUTA TERRORISTA hiena putrida. Los milicos de mierda se la garcharon todos y los terroristas tambien. Un verdadero misterio que ambos grupos de hijos de re mil putas, dejaron viva a esta bolsa de mierda en total estado de putrefaccion. QUE NADIE LE DE BOLA A LA CENSURA TERRORISTA DE ESTA PUTA RATA DE LAS CLOACAS LLENAS DE MIERDA.
13 Oct | 07:33
Nombre opcional | Mail
no me explico porque la dejaron viva los que fueron traicionados por esta perra
13 Oct | 02:13
Hola! No es Defensoría del Pueblo sino Defensoría del Público. La Defensoría del Pueblo nacional está acéfala hace más de 10 años (de terror...). Abrazo y gracias!
13 Oct | 01:56
´Gustavo | Mail
la Lewin es Garganta Profunda, se las tragó casi todas las japis de la ESMA y ademas buchoneó y delató a sus ex compañeros. Y ahora este gobierno de soretes ladrones la tiene de vigilante fachista de los medios. Uno para el otro
Loading...
Su comentario fue enviado correctamente.
Su comentario NO fue enviado. Intente nuevamente.