Miércoles 14.04.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
10 de noviembre de 2020 | Nacionales

Como bocina de avión

Las exigencias de Scioli como embajador en Brasil: Bife de chorizo argentino y una secadora de ropa

Alejado del protagonismo de la vida política argentina y luego de viajar al país para reunirse con Aníbal Fernández a dialogar sobre la vacuna rusa, el ex gobernador transita sus días como diplomático entre gustos exóticos y actividades intrascendentes.

El ex gobernador de la provincia de Buenos Aires y actual embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, pareciera tener demasiado tiempo entre manos. A modo de ejemplo, una de sus últimas actividades políticas fue reunirse con Aníbal Fernández para mantener una charla sobre la vacuna rusa Sputnik, que el gobierno actualmente negocia con Rusia con el objetivo de traerla al país y terminar con el flagelo del coronavirus.

Su actividad fluctúa entre el ostracismo y la campaña propia. Durante las últimas visitas diplomáticas que recibió en la embajada argentina en Brasil, Scioli decidió dejar de entregar –como es costumbre –obsequios que simbolicen la identidad argentina y simplemente regalar “La gran Argentina”, su autobiografía. Confundidos, los visitantes no logran discernir si se trata de un problema presupuestario o un tímido intento de posicionarse políticamente de cara al 2021.

Inmerso en comportamientos erráticos, el embajador Scioli decidió darse algunos gustos, que sumó a la lista de licitaciones de la embajada de Argentina en Brasil.

Uno de los primeros pedidos fue el de carne argentina. Unos 47 kilos de bife de chorizo, 14 kilos de ojo de bife y 13 kilos de tapa de cuadril “deluxe” que ya fueron despachados para delicia de su paladar. Por una cuestión de practicidad, agregó a la lista una secadora de ropas con capacidad de 11 kilos y varios programas de secado.

Un capítulo más, casi una fotografía, de la insólita vida de Daniel Scioli como embajador de la República Federativa de Brasil, alejado del ajetreo de la vida diaria de la política argentina, enviado al afectivo destierro de los desayunos con cansinos diplomáticos, la comida "deluxe" y la constante preocupación por conocer el programa de secado adecuado en su nuevo secarropas. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS