Jueves 30.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de octubre de 2020 | Provincia

Entrevista REALPOLITIK.TEL

ARS: “Menem, Scioli y Kirchner pactaron que no hubiera nunca más industria naval en la Argentina”

El presidente del Foro Naval Hipólito Bouchard y Social 21, Martín Ayerbe, analizó la gestión de los gobiernos desde le década del 90’ con el Astillero Río Santiago, que derivó en el mal presente de la empresa. En esta línea, fue especialmente crítico con el ex gobernador: “El principal responsable es el keynesiano Scioli”, marcó.

HORACIO DELGUY

por:
Martín López Lastra

El presidente del Foro Naval Hipólito Bouchard y Social 21, Martín Ayerbe, dialogó con REALPOLITIK TELEVISIÓN (www.realpolitik.tel) sobre el presente del Astillero Río Santiago, los errores en la conducción y la deuda de dos barcos con Petróleos de Venezuela.

A continuación, lo más destacado de la entrevista.

RP.- ¿Qué sucedió con los barcos que debían entregarse a Venezuela?

Perder los plazos de entrega de un modo tan grosero con el mejor cliente que tuvo el Astillero en toda su historia es para preguntarse si las actuales conducciones de la provincia de Buenos Aires, del Astillero y gremiales están obrando bien. Es la primera vez en la historia que ocurre esto con alguien que ha pagado por adelantado los barcos.

Las demoras no se deben a problemas de tipo financiero o la obra, sino que Petróleos de Venezuela ha pagado más de 120 millones por dos barcos, que se contrataron en 112 millones, y no se le entregó ni siquiera el primero.

Cada buque se cotizó, en su momento en 2006, en 56 millones de dólares. Hay que actualizarlo por la inflación del dólar, a 5 por ciento anual, pero la actualización no llega a ser el pago que dieron por los trabajos.  

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, el keynesiano Scioli, desvió 23 millones de dólares a terminar obras del Estadio Único de La Plata, estadio que nadie usa ni quiere, pero para su campaña electoral no tuvo mejor idea de usar los pagos genuinos de Petróleos de Venezuela para terminar su obra. El fracaso es absoluto, el de la obra, de la campaña electoral y del estado en el que dejó el Astillero Río Santiago, del cual es el principal responsable.

María Eugenia Vidal se paró sobre la desactivación y la parálisis de la obra que produjo Scioli; y continuó la política de vaciamiento. Nos encontramos hoy que todavía no se han podido entregar los barcos.

Por eso avergüenza que, desde el Poder Ejecutivo, desde la Cancillería argentina, se ataque a Venezuela, cuando se banca todo, con tal de construir unidad y hermandad con la Argentina, incluso el maltrato.

RP.- ¿Cuál cree que fue el punto bisagra? ¿Alguien metió la uña en el medio?

Atrás los políticos profesionales, como Daniel Scioli, que arrancó como liberal en las listas de Menem y después hizo su cambio binorma a keynesiano detrás de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner; y ahora es embajador en la mesiánica Brasil de Bolsonaro, bajo el gobierno de Alberto Fernández de Kirchner.

Estos personajes, estos saltimbanquis de la política, tienen órdenes de la embajada norteamericana y las adelantadas diplomáticas del Pentágono y la Royal Navy. Fueron los ingleses con sus armas y los norteamericanos con su logística quienes derramaron sangre argentina en Malvinas, y los buques como el BDT Cabo San Antonio, bajo licencia de Astillero Filadelfia, y el buque destructor T42 Santísima Trinidad, bajo licencia de Astilleros Vickers de Inglaterra, están construidos bajo las normas más exigentes del mundo, las military de la OTAN. Argentina es capaz de traducir tecnología de Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia, Japón, lo que se proponga lo hace, y el Astillero está marcado a muerte, porque es el que permitió que Argentina recuperara la Malvinas en el 82'.

Ni para los militares del Pentágono los militares argentinos son confiables y el Astillero Río Santiago viene a ser el peor de todos, porque es el que tiene la mano de obra capaz de fabricar los buques para la defensa nacional en el Atlántico Sur. Lo que se pactó en la década del 90 con Menem, siendo Scioli parte de su gobierno, y los Kirchner también, es que no hubiera nunca más industria naval en la Argentina.

El Astillero está siempre en peligro, por algo desde hace 30 años está en proceso de privatización y dentro de la zona franca como extranjero en su propia tierra y nadie hace nada para sacarlo.

Esta no es una medida con la que Alberto Fernández de Kirchner, en este momento, o el gobernador Axel Kicillof, pudieran decir "no tenemos presupuesto porque vivimos en una pandemia"; al Astillero se lo saca del proceso de privatización y de la zona franca con un papel y un birome, con un decreto.

RP.- Usted también impulsa la iniciativa de crear dos puertos en el Estrecho de Magallanes, ¿es así?

Sí, es muy importante. Es una reivindicación histórica favorable a la isla más grande de la patria, que es la Tierra del Fuego, y que es el centro de la Argentina. Equidistante de la Quiaca y del Polo Sur en la Antártida, se encuentra nuestra isla mayor. El centro geográfico no es Buenos Aires, es la provincia de Tierra del Fuego, y para cruzar allí hay que hacerlo pasando por Chile, con dos fronteras, dos aduanas, dos carabineros, con una barcaza propulsada, que no es lo que la Argentina necesita.

Esto es una reivindicación para el pueblo trabajador, porque los ricos viajan en avión, no tienen mayores problemas ni tampoco les preocupa, pero el trabajador necesita un transporte naval para cruzar el Estrecho de Magallanes por aguas argentinas. Con Chile dependemos del buen o mal humor chileno de dejarnos cruzar, es muy violento lo que ocurre con los pobres.

Para ello, necesitamos crear un puerto en Cabo Vírgenes y en Cabo Espíritu Santo, que son la boca del Estrecho de Magallanes, la distancia más corta que nos une, con 42 kilómetros de navegación.

Hay una ley aprobada, que es la 26776, del 2013, promulgada por Cristina Fernández de Kirchner, y un fideicomiso, 1423 del 2015, del ex ministro de Economía, Axel Kicillof. Integra también el Presupuesto de la nación del 2016. Ese fideicomiso es de 100 millones de dólares. El Foro Naval Argentino, organización Libres del Pueblo, se presentó en el Astillero Río Santiago y por primera vez en la historia del país una empresa del Estado le cotiza a una organización Libres del Pueblo dos bienes de capital. Esto es hasta ridículo, ocurre porque nadie se calienta en defender lo nacional.

Si el actual gobernador de la provincia firmó el fideicomiso cuando era ministro de Economía, hoy debe ir a buscarlo. No se entiende, cuando tiene la posición de ventaja, porque ahora es el beneficiario, tiene que ir para el Astillero Río Santiago y la construcción de los barcos. No sé qué están esperando.

Mientras los tímidos no se animan a buscar el fideicomiso, los halcones norteamericanos del Frente Renovador ya tienen ofertas extranjeras.

RP.- ¿Cómo es la postura de integrantes del Frente Renovador?

Hay que defender la construcción nacional de los barcos porque el ministro de Transporte, Meoni, del Frente Renovador, está buscando en el Commonwealth británico importar chatarra naval extranjera, de nuestros enemigos. No son los barcos que necesitamos, son barcos que nos van a enchufar los ingleses, pero no de acuerdo a nuestra necesidad y diseño. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

(*) Mirá REALPOLITIK TELVISIÓN en www.realpolitik.tel


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!